Valerie recuperó su sonrisa

8 de octubre del 2012

Después de dos años y medio de un tormentoso proceso judicial, la actriz, que terminó enredada en el caso de AIS, fue absuelta de los cargos de peculado y falsedad en documento público por el juez Jesús Ignacio Martínez.

Valerie Domínguez

La sala de audiencias 2B del complejo judicial de Paloquemao estaba repleta. En medio se hallaba Valerie Domínguez, acusada de peculado y falsedad en documento público. La actriz había llegado el domingo anterior de México, donde trabaja actualmente. Llegó para escuchar el sentido del fallo del juez 38, Jesús Ignacio Martínez. El funcionario judicial, después de hacer un recuento del proceso, concluyó que Valerie era inocente de los cargos. Hubo aplausos en la sala.

En 2005 la barranquillera Valerie Domínguez comenzó su carrera hacia el éxito. Ese año fue coronada Reina Nacional de la belleza y quedó entre las diez finalistas de Miss Universo. Desde entonces a Valerie, prima de la cantante Shakira, todas las puertas se le abrieron.

Su segundo paso fue participar en un reality conocido como El Factor X, donde sobresalió como cantante. Pero lo que más le llamaba la atención era actuar. La oportunidad le llegó en la serie El último matrimonio feliz, donde tuvo la oportunidad de aprender de actores consagrados como Alejandra Borrero y Jorge Cao. En la serie, hizo el papel de una mujer maltratada por su esposo y recibió buenas críticas.

Luego fue escogida para protagonizar la exitosa serie Los hombres las prefieren brutas, que transmitía el canal Sony para toda Latinoamérica. Ahora tiene varios contratos de actuación en México.

Juan Manuel Dávila Fernández y Valerie Domínguez
Durante el proceso, Valerie Domínguez y Juan Manuel Dávila revelaron detalles de su intimidad.

Pero en medio del trajín de las cámaras y el modelaje tuvo que someterse al escarnio público por cuenta de las irregularidades en la obtención de subsidios del programa Agro Ingreso Seguro del Ministerio de Agricultura. En 2008 su novio, Juan Manuel Dávila, descendiente de una poderosa familia de Santa Marta, la convenció de que una de las fincas de su papá (Campo Grande) necesitaba recursos para producir palma de aceite. Con ese argumento, Valerie realizó todo el trámite para obtener un subsidio por 306 millones de pesos.

En septiembre de 2009 se conoció que el asunto no era tan legal como parecía. Fue entonces cuando Valerie cayó en desgracia. Juan Manuel y su papá fraccionaron una finca en cinco y con ello obtuvieron más subsidios del Estado. Las luces de las cámaras se posaron de nuevo sobre la exreina, pero esta vez para preguntarle por el subsidio que estaba destinado para pequeños empresarios del agro.

Mientras tanto, su novio y su familia ya disfrutaban de los otros subsidios que recibieron para el mismo fin cuyo monto era de 2 mil  millones de pesos. Paralelamente al escándalo, comenzó la investigación de la Fiscalía. Juan Manuel y su familia prefirieron negociar con el fiscal a cambio de no pisar un día de cárcel, devolver el dinero, y convertirse en los testigos de cargo contra Valerie y contra el ex ministro Andrés Felipe Arias, quien se encuentra detenido en una guarnición militar en Bogotá.

Juez Jesús Ignacio Martínez
El juez Jesús Ignacio Martínez consideró que Valerie era inocente y que fue su exnovio quien la involucró en las irregularidades de AIS.

Valerie, por su parte, escogió otro camino y se sometió a un juicio para demostrar que su novio la había engañado para obtener el subsidio.

Con ese argumento fue al estrado. Durante la etapa de juicio el país vivió una novela en la que se mezclaban verdades con mentiras, reproches y la violación flagrante de la intimidad. Valerie y su abogado, Yesid Reyes, hicieron públicos correos electrónicos de la pareja con los que quisieron probar que había violencia de pareja. En el juicio también se ventilaron detalles íntimos que demostraron que Juan Manual, antes y después de conocerse el escándalo de AIS, era un celotípico.

En uno de los tantos correos, Valerie le decía: “No fuiste capaz de declarar la única verdad. Ojalá duermas en paz tú y tu familia con todo lo que me han hecho a mí y mi familia. Qué pesar que nunca dijiste las cosas como realmente sucedieron y siempre me engañaste. Te tiraste mi carrera por la que siempre he luchado. Eres una rata mentirosa y asquerosa”.

Juan Manuel respondió. Dijo ante el juez que Valerie era consciente de que estaba firmando la documentación para obtener el millonario recurso del Estado. En ese tira y afloje se conocieron episodios de violencia, como aquel de enero de 2009 durante un viaje de la pareja a Baqueira, en Valle de Arán, Cataluña (España), donde Juan Manuel presuntamente golpeó a Valerie en la cabeza.

Juan Manuel volvió a contraatacar y, en una corta declaración a Kien&Ke, dijo que nunca golpeó a Valerie y que, por el contrario, tuvo que aguantar los malos ratos porque la exreina tenía una fuerte personalidad y había llegado a agredirlo. Verdad o mentira, esos argumentos fueron expuestos ante el país que veía cómo una situación irregular como la de Agro Ingreso quedaba envuelta en el torbellino de la intimidad de una pareja que ahora se odia.

Pero el juez 38 de conocimiento Jesús Ignacio Martínez, el mismo que condenó a los primos Miguel, Manuel y Guido Nule por los contratos irregulares en Bogotá, optó por declarar inocente a la ex reina, que ahora podrá seguir adelante su camino en la actuación y dejar atrás un triste episodio donde tuvo que exponer al público su intimidad.

Lea también

La jugada que le falló al ex novio de Valerie

La paliza que Valerie recibió de su novio contada por ella

“Me envolviste de la manera más asquerosa”: Valerie Domínguez

¿A quién escondía el novio de Valerie Domínguez?

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO