“Veo a algunos concejales en la cárcel”

“Veo a algunos concejales en la cárcel”

8 de febrero del 2012

En entrevista con el periodista de Todelar Édgar Artunduaga, la fiscal Vivianne Morales deja claro que las investigaciones sobre presuntas irregularidades en la alcaldía de Samuel Moreno superan el tema del cartel de la contratación. Tocan el sector de salud, los hospitales y nuevas obras que van más allá del tema de la calle 26. Más de un concejal podría terminar enredado penalmente. La fiscal habló del recién detenido Giorgio Sale y de los ataques que ha recibido como injustos.

En el tema del carrusel de la contratación en Bogotá, los casos de Samuel Moreno, Iván Moreno, concejales y contratistas…La señora Morales formuló estos comentarios…

Vendrán próximamente nuevas imputaciones en el caso del carrusel de la contratación de Bogotá y seguimos adelante sobre las investigaciones a concejales. Ya en el mes de diciembre se terminó de escuchar a los 17 concejales en interrogatorio. Vamos a nombrar más fiscales porque cada vez que abrimos una puertita, una ventana, vemos que el paisaje se crece, entonces vamos a avanzar poniendo más fiscales investigando particularmente en este tema.

¿El roto de la corrupción era mayor?

Lo que pasa es que el paisaje es muy grande.

¿Qué es el paisaje?

El tema de salud, de hospitales, de vías. Es mucho más grande que solamente el tema por el cual inicialmente se abrió, es decir la 26 y la malla vial.

¿Van a agilizar la investigación y las decisiones sobre los concejales involucrados?

Tenemos que nombrar nuevos fiscales, porque no es suficiente. El equipo actualmente sólo tenía 4 fiscales pero el tema viene creciendo tanto que es necesario poner más personas en ese equipo. Cada día, con mayor información, ha ido creciendo la posibilidad de nuevos indiciados.

Pobres concejales. ¿Cierto?

Pobre ciudadanía con tanta corrupción que deslegitima las instituciones.

¿Es posible que vayan a parar a la cárcel algunos concejales?

Es posible que en las investigaciones avancemos en ese sentido.

¿Usted siente que eso puede pasar?

Sí. Porque evidentemente esto no se abrió por un capricho ni por entorpecer las anteriores elecciones, como se dijo en su momento. De lo que estamos viendo, creemos que vamos por un buen camino para descubrir más temas, más verdades sobre la corrupción en Bogotá. Y efectivamente veo a algunos concejales en la cárcel.

Seguramente muchos concejales no van a dormir tranquilos. ¿Usted duerme tranquila?

Sí. Gracias a Dios. Además llego a casa demasiado cansada. Me quedo profunda a los cinco minutos.

¿Desde el punto de vista de la Fiscalía, qué significa y cómo se dimensiona la colaboración venezolana, a propósito de la captura de alias ‘Martín Llanos’?

Trabajamos conjuntamente con Venezuela, la policía colombiana, con órdenes de la Fiscalía. Es claro que el señor Llanos tiene una condena por cumplir. Está llamado también por el asesinato de un sindicalista, pero de Justicia y Paz hay más de 50 compulsas por toda clase de delitos. Será muy importante su presencia para esclarecer varios hechos y esperamos que empiece a colaborar con ese otro capítulo de la guerra en Colombia, que fue el capítulo marcado por los “buitragueños” y las autodefensas campesinas del Casanare.

¿Llevaba más de un año ‘Martín Llanos’ en Venezuela?

Sí, señor. Parece que llevaba más tiempo.

¿Lo cual confirma la presunción de que hay muchos delincuentes colombianos residiendo en el vecino país?

Yo no puedo hacer esas aseveraciones, esos son temas delicados. Lo que sí es importante es que de un año para acá han mejorado enormemente los canales de cooperación judicial y de policía con Venezuela.

¿Cuál es la situación de Giorgio Sale, capturado en estos días?

Está detenido por lavado de activos. Ayer comenzó la indagatoria, que tuvo que ser suspendida por problemas de salud del señor Sale. Fue trasladado a una clínica, que le dio de alta a las 6 de la tarde. La fiscal del caso tendrá que reiniciar el tema de la indagatoria, porque tienen que definirle su situación jurídica en cinco días.

¿Qué relación tenía Sale con Salvatore Mancurso?

Precisamente en esta investigación por lavado de activos hay relación con operaciones que adelantó el señor Salvatore Mancuso y que ya están vertidas dentro de este proceso, bien esclarecidas en el proceso.

Pero habrá otros temas en los cuales distintos fiscales están interesados en escuchar al señor Giorgio Sale. Por ejemplo algunas relaciones con personas de las Altas Cortes que se han mencionado y –otro caso- sobre violación de comunicaciones. También sobre el asunto de las interceptaciones.

Algunos muy sugestivamente dicen que con el señor Sale en sus manos la Fiscal está poniendo a temblar a unos cuantos magistrados…

No. La única misión que tenemos es esclarecer la comisión de delitos y en eso estamos trabajando. De ninguna manera pretendemos infundir temores o mucho menos adelantar persecuciones. Buscamos esclarecer la verdad de los delitos, sin importar quién los haya cometido.

Además la Fiscalía no tiene competencia para investigar a los magistrados de las Altas Cortes, acuérdese que ellos tienen fuero y es la Comisión de Acusación de la Cámara la que debe adelantar esas investigaciones.

Si el señor Sale compromete a algún magistrado, no es su culpa….

No es asunto de mi competencia.

¿Qué piensa usted de quienes le suponen o le atribuyen ingeniosas jugadas de ajedrez jurídico?

Creo que tienen una impresión muy diferente de lo que es realmente la Fiscal. Yo trabajo de una manera ordenada, con los mecanismos legales. También encuentro la mano de Dios ayudándonos a esclarecer las verdades, porque a veces hasta nosotros nos sorprendemos de ciertas cosas que no han sido buscadas intencionalmente y se nos dan.

Por ejemplo…

No. Con eso es suficiente.

¿Siente usted que hay personas, personajes, interesados en tumbarla por una cosa u otra, por encontrarle esto o aquello?

El trabajo del Fiscal General y el de todos los fiscales no es fácil, porque uno enfrenta a los delincuentes. Muchas fuerzas quieren debilitar a la Fiscalía, debilitar el prestigio de la institución, atacarme.

Infortunadamente se han prestado, no sé hasta qué punto con buenas o malas intenciones, algunas voces desde el periodismo que no facilitan el trabajo de la Fiscalía, porque lo que buscan es debilitar una institución que en este momento está dando muy importantes resultados a la ciudadanía.

¿Usted se siente perseguida por algunos sectores periodísticos?

Me siento injustamente atacada. Siento que sí ha habido un ataque injusto, inmerecido, me gustaría que –en cambio- hicieran un balance con cifras, resultados. Que me ataquen si lo tienen por el trabajo de la Fiscalía, pero no con suspicacias, sospechas, cosas que francamente no son de un país serio. El chisme sólo produce tristeza. Así los ataques son inmerecidos.

Curiosamente más la atacan desde el sector femenino….

Infortunadamente ha sido así. La Red Nacional de Mujeres me dirigió una bellísima comunicación, haciendo notar cómo muchas de estas críticas se pueden enmarcar todavía en nuestra cultura machista. Muchos adjetivos, muchas formas de ver la actuación y de criticarla, vienen desde un paradigma machista.

Cuando usted llama a María Isabel Rueda a una declaración, alguien o ella misma sale a decir “es en venganza por mis críticas a la Fiscal”…

Nada más lejano a la realidad. La investigación sobre el tema del Almirante Arango obedece a una compulsa de copias que se hizo aproximadamente hace año y medio o dos años, por parte de la Corte Suprema de Justicia. La Fiscalía sí tiene a veces unos ritmos lentos en la investigación, pero el 20 de octubre del año pasado, el fiscal del caso que no soy yo –en la Fiscalía hay más de 4.500 fiscales- tomó la decisión de que hablamos.

Imagínese si yo supiera lo que está haciendo cada fiscal, eso es imposible, y de esto me entero después de que sale la citación a la periodista Rueda. No se le investiga a ella, se la cita como testigo.