¿Quienes están acabando con la educación publica?

4 de abril del 2011

Toda la vida las Universidades Públicas han estado inundadas por distintos tipos de estudiantes, de primero están los que salen del colegio muy temprano y que por su buena conducta académica son admitidos, los cuales se dedican a sacar rápido su carrera de la mejor manera porque tienen un objetivo claro, el cual es graduarse y comenzar así una nueva etapa de la vida de una forma madura y centrada, y estos por lo general son quienes sacan la cara por la universidad; de segundos están los que yo llamo los mediocres o desparchados, son aquellos que no tienen nada que hacer cuando terminan el colegio entonces, ingresan a la universidad con un toque de suerte y además lo hacen por la presión social de sus amigos quienes creen que son los mejores del mundo porque así no entiendan nada y sean lo suficientemente brutos están en una universidad, lo cual los llena de “caché y vanidad”, son los que sin necesidad de preguntarles a que se dedican te dicen con un tono de arrogancia “soy universitario y de la Na…”, y estos pueden estar terminando su carrera diez años después de empezarla cuando esta tenía una duración de cinco años; y de terceros se encuentran los peligrosos, estos son una mezcla de los primeros con los segundos ya que, son más o menos inteligentes, les gusta la lectura, pero también ingresan a la universidad porque en la casa eran fruto del maltrato que le propinaban sus padres o simplemente en el colegio fueron discriminados y como entran a una institución se sueltan en sí mismos y comienzan a querer llamar la atención, a sentirse los mejores, producto de la popularidad que genera fumarse un porrito, o dejarse el cabello largo, o andar con un libro del Che o de Marx sin saber si quiera el porqué de lo que hacen, son tan peligrosos que las instituciones los mantienen en ellas por puro miedo y para completar son unos idiotas que se contradicen entre sí.

Con los hechos de esta semana que dejaron como trágica consecuencia en el país un muerto y varios heridos podemos darnos cuenta de los idiotas que son, pretenden protestar por algo que no conocen, lo hacen con la violencia porque creen que es la única forma de conseguir lo que se proponen, porque ninguno ha sido capaz de comprobar que hay otros medios para solucionar las cosas; lo hacen por el hecho de que les apasiona sentir la adrenalina de acabar con lo de ellos, con lo nuestro, con lo público, que es lo que tanto defienden, causan daños de innumerables cuantías perjudicando a toda la comunidad educativa al buen estudiante que con esfuerzo llega a clases para aprender, eso es lo que logran estos desgraciados sacar de los centros educativos al buen estudiante (ellos los llaman fascistas como forma de sentirse sabios puesto que no se saben ninguna otra palabra y ni siquiera saben en qué consistió el fascismo), es lo que causan estos bandidos, son estos terceros quienes van a terminar acabando con la educación pública.

A modo de conclusión el Estado debería realizar un control de quienes son los que están causando tanto daño y expulsarlos de estas instituciones del saber, puesto que si bien la educación es un servicio público esencial el gobierno no puede permitir que unos pocos que acceden a este derecho, obstaculicen el derecho de los primeros de aquellos que son amigos del conocimiento y la discusión de esos cuyo pensamiento de izquierda o de derecha lo usan para generar cambios y polémicas y que utilizan sus manos no para empuñar una piedra sino para llevar consigo un lápiz, es a estas personas a quienes van dirigidos nuestros impuestos no ha bandidos desocupados que están desfalcando el erario público y que están haciendo gastar el dinero de investigaciones en pintura, sillas, obreros, etc., para reconstruir todo lo que ellos mismos han acabado. Aquí dejo un video de lo que hacen estos desgraciados y lo que lograron.

[email protected]

http://locuracolombiana.blogspot.com/

@davidleogo

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO