Tras la autonomía de los pueblos originarios de México

2 de marzo del 2019

Esta es la lucha de los pueblos indígenas de México.

Tras la autonomía de los pueblos originarios de México

Xochimilco, como los pueblos de la zona sur de la ciudad de México, está conformado esencialmente por pueblos y barrios originarios que han quedado invisibilizados bajo el crecimiento de la mancha urbana de la capital, pero que tienen respaldo legal en esta búsqueda de autonomía.

Hace dos años, los 14 pueblos y dos colonias (barrios) de Xochimilco consiguieron una importante sentencia del Tribunal Electoral de la Ciudad de México que reconoce el derecho a la autonomía y la libre determinación en la elección de ciertos representantes de Gobierno, llamados coordinadores territoriales.

Ese fue un hito que se sumó a otros que vinieron luego, señaló a Sputnik Alejandro Velázquez, abogado de los pueblos y colonias organizados. El primero, la aprobación de la Constitución de la Ciudad de México, “que reconoce estos derechos de autonomía y de libre determinación”.

El otro, local, ocurrió cuando el pueblo de San Andrés Totoltepec, de la alcaldía Tlalpan —también en el sur de la ciudad- logró “nombrar en lugar de un subdelegado o coordinador territorial, a un concejo de Gobierno comunitario para que los representara” con un proceso similar al de Xochimilco, indicó Velázquez a Sputnik.

“La figura del coordinador territorial está subordinada al poder delegacional, la alcaldía. Al estar subordinada siempre ha servido a los intereses del partido político en turno y no a los intereses de las comunidades”, explicó el abogado.

Eso potenció la sentencia del Tribunal Electoral de 2017, que mandató que se hicieran asambleas en los pueblos y se informara sobre el derecho a la libre determinación.

La primera asamblea se hizo el 12 de enero de 2018 en el pueblo San Luis Tlaxialtemalco, que decidió que el rol del coordinador se cambiara por un concejo de Gobierno, tal como hicieron sus vecinos de la alcaldía Tlalpan.

“Sin embargo, durante el desarrollo de las asambleas que siguieron a la del pueblo de San Luis, la alcaldía de Xochimilco tomó medidas y empezó un proceso bastante violento”, dijo Velázquez.
Según dijo, se impidió tomar la palabra a los oradores que estaban a favor de seguir el camino hacia los concejos. También indicó que se recurrió a la violencia física, amenazas y hostigamiento por redes sociales.

“Una serie de irregularidades a los derechos de los pueblos, al derecho a la consulta, porque no se ha informado adecuadamente y con la buena fe que debe regir a las autoridades, para tratar de imponer la figura del coordinador”, sostuvo Velázquez.

El proceso de asambleas informativas que mandató el Tribunal Electoral concluyó el 13 de febrero en el pueblo de San Gregorio Atlapulco.

“Ahí pasó lo mismo, poco a poco la alcaldía de Xochimilco fue perdiendo las formas. Al inicio contaban los votos, pero en las últimas asambleas llegó un montón de gente a votar que no se puede saber si son realmente de las comunidades”, indicó el abogado de los pueblos originarios.

Denunció que la actitud de la alcaldía que conducía la asamblea fue de mala fe: no contaron los votos, dieron por ganada la mayoría que elegía al coordinador territorial, se levantaron y se fueron. Esto motivó una manifestación de los pueblos de Xochimilco frente al Tribunal Electoral, el lunes 25 de febrero.

“Los pueblos han impugnado nueve de los 14 procesos informativos que se han llevado de forma irregular y han pedido al Tribunal Electoral que acelere sus resoluciones para no dejarlos en incertidumbre”, explicó Velázquez.

Tras la manifestación, el Tribunal se comprometió a dar celeridad a su resolución para no entorpecer este proceso. Para el abogado, lo importante es que “no siga escalando el conflicto”: “Lo que queremos es que esto sea un proceso para reconstruir la vida en comunidad, no para que termine dividiéndose más”, resaltó.

La importancia de esta modificación es indudable. “Estamos hablando que es la primera demarcación territorial de México en la que todos sus pueblos están en un proceso de este tipo”, dijo Velázquez en diálogo con Sputnik.

“Se trataría de un cambio en la forma de entender y ejercer el Gobierno para Xochimilco y toda la ciudad de México. Creemos que este proceso puede marcar el rumbo de cómo sea el autogobierno de la ciudad”, concluyó.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO