¿Y si Chávez no llega a su ceremonia de posesión?

26 de diciembre del 2012

Voceros del gobierno de Venezuela han dado pie a las especulaciones sobre la posible ausencia de Hugo Chávez el próximo 10 de enero, día de su juramentación para otros seis años como presidente. ¿Qué podría pasar si eso sucede?

Diosdado Chavez y Maduro

Es común que haya hermetismo en el Palacio de Miraflores sobre el avance de la recuperación y el estado de salud del presidente Hugo Chávez. Hace más de dos semanas fue intervenido en Cuba tras reconocer que aún padecía cáncer. En pocos anuncios oficiales, tanto el ministro de Comunicaciones, Ernesto Villegas, como el vicepresidente y canciller, Nicolás Maduro, han enfrentado a la prensa con cortos comunicados en los que se informa, sin mayor detalle, de la evolución del mandatario tras una complicada cirugía. Casi siempre luego de dar un parte positivo, hay una seguidilla de comentarios en los que piden milagros, fe y esperanza sobre su pronta mejoría.

El último anunció se dio el pasado 24 de diciembre, cuando Maduro anunció que el presidente presentaba una mejoría. El vicepresidente dijo: “De acuerdo a lo que me contó en una conversación de unos 20 minutos que sostuvimos, estaba caminando, haciendo unos ejercicios que forman parte de su tratamiento diario”.

Pero más allá de esto, no hay certeza sobre el tiempo que el mandatario bolivariano requeriría para recuperarse y regresar a Caracas. La opinión está pendiente de que Chávez aparezca antes del diez de enero de 2013, día que termina su tercer periodo presidencial, y comienza el cuarto.

¿Qué escenarios se debaten, en caso de que lo planeado, la llegada de Chávez a su asunción presidencial,  no se dé? Uno de los más férreos chavistas, Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional y dirigente del Partido Socialista Unido de Venezuela PSUV, insinuó la posibilidad de postergar la fecha de la posesión, para darle tiempo a Chávez. El comentario afianzó la incertidumbre ante la posibilidad de que el protagonista del evento no alcance a llegar.

Kien&Ke consultó al abogado Jesús María Casal, destacado experto constitucionalista venezolano; al diputado del oficialismo Hayden Pirela, y al diputado opositor Juan José Molina. Los tres se refirieron a lo que podría llegar a pasar si Chávez no llega el diez de enero, e hicieron proyecciones sobre el futuro político del país.

Escenario 1: aplazar la fecha

Jesús María Casal cita el artículo 231 de la Constitución: “El candidato elegido tomará posesión del cargo de Presidente el diez de enero del primer año de su período constitucional, mediante juramento ante la Asamblea Nacional”. El texto político es claro al establecer el diez de enero como fecha única de posesión, y que la investidura se debe adelantar ante el legislativo. Pero el mismo artículo habla del recurso de un ‘motivo sobrevenido’ por el que el presidente no podría juramentar ante la Asamblea, y por lo que deberá hacerlo ante el Tribunal Supremo de Justicia. Pero según el constitucionalista, “esto solo procederá con una causa suficientemente justificada y aprobada por la alta Corte”.

Para el legislador Juan José Molina, del partido Avanzada Progresista, sus homólogos en la Asamblea Nacional deben, de cualquier forma, respetar lo que textualmente reza la constitución. “Si no se presenta (Chávez) el diez de enero, se deberán activar los mecanismos del artículo 233, y tendremos que declararlo en falta absoluta”.

Jesus Maria Casal

Según el abogado José María Casal, la Consitución de Venezuela no permite que al presidente se le tome juramento fuera de Venezuela.

Dentro del oficialismo se piensa lo contrario. Hayden Pirela, diputado del gobernante partido PSUV, argumenta que el artículo 231 sí permite trasladar la fecha de la posesión más allá del diez de enero. Amparado en el ‘motivo sobrevenido’, que en este caso sería la cirugía extraordinaria al presidente, según Pirela es constitucionalmente válido. “Pero es algo que opinó Diosdado (Cabello) y que dentro de la Asamblea no creemos que pase, porque estamos plenamente seguros de que el Presidente se estará juramentando en Caracas para el periodo 2013-2019”.

Sin embargo será el Tribunal Supremo de Justicia el que perdone la posible ausencia de Chávez el diez de enero y autorice un plazo. Según el abogado Casal, de pretenderlo así, antes del diez de enero el vocero del presidente deberá convocar a la Asamblea Nacional y argumentar que Chávez no está condiciones de ir al Caracas para esa fecha. “La Asamblea y el Tribunal de Justicia designarán una junta médica, con criterios de transparencia, y evaluarán la salud del presidente. Esto también servirá para saber de una vez por todas si él está en capacidad de asumir el gobierno otros seis años. Pero lo más probable es que no se avale ningún plazo para la posesión” estimó.

Escenario 2: posesionar a Chávez en Cuba

La Constitución dispone que ante un motivo sobrevenido, el presidente deberá posesionarse ante el Tribunal Supremo de Justicia. Para muchos la reciente incapacidad no es un motivo sobrevenido, porque se sabía de su enfermedad hace más de un año. Pero en caso de que se avalara una prórroga a la posesión de Chávez y ésta tuviera que ser protagonizada por magistrados del TSJ, queda la posibilidad de que aún el presidente no pudiera hacerlo en Caracas, sino desde La Habana. Es posible que, citando un refrán popular, “¿Si la montaña no va a Mahoma, Mahoma va a la montaña?”

“No es posible que le tomen posesión en La Habana. Nunca lo permitiría la Constitución”. Así lo manifestó de forma tajante el constitucionalista Jesús María Casal. “La posesión debe ser en Venezuela; ni siquiera se podría en la embajada de Venezuela en Cuba”, agregó.

Hayden Pirela

Hayden Pirela, diputado del oficialismo.

Sin embargo tanto el asambleísta opositor como el chavista consideran posible la medida, incluso, parece ser que la están empezando a considerar. “Cada embajada es territorio del país. Podría presentarse ese escenario si se declara falta temporal; no lo descartamos, pero tenemos fe que el Comandante vendrá a Caracas”, dijo Pirela. “El problema es que si el Presidente está convaleciente, en una cama, pero puede expresar a viva voz su juramento, con su mano levantada, entonces sí podrían los magistrados trasladarse a la embajada en Cuba y posesionarlo allá”, dijo con tono incómodo Juan José Molina.

Escenario 3: Chávez no llega y no se aplaza la posesión

La incertidumbre política está principalmente centrada en este punto. Según explicó el abogado Casal, si el diez de enero Chávez no se presenta se le podrá declarar en falta absoluta. Esto implicaría una grave crisis institucional. Al oficializarse la ausencia del presidente electo, asumirá el mandato el Presidente de la Asamblea Nacional. En este momento quien ocupa el cargo es Diosdado Cabello. Pero poco se ha hablado de un evento importante que tendrá lugar cinco días antes del día cero. “El cinco de enero escogemos nuevo presidente de la Asamblea  -dijo Molina- y es posible que vuelva a quedar Cabello. Pero tengo entendido que hay una pugna dentro del chavismo, porque Diosdado es del ala militar de la revolución y Maduro del ala civil, y Maduro está haciendo lo posible para que Cabello no resulte reelecto el 5 de enero, porque hay riesgo que pueda asumir como presidente interino”.

La movida al interior del legislativo es indicio de que un escenario como la falta absoluta está siendo considerado por el oficialismo. En tanto, lo que ordena la Constitución es que el presidente de la Asamblea Nacional, en papel de mandatario transitorio, deberá convocar y realizar elecciones presidenciales durante los siguientes 30 días. Es decir, que antes de mitad de febrero, si el escenario se cumpliera, los venezolanos estarían eligiendo nuevo presidente.

Juan José Molina

 Juan José Molina, del partido opositor Avanzada Progresista.

Pero el chavismo descarta esta posibilidad. “El Presidente dio directrices. Si no puede él, asumirá el vicepresidente”, dijo Pirela.

“Que ni se lo imaginen”, aseguró Molina. “Imposible que Maduro asuma la presidencia en reemplazo de Chávez el diez de enero. Si no llega, se convocan elecciones como manda la constitución”.

Escenario 4: Chávez llega, se posesiona pero no termina su gobierno

La Constitución estipula que cuando se produzca la falta absoluta del presidente luego de su posesión y antes de cumplir cuatro años, se convocarán nuevas elecciones antes de 30 días desde la ausencia. En caso de que la falta sea durante los dos últimos años del sexenio, el gobierno lo terminará el vicepresidente.

“Lo importante debe ser mirar más allá del diez de enero. Si el presidente puede aguantar tantos años” argumentó el diputado opositor Juan Molina.

“Nosotros ni hemos considerado su ausencia. Los reportes médicos dicen que está evolucionando, y yo creo en la fortaleza del comandante Hugo Chávez. El lógico que después del diez de enero requiera un tiempo de reposo por al recuperación, pero no será mucho tiempo”, concluyó Pirela

Casal finaliza pidiendo ahora, más que nunca, respeto a la ley. “Ojalá no la quieran burlar”, dijo anticipando que en los próximos días saldrán todo tipo de interpretaciones a la norma máxima según la conveniencia política.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO