J Balvin y un sueño que quiere cumplir cantando estupideces

6 de julio del 2016

“Quiero cambiar la percepción sobre los latinos en todo el mundo”, dice el paisa.

J Balvin y un sueño que quiere cumplir cantando estupideces

Por: @DMateoChacon

Estaba leyendo la edición en línea del New York Times y me sorprendió grandemente cuando encontré un artículo llamado ‘J Balvin es un hombre con una misión: Hacer Reggaeton Mundial’. Lo leí con calma hasta que terminando el texto Balvin dice: “Quiero cambiar la percepción sobre los latinos en todo el mundo”. ¿Qué acaba de decir? ¿Qué clase de imagen puede formar un reguetonero como Balvin? ¿Qué tiene de diferente con los demás reguetoneros en Estados Unidos? Nada. Es el estereotipo andante del latino que busca el sueño americano mientras deja por el piso la imagen de sus coterráneos.

Lea también: Barristas de Millonarios me robaron hasta las gafas

Yo no quiero que al referirse a los latinos el mundo de inmediato piense: “Ah, sí, donde escuchan reguetón”. Ni que al decir que soy colombiano me digan: “Claro, de donde es J Balvin”. Ya tenemos bastante con que nos relacionen con coca para que ahora tengamos que llevar a cuestas este nuevo estigma: el del reguetón. No me interesa que en el exterior me relacionen con ninguna de las dos. La primera le ha traído mucho daño al país, la segunda es de mal gusto.

J Balvin sabe bien la mala imagen que tenemos en el mundo, y por eso pretende ser quien nos libere de este yugo. Pero siendo sinceros, ¿Qué tiene él de diferente con la gran ola de cantantes que han ido a Estados Unidos y Europa?

El colombiano saca pecho por cantar con grandes estrellas como Justin Bieber y Pharell Williams afirmando que su música empieza a ser relevante, pero no es muy diferente a Pitbull, que ha cantado con Usher, Eminem y muchos más. Sin embargo, sigue siendo ese tipo de latino que solo dice “Dale mami”. Cuando está inspirado grita “Mami, dale”

También le puede interesar: El insoportable ‘tonito’ de La Pulla

Sé que lastimosamente esta es la imagen que se tiene de Latinoamérica, la del chabacán, lascivo y payaso, que solo busca sobresalir con dinero fácil para poder alardear. El artículo del Times resalta la canción ‘Veneno’ del último álbum del reguetonero. Esto es lo que dice este poético tema: “Quiero empacarme una jefa como Rihanna. Pero tú no tienes chance. Está fuera de tu alcance. Hago los millones, como campeones”. Todo un poeta. ¡Arjona, te llegó competencia!

Pero no es su culpa. Es que los latinos están dispuestos a hacer cualquier cosa porque los gringos les presten atención. Este es el caso de otra colombiana. Todos se divirtieron cuando en la ceremonia de los Premios Grammy, Sofía Vergara salió de debajo del suelo vestida de taxi. ¡¡¡Sí, de TAXI!!! Llena de confeti y serpentinas, bailó efusivamente junto a Pitbull, mientras este le decía “Sofía Vergara, me paraste el taxi”. Fue de esos momentos en que la vergüenza ajena me hizo cambiar el canal instintivamente. Solo esperaba que el espantoso espectáculo terminara cuanto antes. Un claro ejemplo de lo bajo que un latino puede caer por llegar a la cima.

Sofía puede ser muy bonita y todo lo que quiera. La catalogan como una gran actriz y orgullo colombiano en el exterior, pero es la misma copia calcada de la mujer voluptuosa y gritona. Definitivamente no es el tipo de colombiano del que me siento orgulloso. Los que sí deberían alegrarnos son personajes como Ciro Guerra, el primer director colombiano que fue nominado al Oscar y hace parte de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de Estados Unidos, o John Leguizamo, uno de los artistas más respetados en Broadway.

Pero si J Balvin ha de ser nuestro ídolo y aquel que va a reivindicar a los latinos en el mundo, entonces sigamos su fórmula: Vamos a cantar cualquier idiotez, no hace falta conocer de música, algún productor será quien se encargue de la melodía. Cojamos la mejor pinta de ‘Latin Lover’ y empecemos a decir “Dale mami”. Nada de talento de verdad ni originalidad. Después de todo, este es el cambio que quiere el querido J Balvin para todos los latinos.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO