La historia detrás de ‘La voz’ de Yelsid

24 de agosto del 2018

“La gente muchas veces solo piensa en la imagen que ve en el televisor o la voz que escucha a través de la radio, pero no saben por todo lo que tiene que pasar uno para llegar al nivel en el que estoy, y más viniendo de un barrio humilde”. Yelcid Arbey Osorio Hurtado, más […]

La historia detrás de ‘La voz’ de Yelsid

“La gente muchas veces solo piensa en la imagen que ve en el televisor o la voz que escucha a través de la radio, pero no saben por todo lo que tiene que pasar uno para llegar al nivel en el que estoy, y más viniendo de un barrio humilde”.

Yelcid Arbey Osorio Hurtado, más conocido como Yelsid ‘la voz’, ha sido reconocido por marcar la diferencia en el género urbano con su romanticismo y despecho a ritmo de reguetón.

El artista, nacido en la ciudad de Medellín el 7 de septiembre de 1979, se interesó por la música desde pequeño. Sus padres se esforzaron por darle educación y todo lo necesario. La tradición decembrina siempre hizo parte de su vida, pues “como todo niño, tenía el regalito y el estrén (ropa nueva) “.

Fue el primer nieto por parte de una familia, y el segundo de la otra, por lo que se convirtió en el consentido de sus abuelos y tíos, siendo “un privilegiado de la vida” con muy buenos recuerdos de su infancia.

“Soy 100% el mismo que se crió en Robledo y que está viviendo esto tan bonito que es la música”, contó el artista a Kienyke.com.

El mejor “accidente” musical

Su entrada al mundo de la música fue “un accidente”. Comenzó a cantar debido al talento que le escuchaban sus amigos y familiares, sin embargo, su sueño no era ese. La medicina veterinaria había sido inicialmente su meta profesional. “Cantar bonito” fue el puente de entrada a creer en sí mismo como artista.

A los 11 años, Freddie Mercury, Michael Jackson y Juan Gabriel, eran su fuente de inspiración. Sus canciones eran las que acompañaban los días de Osorio cuando las escuchaba en su walkman y devolvía el casete con el lápiz.

“A ellos debo la parte de madurez de mi música, y mi talento a Dios del cielo que me dio un oído y una voz muy bonita porque nunca he estudiado nada” Yelsid.

Estiben Urrego fue quien lo empujó a grabar en un estudio, además, quien cambió su nombre de Yelcid a “Yelsid” para que se viera “más bonito”, empujándolo a la industria musical.

Tiempo después conformó un duo con su amigo Wilfer, dándole así vida al grupo Wilfer & Yelsid, donde incursionaron en el género urbano. Sus grabaciones y su único álbum original llamado “Marcando la diferencia” se debió al esfuerzo de estos dos jóvenes soñadores. Sin embargo, este sueño de hacer música juntos no duró mucho tiempo.

“Fue la experiencia musical más hermosa, lo hicimos de la mano de Pipe Flores. Creo que éramos la agrupación más adelantada para ese tiempo y por eso nuestro reguetón no gustó”, indicó el artista.

La creación de ese grupo musical inició y dio a conocer a Yelsid en diversas tarimas de Antioquia, aportando a su desenvolvimiento en estos escenarios, que aún le dan un poco de “miedo” a pesar de su larga carrera.

“Me liberé”, la canción vivida por el intérprete

Su primer matrimonio se acabó cuando su esposa supo que Yelsid le estaba siendo infiel. El artista continuó la relación con esta mujer luego del divorcio y “con el tiempo, me di cuenta que ella me había hecho lo mismo que le hice a mi esposa. Dicen que uno todo en la vida lo tiene que pagar”. Esta situación de tristeza lo impulsó a escribir la canción que lo lanzó a la fama: ‘Me liberé’. Esta canción impulsó su carrera musical y le dio a su vida el tan anhelado sueño.

Su carrera musical ha estado llena de éxitos como “Me liberé”, “Enséñame a mentir”, “El bus”, “Volverás a mí”, “Y yo qué” y “El aventurero”, entre muchos más que ha podido llevar a otros países como Ecuador, España, Inglaterra y Estados Unidos.

La versatilidad de su estilo musical lo ha llevado a realizar colaboraciones con artistas de diferentes géneros, haciendo que sus melodías sean entonadas por jóvenes y adultos, poniendo de lado lo comercial para mostrar “lo bonito de la música” durante los 10 años que lleva de trayectoria.

Sin embargo, dedicarse a otras cosas y abandonar la música ha sido una idea que ha pasado por su cabeza varias veces, “montar una empresa o tener un ingreso por otro lado porque vivo 100% de la música y salirme de esta industria tan linda pero al mismo tiempo tan sufrida”.

Es una persona hogareña, para él su familia es lo más importante. Se describe como un “padre de familia, dedicado a mis hijos y a la música”, no cree en la fama ni en que el dinero haga de él una mejor persona. Disfruta al máximo los pequeños momentos al lado de su esposa e hijos, momentos que no cambia por algo tan “estúpido” como la fama.

Es risueño, alegre, seguro de sí mismo, aunque no esconde su pánico escénico a la hora de cantar. La solución para él puede ser “unos traguitos de aguardiente” antes de hacer sus presentaciones, especialmente en Antioquia, la tierra que más nervioso lo pone a la hora de exhibir todo su talento.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO