Las pruebas que no pesaron para extraditar a ‘Santrich’

16 de mayo del 2019

La JEP dejó libre al exguerrillero porque Estados Unidos no envió pruebas en su contra.

Las pruebas que no pesaron para extraditar a ‘Santrich’

Las pesquisas contra ‘Jesús Santrich’ empezaron a mediados de 2017, cuando los investigadores se percataron de que personas muy cercanas al exguerrillero estaban realizando, en Medellín y Cali, negocios con hombres relacionados con el narcotráfico. A finales de ese mismo año, en el mes de noviembre, uno de los socios de ‘Santrich’ se reunió con un sujeto, en un hotel en Bogotá, con quien cerró una transacción  de cinco kilos de cocaína, que sería el inicio de un negocio más grande.

Los ojos de los investigadores de la DEA y la Fiscalía de Colombia estaban encima de Seuxis Pausivas Hernández Solarte, más conocido como Jesús ‘Santrich’. Desde ese momento todos sus movimientos fueron vigilados, hasta que el 8 de febrero de 2018, un año después de iniciar la investigación en su contra, según la Fiscalía, uno de los hombres más poderosos de la extinta guerrilla de las Farc, se reunió en su casa, en el barrio Modelia, en el centro-occidente de la ciudad, con quienes, al parecer, le comprarían 10 toneladas de cocaína, por un valor de 15 millones de dólares. Mercancía que sería recibida en Estados Unidos.

Dos meses después de esta reunión, que fue grabada en video por un infiltrado de la DEA, el 9 de abril de 2018, efectivos de la Interpol y del CTI de la Fiscalía, llegaron hasta la misma casa de ‘Santrich’, donde se habría cerrado el negocio y lo capturaron a través de una circular roja con fines de extradición, emitida por la Interpol y solicitada por la justicia de Estados Unidos.

El indictment (acusación formal) para capturar a ‘Santrich’ la presentó un jurado ante la Corte del Distrito Sur de Nueva York. En el documento se establecen cargos contra Hernández Solarte y sus socios: Marlon Marín, Armando Gómez (alias el Doctor) y el abogado Fabio Younes Arboleda y de un acuerdo para exportar 10 toneladas de cocaína, delito que en el país norteamericano se llama conspiración para exportar cocaína a los Estados Unidos. Pero ese indictment, en su momento, no mencionaba las pruebas, que según decían, eran contundentes.

Luego de que la Justicia Especial para la Paz, JEP, solicitara a la Fiscalía General de la Nación de Colombia y a la Justicia norteamericana las pruebas contra ‘Santrich’, necesarias para determinar si los presuntos delitos cometidos por el exjefe de las Farc se llevaron a cabo antes o después de la firma del acuerdo de paz (1 de diciembre de 2016), para extraditarlo o no a los Estados Unidos, el ente investigador le envió a la JEP audios y un documento donde explicaba el contexto de los hechos, según las investigaciones.

Entre las pruebas que la Fiscalía envió contra el exguerrillero, está un audio, grabado en agosto de 2017, entre Marlon Marín y Fabio Younes, en el que hablan de la venta de unos televisores que, para la el ente investigador, se refiere a la cocaína negociada.

En otro audio más, Marín y Younes pactan el pago de los esos televisores y para eso se reúnen en Bogotá con unos supuestos compradores de la droga, que realmente eran agentes infiltrados de la DEA. En esa reunión uno de los falsos compradores le habría entregado a Marín ocho mil dólares.

En otras de las conversaciones entregadas a la JEP, entre Marín y un asistente de exguerrillero, se pacta una reunión entre ‘Santrich’ y los supuestos compradores que termina dándose en enero de 2018, en la Modelia, en casa del exinsurgente y los agentes encubiertos de la DEA, que supuestamente trabajaban para el cartel de Sianola. En las conversaciones usadas como pruebas también hablan, según la Fiscalía, de la entrega de “cinco palos”, de un avión para movilizar la mercancía y de cómo sería el pago del negocio. Asimismo hablan de otro negocio que se realizaría en la ciudad de Barranquilla.

Otra prueba más que la JEP tenía en su poder es es un cuadro pintado por ‘Santrich’ y enviado, con dedicatoria y firma, a Rafael Caro Quintero, jefe del cartel de Sinaloa.

Para la JEP, las pruebas enviadas a la sala Sección de Revisión, que tiene la competencia del establecer si se procede con la extradición o no de ‘Santrich’, no permiten establecer la fecha en que se habría cometido el supuesto delito por el que se investiga al exguerillero y por eso le solicitó a Estados Unidos enviarle todas las pruebas que tuviera para lograr establecer cuándo se habría cometido el ilícito.

El pasado mes de marzo EE.UU. dio a conocer que no enviará las pruebas sobre ‘Santrich’, basando esta decisión en el acuerdo de extradición que hay firmado entre las dos naciones, que no obliga a remitir todo el expediente ni todo el material probatorio. Pero sí aseguraron que Hernández Solarte cometió los delitos por los que se le investiga, luego de la firma del acuerdo.

La Sección de Revisión estableció un tiempo para recibir alegatos de las partes, con el fin de estudiar si le concede o no la garantía de no extradición al exjefe guerrillero y ayer, cuando el tiempo se acabó, la JEP, pasadas las 10 de la mañana, ordenó la libertad del sindicado Seuxis Paucias Hernández, aplicando la garantía de no extradición, porque las pruebas no permitieron evaluar la conducta ilícita de ‘Santrich’ ni establecer la fecha precisa de su realización.

Tras la orden de la JEP hubo crisis en el sistema judicial de Colombia. El primero en renunciar fue el Fiscal General de la Nación, Néstor Humberto Martínez, quien argumentó que su decisión la basaba en el desafío al orden jurídico que se presentaba con la orden de la Jurisdicción Especial para la  Paz. Una hora después renunció María Paulina Riveros, la vicefiscal y este jueves, en horas de la mañana, renunció la ministra de Justicia, Gloria María Borrero, aunque ella aseguró que su decisión no tiene nada que ver con el caso de la JEP, sino que su salida del gabinete ya había sido acordado con el presidente Duque, una semana antes.

Después de la renuncia del Fiscal se filtró un video que según el ente investigador y la DEA es una conversación evidente para demostrar que ‘Santrich’ sí conspiró para enviar cocaína a Estados Unidos.

En el video, del que ya se conocía una parte muy pequeña y sin audio, están reunidos ‘Jesús Santrich’, Marlon Marín, y otros dos hombres, en el que estarían hablando de un supuesto envío de cocaína a USA. En la grabación se habla sobre una prueba de cinco kilogramos y también de un envío de diez toneladas.

Sobre el video, la JEP indicó que aunque se conocían apartes a través de medios de comunicación, este material nunca fue aportado como prueba en el proceso, por ninguna de las partes interesadas. El fiscal saliente aseguró que la Fiscalía no participó en la realización de este video y que pertenece a investigaciones norteamericanas. La defensa de ‘Santrich’ también dijo no conocerlo y que no podría ser utilizado en la apelación que la Procuraduría dijo que realizará, porque nunca estuvo incorporado dentro del expediente.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO