Hombre discapacitado revela detalles de su sexualidad

10 de enero del 2015

Los esposos Mindie Kniss y Sean Stephenson hablan abiertamente del sexo.

Sean Stephenson

Foto: Barcroft Media

El matoneo en redes sociales los hizo hablar. Mindie Kniss y Sean Stephenson, esposos desde hace años y expertos en motivación, le contaron al mundo cómo era su vida sexual.

Él es un hombre que tiene 85 centímetros de estatura, en situación de discapacidad y que padece la enfermedad de los huesos de cristal. Ella, una mujer que asegura que su marido es una de las personas más sexuales que ha conocido en su vida.

Lea también: El drama de un hombre que tiene 100 orgasmos al día

“Solo porque él es discapacitado no significa que no tengamos una vida sexual increíble”, dijo Kniss al periódico New York Post. Mientras que Sean aseguró: “El sexo es probablemente la parte más importante de mi vida” y “no hay limitaciones cuando se trata de sexo”.

Sean Stephenson

Su relación comenzó en 2009 cuando se conocieron gracias a un amigo en común. Allí se vieron por primera vez. “Nos llevamos muy bien y Sean me dio un beso al final del día”,  recuerda Mindie.

En 2010 se reunieron en Chicago y pasaron un fin de semana juntos en un hotel. Fue allí donde tuvieron sexo por primera vez. “Fue diferente a tener relaciones sexuales con una persona de estatura promedio, pero no fue un problema en absoluto”, recuerda Mindie. La pareja se casó el 14 de septiembre de 2012.

Sean nació con osteogénesis imperfecta, una enfermedad también conocida como los huesos de cristal y que afecta el crecimiento. Tiene 35 años de edad y a los 18 ya había sufrido más de 200 fracturas en las piernas, brazos, cuello,  clavícula, tobillo, fémur y la nariz. Pero su peor accidente ocurrió cuando se cayó de su silla de ruedas mientras paseaba a su perro. Se rompió su cráneo, tobillo, rodilla, el muslo y la cadera. Sin embargo, según dice, su condición física no le impide probar varias posiciones y llevar una vida sexual normal. Tampoco teme lastimar sus huesos en la cama.

Sean Stephenson

Lea también: Las mujeres también padecen disfunsión sexual

A lo largo de su relación, la pareja ha tenido que soportar matoneo de las redes sociales. Les han dicho que Mindie están con Sean por dinero. Además no creen que los esposos disfruten del sexo. “No fue amor a primera vista, pero Sean es una de las personas más sexuales que he conocido. Es terrible sugerir que mi marido no me puede satisfacer sexualmente y no es asunto de ellos”. Por su parte,  Sean se defiende diciendo que es todo un Don Juan.

Para Sean la gente se siente incómoda con la idea de que las personas con discapacidad son seres humanos normales, que tienen deseos y fantasías sexuales.

Sean Stephenson

Sean y Mindie junto a sus sobrino. 

Fuente consultada:

Barcrof Media

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO