“Yo no tengo fama, ¡soy muy Brava!”: Salud Hernández

“Yo no tengo fama, ¡soy muy Brava!”: Salud Hernández

18 de marzo del 2015

La periodista Salud Hernández Mora se confiesa “muy brava” y quizá por eso armó un escándalo, del cual terminó arrepentida. Hernández, quien ha formulado las denuncias más audaces, temerarias y valientes, sin que le tiemblen la voz ni la pluma, debió pedir perdón a la Empresa de Telecomunicaciones de Bogotá, tras acusarla de haberle esculcado información profesional y personal en su computador.

Lea también: Salud Hernández pide perdón a la ETB

Usted tiene fama de muy brava…

Yo no tengo fama, yo soy muy brava, me peleo con todo el mundo.

Quizá por eso se equivocó al acusar a la ETB en su cuenta de twitter…

Me muero de la pena, si la gente supiera lo que es para mí esto, esto es una vergüenza. Me duele el estómago de vergüenza.

¿Ha dimensionado los daños que se causa por ser tan irascible?

Desde que era pequeña, mi mamá me ha dicho que eso no conduce a nada, que uno debería ser más tranquilo en la vida, pero desgraciadamente lo heredé de mi abuela, y soy más moderada que ella.

Estar bravo no conduce a nada, no tiene ninguna gracia. Somos unas personas insoportables, no somos agradables. La convivencia diaria es insufrible. No presumo ser brava, me parece una desgracia, me gustaría ser una persona tranquila.

Lea también: “Si tengo una hija que se desnuda en Soho, la mato”

¿Usted sabía que tiene casi 80 mil seguidores en Twitter?

Sí, porque eso sí sé leerlo, otras cosas no. No se qué es un hashtag, para que te hagas una idea. No sé que eso eso, ni me importa.

El Twitter para mí es parte de mi trabajo. A veces lo mezclo con una opinión personal o con una diatriba personal. Voy a tener que ser más cuidadosa, y sobre todo cuando afecto a todos, cuando afecto a una persona o a una empresa.

Afortunadamente jamás hubiera dado el nombre del técnico que vino a mi casa, no lo tengo tampoco, pero no lo hubiera dado porque no me parecía, me parecía el eslabón más pequeño. Le pido disculpas aunque no sepa quién es.

Dicen que con los años uno se calma, se tranquiliza, se ablanda, ¿le ha pasado?

Me pasó no con los años sino con Colombia, porque como los colombianos son tan amables, tan aparentemente tranquilos, luego tienen esa dualidad que cuando se enfadan…y todo es terrible.

A mi me gusta que los colombianos no gritan, saben discutir tranquilos. Eso me hace tranquilizar un poco, pero ¡qué va! los últimos tres o cuatro años estoy siempre enfadada, yo no sé… con todo.

Ojala se cumpla que con los años me tranquilice, pero de momento no se ha cumplido.

Lea también: Salud Hernández y su novela de acción

¿Superó sus problemas de salud, afectada por el chikungunya?

No, tengo un tratamiento contra la artritis porque por la enfermedad te dispara otras cosas. Llevo con eso tres meses y pico, y una persona que lo cogió al mismo tiempo que yo, una amiga, ella sigue igual. Me hice muchas pruebas. El chikungunya, por lo visto, te dispara otras cosas que tienes de pronto dormidas.

Dicen que cuando uno es muy rabioso con todo el mundo está encerrando muchas frustraciones, ¿podría ser su caso?

No, en mi caso particular no. Somos siete hermanos y todos tenemos muy mal genio, con excepción de una. Mi abuela era una persona fuera de lo común de mal genio, algo terrible. Y yo le saqué los genes. Me gustaría haber heredado otros genes, pero esos se los heredé a ella y no a mi abuelo que era un hombre pacífico.

Pero no soy frustrada, en mi casa no tengo frustraciones, no las tengo.

Salud Hernandez

Me imagino que a usted no le queda fácil tener relaciones de pareja…

Ya he dicho que convivir con alguien con mal genio me parece insoportable. Creo que es mejor estar solo que mal acompañado conmigo.

Pero vivo sola no sólo por eso, sin entrar en mi vida privada. Soy soltera, es una de las razones.