¿Oportunidad y verdad o Justicia y mentira?

8 de abril del 2011


Por estos días la sociedad y la justicia colombiana se encuentran en uno de los dilemas más grandes de los últimos tiempos por las consecuencias trascendentales que pueden surgir con motivo de la respuesta a esta pregunta ¿Oportunidad y verdad o Justicia y mentira?

Desde que empezó el destape de lo que realmente sucedía con la contratación estatal en Colombia, los colombianos todos los días nos levantamos como se levantaba el expresidente Uribe, es decir con una encrucijada en el alma, debido a la decisión que se debe tomar respecto de las consecuencias jurídicas que merecen los contratistas y políticos corruptos más representativos de nuestro país; aquí es donde debemos llamar a Temis la gran diosa de la justicia para que nos dé un buen concejo sobre qué hacer en esta situación.
Resulta que para este caso solo tenemos dos opciones con dos consecuencias; la primera es la aplicabilidad del principio de oportunidad a los Nule, que como consecuencia traería la verdad, esa que tanto necesitamos y que durante mucho tiempo hemos venido buscando, aquella que nos dirá el nivel de corrupción exagerada en que se encuentra la política colombiana y la cual nos dará el porqué de la pobreza de este país, que por falta de controles políticos permite que la riqueza nuestra se concentre en unos pocos que al final terminan sacando el dinero de aquí para llevarlo a otros países mediante la compra de propiedades allí. La otra opción es la justicia esa que es muy importante y que obligara a estos contratistas a responder de manera correcta, por abusar de los derechos concedidos por una legislación endeble que no tiene control sobre la administración pública y que da la opción de que este tipo de personas hagan y deshagan con el erario público como ellos prefieran.

Si pensaban que me salte la consecuencia jurídica de la justicia, no se me olvidó, simplemente considero de vital importancia su análisis; para este caso esa consecuencia es la mentira, Colombia es un país inundado en corrupción lo que hace que se convierta en el mejor para permitir que simple personas de la noche a la mañana se vuelvan millonarios como sucedió en el caso Nule, pero tampoco podemos desconocer el nivel de responsabilidad de los políticos de nuestro país que se hicieron los ciegos cuando empezaron las irregularidades en las obras contratadas y esta ceguera cabe recalcar no es gratis, lo cual hace mucho mas grave la situación; cuando pensamos la posibilidad de que los Moreno y los otros que blancos no son, puedan terminar sin pagar por los abusos cometidos sobre el dinero que sus ingenuos electores les dieron a manejar, eso me preocupa aun más que el hecho de que los Nule queden en libertad, puesto que estos políticos tenían un deber que cumplir el cual era velar porque todo se hiciera bien y no lo hicieron sino que pasaron por encima de todos nosotros burlándose de quienes los eligieron y enriqueciéndose por medio de lo que se ha conocido como el cartel de la contratación.

Es por eso que en mi opinión preferiría un principio de oportunidad bien aplicado sobre los Nule, lógicamente mientras cumplan los requisitos legales como el de la reparación a las víctimas, qué una justicia que le calle la boca a ellos y que obstaculice el derecho a la verdad de las actuaciones administrativas y las cuales a través de este proceso podrían marcar la historia de nuestra nación en donde recordaremos siempre al caso Nule, en donde no hubo cárcel para ellos, pero en el cual nos libramos del fantasma padre de la pobreza y la miseria de nuestro país, LA CORRUPCIÓN.

[email protected]

http://locuracolombiana.blogspot.com/

@davidleogo

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO