Él la ciega con ácido, ella lo perdona y le da el sí en el altar

Él la ciega con ácido, ella lo perdona y le da el sí en el altar

18 de enero del 2017

“El amor es ciego”, dicen por ahí y en este caso aplica casi que literalmente. ¿Usted perdonaría a la persona que la deja ciega para luego casarse con ella y vivir felices juntos para siempre? Seguramente no, pero esta historia lo sorprenderá.

Corre la década de 1950, Linda Riss era una hermosa mujer de 20 años y Burt Pugach, un exitoso abogado once años mayor que ella. Se conocieron en un parque de Nueva York y la atracción no pudo ser más inmediata. Empezaron a salir y al poco tiempo se sentían profundamente enamorados. Ella pensaba que había encontrado a su príncipe azul, con quien comer en los mejores restaurantes y recorrer el mundo cuando quisiese.

Lea también: Estas han sido las relaciones más polémicas de la farándula colombiana

Sin embargo, no todo es color de rosa y Burt guardaba un gran secreto, estaba casado. Linda decide abandonarlo, pero para él las cosas no terminan ahí, por ella no solo sentía amor, sino una obsesión fatal. Y su corazón empezó a destruirse por la ausencia de su amada novia. Tiempo después Burt se entera que ella ha encontrado un nuevo y amor e incluso se comprometió con él.

Y como en tantas otra historias, cabe recordar la famosa frase ‘si no eres para mí, no no eres para nadie’. Burt contrata a una par de personas con la intención, según él, de darle un buen susto a Linda para que regrese con él.

En una tarde tranquila, como todas las de Linda, tocan a la puerta, fue cuestión de segundos para que dos hombres le lanzaran ácido a su rostro dejándola completamente ciega.

Solo había un sospechoso y ese era Burt Pugach. Luego de un mediático proceso, debido a la posición social del exitoso abogado, es condenado a 30 años de cárcel.

Luego de pagar catorce años de condena, Burt sale en libertad por su buena conducta. Los medios lo esperaban ansiosos en la puerta del reclusorio y él solo tuvo dos cosas para decir frente a las cámaras: En primer lugar, pedirle perdón a Linda por lo que había hecho y en segundo, proponerle matrimonio.

Linda, pendiente del noticiero no sabe cómo sentirse con la noticia de la reciente liberación de su expareja y atacante. Durante los 14 años que Burt estuvo en prisión, Linda no salió con casi nadie, ningún hombre logró lidiar con su ceguera y desfiguración.

Además: Majida Issa habla a ‘calzón quitao’ de sus fallidos romances

La propuesta de matrimonio mediática que le Hizo Burt le quedó sonando en su cabeza, y ella se lo comenta a su compañera de apartamento, quien la considera completamente loca por el hecho de pensar en un reencuentro con su agresor. Linda no atiene a críticas, organiza una fiesta y agrega a la lista de invitados a su expareja.

La apasionada obsesión de Burt sigue en pie y Linda no puede evitar sentirse atraída nuevamente hacia su verdugo.

La noticia de su compromiso paraliza al país. Ambos son considerados como un par de locos que no tienen la más mínima conciencia de lo que hacen. Pese a todas las conjeturas negativas que se hacían respecto de su relación, Linda y Burt vivieron felizmente casados por cuarenta años hasta que la muerte natural de Linda los separó.

Su historia traspasó fronteras y Hollywood se obsesionó con el argumento hasta el punto de producir un documental que obtuvo un gran éxito llamado ‘Crazy love’.

De este modo esta historia llega a su fin y ustedes dirán si esto es un ‘loco amor’ o solo locura o solo amor.