La zurda del ping-pong

La zurda del ping-pong

1 de agosto del 2012

Natalia Partika es zurda por obligación. Su brazo derecho culmina en muñón sin dedos. Nació con la extremidad incompleta pero, según ella, la mano no le hace falta porque lo que nunca se ha tenido no se extraña.

En la mesa de ping-pong es una competidora más entre los 172 tenistas de mesas que se disputan las medallas olímpicas. Partyka no se considera especial. No quiere que la traten con consideración, ¿por qué habrían de hacerlo? No tiene la mano derecha pero juega con la izquierda con la misma destreza de los mejores del mundo.

Por la ausencia de la mano, cuando tiene que hacer el primer lance, sostiene el ping-pong entre el brazo y el antebrazo y luego lo suelta para golpear la pelota y lanzarla al otro lado de la mesa. Luego la pelota va de un lado a otro lado haciendo un sonido uniforme.

Natalia Portika
Natalia Partika es zurda ya que nunca se le formó su mano derecha.

Nació en Polonia hace 23 años. A los 7 años ya jugaba tenis de mesa y le ganaba a su hermana mayor. Cuando cumplió los 11 años representó a su país en los Juegos Paralímpicos en Sidney, competiciones para deportistas que tienen alguna limitación física. Cuatro años después obtuvo su primera medalla de oro en los paralímpicos de Atenas, y luego ganó otra presea dorada en Pekín. En estas últimas olimpiadas también representó a su país en los olímpicos.

Al principio las contrincantes se desconcentran en la mano ausente y pierden algunos puntos. “no puedes dejar que te distraiga”, afirmó la jugadora alemana Kristin Silbereisen. Partika actualmente ocupa el puesto 86 en el escalafón mundial liderado por la china Zhang Yining.

Natalia Portika
Juega desde los 7 años y a los 11 ya estaba en los Paralímpicos de Sidney.

En los Juegos Olímpicos de Londres compitió por primera vez individualmente junto a deportistas que no tienen ninguna limitación. Aunque no logró ganar el partido del domingo contra la holandesa Jie Li, sorprendió a los asistentes. Ella dice que para ganar solo necesita más entrenamiento, físicamente tiene todo para lograrlo.