La colombiana que captó la atención de Harvard y la Nasa

2 de junio del 2018

La investigación nació como tesis de trabajo de grado.

La colombiana que captó la atención de Harvard y la Nasa

Muy pocos profesores de educación superior en Colombia se han dado el lujo de que sus investigaciones académicas y científicas sean publicadas por instituciones de talla mundial como la Universidad de Harvard, considerada una de las más prestigiosas del planeta o la Agencia Estadounidense del Espacio y la Aeronáutica (Nasa).

Viancy Isaza Zapata, una joven docente de la institución universitaria Pascual Bravo, de Medellín, con apenas 23 años de edad, logró tal proeza, y no es para menos, gracias a un novedoso desarrollo de una investigación sobre un material útil para almacenar energía y todo con elementos no contaminantes, lo que cautivó a los científicos de estas dos instituciones.

Isaza Zapata vive en el barrio Doce de octubre, comuna 6, al noroccidente de Medellín, y estudió Ingeniería Mecánica en la misma institución en la que actualmente labora gracias a recursos del presupuesto participativo.

KienyKe.com habló con la investigadora, quien explicó que la publicación que fue divulgada por la Nasa y la Universidad de Harvard, nació como su tesis de pregrado, hace unos años atrás, en el Pascual Bravo.

“Todo comienza con el desarrollo de la tesis de pregrado. Algunos profesores de la Institución me proponen trabajar un nuevo material, me dieron el ánimo para hacerlo y no tener miedo de enfrentarme a una nueva temática”, contó.

Para Isaza la importancia de este nuevo material radica en que se abre una nueva ventana para ir reemplazando esos elementos de almacenamiento de energía que tienen los dispositivos electrónicos, los cuales en su gran mayoría están hechos a base de plomo, lo que se constituye en un riesgo para el medio ambiente, ya que son altamente contaminantes y cuanto termina su vida útil, en ciertas ocasiones no se les da un almacenamiento adecuado.

“Para poder desarrollar ese elemento fue necesario hacer distintas pruebas y ensayos, todo eso con el apoyo de los diferentes laboratorios con los que cuenta el Pascual Bravo”, señaló Isaza Zapata.

Según esta joven investigadora, lo que llamó la atención de su descubrimiento en el mundo académico es la respuesta ferroeléctrica del material investigado: una cerámica conocida en el mundo científico como niobato de sodio – litio, que podría ser aplicado en el desarrollo de pequeñas partes electrónicas en dispositivos tecnológicos.

“El dispositivo almacena por un tiempo la energía y funciona como un capacitor, que es ese elemento esencial es los circuitos electrónicos, pero con una gran ventaja y es que es mucho más pequeño”, indicó Isaza.

Una investigación de Colombia para el mundo

Inicialmente, los avances de este trabajo investigativo fueron difundidos el año pasado por el Instituto de Física de Londres, lo que de cierto modo da cuenta del interés del mundo científico por la utilidad del estudio realizado en Medellín y desde ese momento los ojos de los científicos a nivel internacional han estado puestos en su investigación, por eso contó que hacer visible su trabajo es, además, resaltar la labor de investigadores de Colombia.

Uno de los grandes retos que se tiene en la actualidad en cuanto a los adelantos tecnológicos, es la gran cantidad de elementos de los que están compuestos, es por eso cambiar o reemplazarlos por otros que que no generen impactos negativos a los ecosistemas es una de las tareas que debe afrontar la comunidad científica.

Por ahora la investigadora espera que el material pueda ser más desarrollado y que sea aprovechado para su utilización en la alta tecnología. Espera que con el paso del tiempo, su investigación contribuya a que la humanidad conozca dispositivos electrónicos más pequeños que los que se encuentran actualmente en el mercado y, de esta manera, mejorar procesos tecnológicos.

Ella quiere ser un referente para que los jóvenes de Colombia se atrevan a incursionar en el campo de la investigación y demostrarle al mundo que en en el país se cuenta con el conocimiento necesario para producir tecnología a la altura de los avances científicos de las naciones más desarrolladas.

Actualmente, la docente adelanta estudios de maestría en Gestión Energética en el Instituto Tecnológico Metropolitano (ITM) y quiere que su próxima investigación gire en torno a la creación de otro material para almacenar, pero esta vez información en memorias RAM.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO