El vecino judío del que Hitler nunca se enteró

El vecino judío del que Hitler nunca se enteró

26 de Junio del 2016

En un libro llamado ‘I was Hitler’s Neighbor’ (‘Yo fui el vecino de Hitler’),  Edgar Feuchtwanger comparte sus memorias sobre su experiencia como vecino del Führer y familiar de su “enemigo personal”.

En una entrevista con CNN, Edgar Feuchtwanger comenta que “sabía demasiado bien, aun cuando tenía ocho años… que sería una muy mala situación para nosotros”.

Lea también: Hitler tenía un micropene

El conocido historiador y sobreviviente del Holocausto, Edgar Feuchtwanger, vio por primera vez a Hitler en el año 1932, un año antes de que fuera nombrado canciller alemán. “Mi niñera me llevaba a dar un paseo. Pasé por su puerta principal justo al tiempo en que salía. Me miró y yo lo miré, y lo hizo de manera benévola…Había algunas personas en la calle que inmediatamente gritaron ‘Heil Hitler, Si hubiera sabido quién era yo , no estaría aquí contando la historia”.

Además: Historiadores aseguran que Hitler estuvo en Bogotá

Por supuesto, de haber sabido Hitler que al lado de su casa vivía una familia de judíos, no hubiera saludado de manera tan amable al pequeño Edgar, y más si se hubiera enterado también de que el niño era el sobrino de Lion Feuchtwanger, un novelista reconocido que expuso en sus libros  las políticas racistas nazis.  El escritor fue proclamado por el dictador como su “enemigo personal”.

En la escuela, el pequeño Edgar como judío no tenía que inscribirse en las Juventudes Hitlerianas, pero sí tuvo que aguantar la educación nazi. Aún conserva algunos de sus cuadernos de aquella época con dibujos de la cruz esvástica.

Recuerda también que durante La Noche de los Cristales Rotos (9 de noviembre de 1939), el padre de Edgar, un editor prominente fue llevado al primer campo de concentración en Dachau. Las autoridades confiscaron gran parte de la extensa colección de libros de la familia. Luego de seis semanas lo liberaron y la familia decidió partir hacia el  Reino Unido, donde empezaron una nueva vida y lograron sobrevivir al holocausto nazi.

En Inglaterra, Edgar que ahora tiene 91 años se convirtió en un respetado profesor de historia.  “Después de todo, cosas como Auschwitz todavía no existían. Uno no anticipaba que alcanzaría ese extremo”, rememoró.

Según reseña el diario judío de México, “Antes de que el pequeño Edgar Feuchtwanger escribiera su autobiografía,  I was Hitler’s Neighbor (Yo fui el vecino de Hitler), y se convirtiera en el prestigiado escritor que ahora es, tuvo que soportar la instrucción ideológica de la Alemania nazi. Incluso en la escuela Edgar tuvo que escuchar todos los comentarios antisemitas que sus profesores hacían y aprender toda la propaganda impuesta de la currícula educativa”.