Un ilusionista colombiano es el innovador del año

Un ilusionista colombiano es el innovador del año

25 de marzo del 2014

De niño, Daniel Cuartas quiso ser astronauta, inventor o detective. Le gustaba escribir, crear sus propios juegos y escuchar música. Pero su gran talento era desarmar cada cosa de su casa y descubrir su funcionamiento. Así nació su habilidad para hacer realidades sus ideas.

Cuartas, de 27 años, estudiante de ingeniería mecatrónica en la Escuela de Ingeniería de Antioquia e ilusionista profesional, fue elegido como el innovador del año por la revista MIT Technology Review. Su creación: un seguidor de pupila que ayuda a personas con discapacidad a controlar su entorno.

Luego de vivir en Colombia y Brasil, Daniel conoció a fondo la necesidad de los discapacitados y cambió su pensamiento acerca de las necesidades de estas personas. Así nació la idea de diseñar un lector de pupila para quienes carecen de movilidad. Otra motivación fue la condición de su abuela, quien comenzó a sufrir de semi-parálisis.

Cuartas quiso buscar qué tipo de soluciones existían para mejorar la calidad de vida de su abuela. Le llamaron la atención los controles de ambiente que permiten tener acceso a funciones del hogar como prender el televisor, cambiar la posición de tu cama y llamar por teléfono. “Pero su costo era absurdo así que busqué alternativas. Comprar uno de esos era posible”, dice.

Daniel Cuartas, Ilusionista, Kienyke

Esta limitación económica dio como resultado el diseño del dispositivo ECU (Environmental Control Unit/ Unidad de Control Ambiental). Para su creación, Daniel se apoyó en un modelo llamado Open Source, un desarrollo de un colectivo mundial interesado en un seguidor de pupila de bajo costo.

“Tomé este dispositivo para dibujar, mejoré su desempeño, precisión y rediseñé varias de sus partes. Además, rebajé su costo a menos de la mitad. No fue necesario reinventar la rueda. Construí sobre lo que alguien quiso compartir con la humanidad. Por eso pude encontrar una solución. En menos de seis meses obtuve un primer prototipo. El objetivo de mi proyecto es que sea libre para quien quiera usarlo, mejorarlo o construir sobre él, y a su vez liberarlo al mundo”, asegura.

El seguidor de pupila creado por Daniel podría ser usado por personas que padecen de Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA), enfermedad que afecta el movimiento de los músculos. Sus síntomas son la pérdida de la fuerza muscular y la coordinación. Esto dificulta la realización de actividades como subir escalas, bajarse de una silla, comer y en ocasiones afecta los músculos involucrados en la respiración. También podría ser útil para quienes sufren de semi-parálisis,  parálisis parcial y en personas, con sus dos brazos en perfecto funcionamiento, hacer las veces de un “tercer brazo”.

Sobre la comercialización del lector de pupila, cuenta que está ultimando detalles para la publicación del dispositivo, que al ser Open-Source, puede ser descargado y construido por cualquier persona, siempre y cuando tenga las bases de electrónica y manejo de computadores requeridos. Adicionalmente, los usuarios pueden colaborar creando nuevos módulos y ajustarlo a sus propias necesidades. Pronto estará disponible en su página web www.danielcuartas.com.

Ganarse el premio como innovador del año de MIT Technology Review le produjo una gran satisfacción personal. “Se evidencia que el país está en los ojos de grandes instituciones. Tenemos una responsabilidad enorme porque se nos acabaron las disculpas para crear cosas nuevas y mejorar las existentes. Esas barreras que nos autoimponíamos por falta de capital y apoyo, ahora son temas que no aplican. Además, para mí fue un gran salto a algo que quiero lograr, una red de personas que aporten a la humanidad con sus proyectos, crear ese colectivo de ingenieros al servicio de la humanidad está cada vez más cerca”.

Daniel Cuartas, Kienyke

Daniel, amante de los cubos Rubik y el LEGO, terminará su carrera universitaria y planea continuar con otros proyectos relacionados con la discapacidad de las personas. “El apoyo a la discapacidad es un tema inherente a mi trabajo en ingeniería, adicional a él, encuentro la sinergia entre arte y mecatrónica algo sumamente poderoso y bello”.

Cuartas también ha diseñado dispositivos para estudio de músculos artificiales en prótesis, robots con estudios de biomecánica con la ayuda del holandés Theo Jansen, controles de interacción por gestos para controlarlos; y aplicaciones y dispositivos controlados por ondas cerebrales. Tiene otros talentos como guitarrista, cinturón Negro de Taekwondo STF, exintegrante del equipo de competición ATA y campeón Local y Estatal en Sao Paulo en 2003. Campeón Nacional brasilero en 2004.

El talento de Daniel también es resultado de su relación con el arte. Es ilusionista desde hace 13 años. Así aprendió la perfección absoluta. “Si te equivocas en un show es el fin de tu carrera. Por eso, es necesaria una gran disciplina y un pensamiento siempre ‘fuera de la caja’: buscar un imposible y hacerlo realidad”. Admite que se necesita un gran conocimiento de la física, química, del cuerpo humano y requiere entrenamientos de psicología,  relacionamiento y manejo social. “Tuve un equilibrio desde pequeño: por parte de mi papá la ingeniería y por mi mamá la creatividad y el arte”, dice.