¿La caída del imperio económico yanqui?

4 de agosto del 2011

A finales de 2007 y comienzos de 2008, Estados Unidos empezó a vivir una de las perores crisis y recesiones económicas de su historia, esta crisis se alimento por la burbuja inmobiliaria de los llamados créditos subprime, deudas que vendieron a muchos países, especialmente europeos y asiáticos, y a la hora en que muchas de […]

A finales de 2007 y comienzos de 2008, Estados Unidos empezó a vivir una de las perores crisis y recesiones económicas de su historia, esta crisis se alimento por la burbuja inmobiliaria de los llamados créditos subprime, deudas que vendieron a muchos países, especialmente europeos y asiáticos, y a la hora en que muchas de las familias no pudieron pagarlas, la economía mundial colapso. Gracias a esto, las personas de ese país en el 2008, eligieron al primer presidente de color de la historia estadounidense, porque en él, se deposito la confianza de la resurrección económica del país.

Pero después de la posesión de Obama, en enero de 2009, y a pesar de sus planes y esfuerzos por salir del crac del 2007, ha sido inevitable que se dé una fuerte recuperación económica, e indicadores como el crecimiento de la economía y el desempleo, no son nada alentadores para que la otrora economía, poderosa y hegemónica, se recupere.

Menos, cuando se les vino encima la fecha del 02 de Agosto de 2011, que se pensó, podría ser el martes negro para la hegemonía del imperio económico estadounidense, aunque a última hora lograron salvar la patria, gracias al acuerdo bipartidista para elevar el techo de la deuda, que se cocino en el Congreso de ese país. Es decir, la posibilidad de entrar por primera vez en cesación de pagos, conocida como default, no se dio, y simplemente ha causado durante las últimas semanas, algunas fuertes especulaciones en las diferentes bolsas bursátiles alrededor del planeta, pero posiblemente en los próximos días o meses, no causará más daño…por ahora.

El susto de una nueva crisis económica mundial, que se llevo no solo el país yanqui, sino el resto del mundo, por el temor de que no se pudieran cumplir las obligaciones financieras de ese país del norte de América, fue materializado simplemente por un jaque, sin mate, que les dio el partido republicano a los demócratas, especialmente a Obama y a su aspiración reeleccionista.

El partido republicano, impulsado especialmente por el ala ultraconservadora, del joven movimiento Tea Party, se jugó todas sus fichas, para que los habitantes norteamericanos, no reelijan el próximo año, al premio nobel de la paz 2009.

Y sí estas jugadas les salen bien y nuevos personajes como el Senador estrella de las elecciones de 2010, Marco Rubio, de origen cubano, pueden arrebatar la presidencia a Obama y al partido demócrata, se podría llegar ahora sí, al debacle financiero que se pensaba iba a suceder está semana.

Pero, ¿Por qué razón soy tan pesimista? Sencillo. Los analistas económicos dicen que el nuevo aumento del techo de la deuda de US$2,4 billones, que en total ascendería a US$16.7 billones, tendría que ser puesto en discusión a comienzos del 2013 para volver a elevarlo, esto sucedería meses después de las presidenciales de 2012.

Por consiguiente, sí el partido republicano, pasa de lograr el jaque de las últimas semanas, al jaque mate de las aspiraciones reeleccionistas de Obama, dejándolos como nuevos inquilinos oficiales de la Casa Blanca. Ellos, tendrían que afrontar una nueva gestión en el Congreso, para que se incremente el techo de la deuda estadounidense y evitar así, una nueva posibilidad de entrar en cesación de pagos.

Hasta ahí todo normal, y pensando en que le hicieron el favor a Obama una vez, a George Busch siete veces y a Ronald Reagan diecisiete veces, todo indicaría que se elevaría de nuevo el techo de la deuda, sin contratiempos.

Pero puede suceder, como dijo el presidente de los Estados Unidos, que es necesario trabajar entre los dos partidos políticos, para crear un plan a largo plazo para recortar el déficit fiscal de ese país, que ya es muy alto, y los congresistas, especialmente los demócratas en el Senado, que tendrán mayoría pase lo que pase después de las presidenciales de 2012, entraran a discutir sí esto puede convertirse en cualquier momento en una burbuja, peor que el debacle de entrar en default, ya que este endeudamiento de US$16.7 billones, ya está fuera de sus medidas y está perjudicando la economía de Estados Unidos, porque en cualquier momento sus cuentas no podrán ser pagadas, hagan lo que hagan, y este riesgo económico se está trasladando a los demás países del mundo entero, a pesar del mantenimiento de la calificación triple A de las tres principales calificadoras de riesgo. Entonces, los demócratas alegaran, si llegan a perder el poder de la Casa Blanca, que es mejor disminuir el déficit, reduciendo gastos y aumentando impuestos, que subir nuevamente el techo de la deuda, porque ese monto de endeudamiento ya se sale del alcance de sus medidas.

Y más que todo entraría a jugar, en el no aceptar un nuevo incremento de la deuda, el hecho de que le hayan jugado sucio los republicanos a Obama, especialmente por parte de los tea-partistas, con un tema tan delicado, en el que siempre los dos partidos habían aceptado elevar la deuda hasta en más de una ocasión en mandatos anteriores, sin poner en riesgo de crisis económica a ese país, deliberadamente.

Lo dicho anteriormente, dejaría a los demócratas en una posición de venganza, mediante la no aprobación de un nuevo incremento del techo de la deuda, gracias a su mayoría en la cámara alta del Congreso. Y de esta manera, por el temor mundial de que los estadounidenses entren en una situación en las que no puedan cumplir con sus obligaciones financieras, podríamos entrar a ver el comienzo de la caída del imperio económico y del dólar yanqui, como le ha sucedió a todos los imperios conocidos durante el transcurso de la historia de la humanidad. Donde el socialista imperio chino con su yuan, que sería la nueva moneda de reserva, se podrá instalar de nuevo y de una vez por todas, como el nuevo amo y señor del mundo ¿Qué creen ustedes?

Twitter @JaimeBacares

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO