¿EL BOLILLO TIENE VIDA PRIVADA?

9 de agosto del 2011

Sorprende que haya personas que defiendan al Bolillo, y con un argumento tan pobre como que los golpes que le dio a una mujer en el centro de Bogotá, a la salida de un bar, en plena vía pública, pertenecen a su vida privada del Bolillo. Bajo ese argumento, las violaciones de los padrastros a […]

Sorprende que haya personas que defiendan al Bolillo, y con un argumento tan pobre como que los golpes que le dio a una mujer en el centro de Bogotá, a la salida de un bar, en plena vía pública, pertenecen a su vida privada del Bolillo.

Bajo ese argumento, las violaciones de los padrastros a sus hijastras también serían justificables. ¿Acaso esa violación no se da en su esfera privada? ¿Las leyes colombianas no pueden juzgar los actos íntimos de los colombianos, y menos aún, cuando se trata de un famoso? ¿Qué clase de seres humanos pueden defender al Bolillo con un argumento tan pobre? ¿Por qué defienden la vida privada de un tipo que es capaz de pegarle a una mujer?

Si yo fuera Presidente de Colombia, llegaría al punto de expropiar la Federación Colombia de Fútbol. ¿Cómo es posible que su propio Presidente, Luis Herberto Bedoya, haya encubierto la conducta del exdirector técnico con las respuestas mediocres que le dio a los periodistas de La W? Con evasivas, Bedoya dejó en evidencia que el Bolillo no habría recibido sanción de la Federación de no ser por el escándalo mediático y la presión de Bavaria. Esos actos de Bedoya son como los de un padrino de la mafia, de ocultamiento y lealtad a uno de sus miembros, así se comporte como lo hizo el Bolillo.

“Es lo mas amarillista que he leído en mi vida…..”, escribió un lector de Kien&Ke en los comentarios sobre la nota que se publicó en este medio (http://www.kienyke.com/2011/08/09/el-minuto-a-minuto-de-la-golpiza-del-%e2%80%98bolilllo%e2%80%99/). Yo le pregunto: ¿qué es el amarillismo? ¿Cuál es el límite? O más bien, ¿dónde está ese límite? ¿Narrar detalles de un suceso de la vida privada? ¿El Bolillo Gómez tiene vida privada?

En mi concepto, la respuesta a la última pregunta es negativa. El Bolillo no tiene vida privada porque es un personaje famoso, reconocido en la vida pública, y el precio que debe pagar por eso es el de siempre comportarse bien y en todo lugar, y mucho más a la salida de una discoteca, en una calle pavimentada con dinero público.

De hecho, si se trata de dinero, el Bolillo incumplió los dos contratos de su vida: el de la esfera pública y el de la privada. En primer lugar, le incumplió a Bavaria, al comportarse mal bajo los efectos del alcohol, y le incumplió a la hinchada ‒aunque quién sabe si a ellos les importe‒, porque ellos pagaron el pavimento de la calle donde el Bolillo golpeó a una mujer. Por eso, la hinchada y yo tenemos todo el derecho de saber qué hizo y que reciba su sanción.

En cuanto a los sensibles de alma, que odian el amarillismo, están en todo su derecho de que no les guste la información que sale en los medios de comunicación. Ellos, con su doble moral, pueden hacer cuanto quieran, hasta pegarle a su esposa en su vida privada. Sin embargo, no tienen ningún derecho de exigirle a los medios qué publicar y que no. Que lo decidan, entonces, con la reincidencia al medio. No vuelvan a visitarlo, y listo.

Para terminar, quiero expresar que me da mucha lástima que mi funcionario público favorito, el santísimo Procurador Ordóñez, no pueda hacer nada al respecto. Debe estar saboreándose.   

@simon_posada

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO