Se robaron la cabeza de William Shakespeare

Se robaron la cabeza de William Shakespeare

25 de marzo del 2016

Aunque sobre la tumba de William Shakespeare hay una inscripción que maldice a quien se atreva a tocar sus huesos, al parecer esa amenaza no fue suficiente para que saqueadores de tumbas no violaran la cripta del dramaturgo inglés.

Lea también: Exéntricos hasta la tumba.

“Bendito sea el hombre que respete estas piedras y maldito aquel que remueva mis huesos”, se lee en parte de la inscripción.

Lea aquí: Dolorosas enfermedades que atormentaron a estos famosos escritores.

Según estudios que se han llevado a cabo con alta tecnología, al parecer el cráneo de Shakespeare habría sido robado de su tumba.

Escaneos con radares, que investigadores han realizado en la cripta del dramaturgo inglés, han evidenciado que al parecer el cráneo falta. Según una hipótesis publicada en la revista británica Argosy, en 1879, el robo habría sido en 1794.

La publicación dijo en esa época que un ladrón de tumbas hurtó la cabeza de Shakespeare de la iglesia Holy Trinity en Stratford-upon-Avon, según un artículo de CNN en Español.

El hallazgo de la pieza faltante lo confirmó a CNN Kevin Colls, el arqueólogo que dirigió el estudio arqueológico al entierro de Shakespeare, primera investigación a la tumba del escritor, poeta y actor.  “Me parece que es muy probable que el cráneo no esté allí”, dijo el arqueólogo.

Coll dijo que su equipo de trabajo identificó un cambio en el material de la cripta. Al parecer el o los ladrones utilizaron otros materiales para reparar los destrozos que habrían hecho al abrir la tumba.

El jefe del equipo de arqueología contó que en el siglo XVIII el robar cráneos de grandes personalidades era una práctica común.

Coll mencionó que los saqueadores buscaban los cráneos de los genios básicamente con dos propósitos: analizarlos e intentar determinar qué los hacía seres especiales o simplemente se trataba de ladrones corrientes en busca de piezas históricas que les diera mucho dinero.

La investigación, según Coll, sirvió también para tumbar varios mitos y leyendas que había sobre el entierro del escritor.

Algunos de las historias que rodeaban la tumba de Shakespeare decía que él fue enterrado en posición vertical. Otro más decía que el dramaturgo había sido enterrado a unos cinco metros de la superficie.

Según Coll, con su investigación pudo determinar que Shakespeare está enterrado a un metro del suelo, en una tumba común y junto a varios miembros de su familia, entre ellos su esposa, Anne Hathaway.

La teoría de Coll no fue creíble para el vicario local, Patrick Taylor, así lo dice CNN.

Según el canal Taylor dijo que la iglesia no está convencida con la teoría del robo de la cabeza del escritor y que se tendrá que vivir con ese misterio porque ellos, respetando los deseos de Shakespeare, no permitirán que la bóveda sea abierta para saber si falta o no su cabeza.