Uribe y Moreno, vecinos  a 800 metros de distancia

Uribe y Moreno, vecinos a 800 metros de distancia

2 de agosto del 2011

El Centro de Estudios Superiores de la Policía (Cespo) es un gran complejo situado en la calle 138 con avenida Boyacá, en el norte de Bogotá. Allí funciona la Escuela de Carabineros, el Colegio de la Policía, el centro Social de Oficiales y la Dirección de Inteligencia de esa institución. Son instalaciones cómodas con un campo de golf de nueve hoyos, diez canchas de tenis, dos de fútbol, una piscina y un jardín de salto equino. Por lo general, estos espacios son utilizados por altos oficiales de la Policía. En medio de ese inmenso campo verde, se halla el lugar donde se encuentra recluido desde el sábado pasado el ex secretario de la Casa de Nariño Bernardo Moreno.

En la habitación donde Moreno pasará la mayoría de su tiempo, muy cerca del casino de oficiales, hay un pequeño televisor, una cama de un metro con 20 cms y una ducha. La ropa de cama será proporcionada por la Policía. Hasta ahora, no tiene autorización de tener computador y mucho menos teléfono celular.

Moreno puede moverse poco. Es vecino del expresidente Uribe, cuya casa está a 800 metros de distancia. Moreno, sin embargo, no puede visitarlo, entre otras cosas porque tiene prohibido desplazarse a más de 200 metros de distancia de la puerta de su casa. Tampoco podrá visitar el Club de Oficiales, que queda a otros 1.200 metros.

Su área de movilidad se circunscribe al oratorio, al Centro de Estudios Superiores, las oficinas de la Escuela de Carabineros, la cancha de Basquetbol y el Casino, donde podría comer. Pero Moreno renunció a este servicio porque contratará a una persona que todos los días le lleve su alimentación. También se negó a recibir atención médica porque utilizará su sistema de régimen contributivo.

“Cuando Moreno se mueva en la zona, deberá estar siempre acompañado de un uniformado de la Policía. Si viola las normas, será enviado a un centro de reclusión regular”, aseguró un alto funcionario del Inpec.

Sus visitas, limitadas a treinta personas y autorizadas por él, también serán supervisadas. Podrá, eso sí, cambiar los nombres cada mes. El horario es de de 8:00 a.m. a 4:00 p.m de lunes a viernes. La seguridad y el cumplimiento de las normas penitenciarias quedarán a cargo del coronel Nelson Ramírez Suárez, director del Centro de Estudios Superiores, quien fue encargado de la custodia de Moreno.

El director del Inpec, general Adolfo Ricaurte, ha dicho que las condiciones especiales de Moreno, bien distintas a las de los  95.184 internos que hay en las 144 cárceles, se deben a sus problemas de seguridad.

Lea también: La reunión que envió a la cárcel a Bernardo Moreno