“Yo oí que él pronunciaba algo cuando lo estaban pateando”

7 de junio del 2012

La versión de José Wilmer Ayola podría desenmarañar el confuso caso Colmenares. Su declaración fue fundamental para que un juez enviara a la cárcel al ex novio de Laura Moreno. Así narró los hechos.

Carlos Cárdenas, Laura Moreno y Luis Colmenares

Carlos Cárdena, Laura Moreno y Luis Colmenares

José Wilmer Ayola tiene 33 años y nació en Codazzi (Cesar). Este testigo protegido por la Fiscalía le contó a esta entidad cuanto vio la madrugada del 31 de octubre de 2010, cuando un grupo de jóvenes le habría propinado una golpiza al estudiante Luis Colmenares. Su testimonio sirvió de base para que el juez 41 de garantías enviara a la cárcel La Modelo a Carlos Cárdenas, ex novio de Laura Moreno. Presuntamente, Cárdenas fue quien lideró el grupo de personas cuya golpiza habría producido la muerte de Luis Colmenares.

Según Ayola, él se encontraba cerca del lugar donde ocurrió el episodio junto con un amigo de nombre Cristian. Ayola habló de cuatro jóvenes que habrían golpeado a Colmenares a las 2:30 de la madrugada. Los mismos que, según Ayola, le entregaron un dinero a Cristian para que no dijera nada por lo “que habíamos visto”. Le dijeron que era una pelea entre amigos.

Esto fue lo que Ayola le dijo a la Fiscalía y que el fiscal utilizó para imputarle a Cárdenas el delito de homicidio culposo agravado:

“(…) Yo no había dicho nada para no meterme en problemas y porque me comenzaron a amenazar personas que no conocía, pero sabía el fin. Yo veía en televisión a la mamá del muchacho llorando por la muerte de su hijo y las injusticias que se estaban cometiendo y la conciencia me remordía y yo sabiendo la verdad y eso quedando así…”

Bajo juramento dijo que Luis Colmenares no alcanzó a llegar al caño. “Él corrió, se tropezó al parecer con el andén que hay en ese lugar, trastabilló y cayó en el pasto bocabajo. Llegaron las personas que estaban con él, dos personas masculinas jóvenes y una mujer joven, y en el momento en que él se intentó parar comenzaron a darle patadas y la femenina llegó, le quitó el celular y le dio una cachetada.

Cuando de repente llegó el joven que estaba en la camioneta oscura que se encontraba estacionada, se bajó de la misma con una botella en la mano, se le acerca, le dice algo y le da un botellazo en la cabeza que sonó duro y seco. Uno de los que estaba con ellos le dijo: ¡“Carlitos”! como llamándole la atención de por qué había hecho eso. Luis Colmenares se desplomó inmediatamente cayendo en el pasto.


Laura Moreno y Carlos Cárdenas continuaron su amistad luego de la muerte de Luis Colmenares.

Los jóvenes se miraron entre ellos y comenzaron a moverlo hacia el carro y le hablaban pero éste no respondía. (…) La joven nos miró como a 15 metros y nos trató de hijueputas, de sapos. Nosotros corrimos hacia la esquina y yo le dije a mi amigo vámonos que aquí nos pueden matar”.

“¿El hombre que usted vio con la botella pegándole a Luis Andrés estaba con la cara tapada?”, le preguntó el fiscal. Ayola respondió: “Estaba visible. Ninguno de ellos tenía objetos en la cabeza, ni gorras, ni la cara pintada. Es más, ni Luis Colmenares tenía nada. (…) Yo estaba entre 25 a 30 metros y tenía buena visibilidad”.

“¿Cuando los otros integrantes del grupo le daban patadas a Luis Colmenares qué hacía la joven femenina?”, preguntó el fiscal. Ayola dijo: “Observaba parada viendo lo que ellos hacían contra Colmenares. Más bien ella le quitó el celular y le metió una cachetada. Cuando él (Colmenares) intentó pararse tenía el celular en la mano como si estuviera marcando porque se veía la luz del celular y ahí fue cuando ella se lo arrebató y le metió una cachetada. (…) Ella se quedó con el celular hasta donde yo vi”.

“¿Usted recuerda si Luis Colmenares se quejaba de los golpes que le propinaban?”, preguntó el fiscal. Ayola dijo: “Yo oí que él pronunciaba algo cuando lo estaban pateando y eso fue motivo para que el joven que estaba en la camioneta se bajara de ella y lo golpeara con la botella, y se sintió el golpe seco y fuerte. Todo lo que yo he dicho es ciento por ciento cierto y verdadero”.

La versión entregada por Ayola contrasta con las de Jessy Quintero y Laura Moreno, quienes se han declarado inocentes y han asegurado que Colmenares se lanzó al caño. La justicia tiene la palabra.

Lea también las historias “Se hallará al culpable en el caso Colmenares”: Rita KaranauskasSe enredó el ex novio de Laura Moreno ¿La muerte de Luis volvió a unir a Laura y Carlos?

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO