Me acabo de enterar: la corrupción existe

Me acabo de enterar: la corrupción existe

26 de Marzo del 2017

Los últimos meses han estado las noticias en Colombia marcadas por escándalos de corrupción, mal estaríamos si dijéramos que hasta ahora aparece, a pesar de que como colombianos estamos acostumbrados a la inmediatez y a la mala memoria del pasado. La verdad es que estamos cansados, ciudadanos del común, periodistas, empresarios, entre otros, aburridos que los recursos públicos se burlen, se pierdan, desaparezcan y vayan a los bolsillos de unos pocos.

No es necesario ser un experto en veeduría pública para poder afirmar que es un tema estructural, no es de un departamento o sector, está en el núcleo de la sociedad. No sólo ubicados en el sector público sino también en el privado, caso Interbolsa, Odebrecht entre otros. Nadie se salva.

Algunos expertos, en medio de la desesperación de recibir cada día malas noticias por culpa de la corrupción aluden como siempre a la solución prohibitiva, es decir, se presentan proyectos de ley para aumentar las penas para los corruptos, cárcel o muerte política. Pero la pregunta que surge es ¿criminalizar aún más la corrupción aporta algo a la solución del problema? Es decir, hasta ahora con un Estatuto Anticorrupción, Código Penal, Constitución Política, Reformas Políticas, Código Electoral, y otros, no han sido suficientes para disuadir a los delincuentes corruptos. ¿Entonces qué hacer?.
Según el informe de Transparencia Internacional 2016 indica que los dos países menos corruptos del mundo son Dinamarca y Nueva Zelanda que obtuvieron 90 puntos sobre 100. Completan las demás posiciones que se pueden resaltar Finlandia (89) Suecia (88) Suiza (86) Noruega (85) Singapur (84) Holanda (83) Canadá (82).

Los países más corruptos arrancan con Somalia por ejemplo con 10 puntos se califica como el más corrupto del mundo por 10 años consecutivos entre los 176 incluidos. Lo siguen Sudan del Sur (11) Corea del Norte (12) Siria (13) Libia (14) Yemen (14) Sudan (14) Afganistán (15) Guinea Bissau (16) Venezuela (17) Irak (17).

No será que debemos empezar a mirar hacia afuera y en las prácticas internacionales buscar soluciones efectivas, el caso de China por ejemplo que tiene instaurada la pena de muerte a líderes corruptos que malversen o reciban sobornos superiores a 463 mil dólares. Nos llevan milenios de historia y sus penas en materia de corrupción han sido suficientemente disuasivas, a primera lectura suena radical pero Colombia requiere en este momento de soluciones extremas que generen el control que se requiere para una institucionalidad tan debilitada.

Otro caso es el de Indonesia qué aunque aplica excepcionalmente la pena máxima tiene regulada en su constitución la muerte como pena contra delitos que atentan el patrimonio económico del Estado. Lo que ha permitido solo con la regulación persuasión para evitar cometer delitos contra el patrimonio del Estado.

El caso de Singapur que es modelo mundial en competitividad y educación, obedece su éxito al combate contra la corrupción por Lee Kuan Yew quien decía “si quieres derrotar la corrupción debes estar listo para enviar a la cárcel a tus amigos y familiares” , una medida inicial fue la de aumentar los salarios de los funcionarios públicos y así no tendrían necesidad
de buscar recursos adicionales ilícitamente; otra medida fue la rotación permanente de los funcionarios públicos para evitar que construyeran lazos corruptos; otra medida fueron las inspecciones permanentes sin previo aviso; se impulsaron medios de comunicación independientes que evidenciaran con imparcialidad los casos de corrupción; los servidores públicos se convirtieron en expertos adecuados para servir al Estado y a sus fines; la oficina creada contra la corrupción tuvo poderes autoritarios, un ejemplo de ello fueron las detenciones a sospechosos de corrupción e indagar sobre sus cuentas bancarias, quien fuera condenado sería privado del empleo, pensión y todo privilegio social.

El caso de Dinamarca, que ha sido reiteradamente el país menos corrupto del mundo para 2013, ¿Qué han hecho? No tienen la idiosincrasia nuestra, por ejemplo el 85% de los daneses paga sus impuestos voluntariamente, tolerancia cero frente a cualquier actitud impropia de un cargo público, es un asunto de convicción de cumplir con los deberes ciudadanos. Es una actitud de legalidad.

Pero como dice el dicho “esto no es Dinamarca sino Cundinamarca” debemos pensar en una solución adecuada a nuestra legislación, a unas instituciones débiles, a una administración de justicia congestionada, a la falta de credibilidad en el Congreso de la República y los Tribunales Judiciales, a unos poderes regionales históricos llenos de caciques y familias que controlan la función pública, a la concepción de “la ley no pegó aquí”, etc…

Otro de los casos interesantes es Finlandia que dentro de las medidas implementadas para combatir la corrupción se destacan las siguientes: publicar con total transparencia las cuentas bancarias por todos los ciudadanos del país, no importa que sea un desempleado recibiendo el seguro de desempleo debe publicar la totalidad de sus ingresos. Otra medida es la ausencia de cargos de designación política, los secretarios de Estado o de segundo nivel jerárquico son ocupados por personas de carrera pública y sólo llegan ahí después de exigentes pruebas objetivas. Aplican el principio de libre acceso al poder, significa la posibilidad de ocupar cargos de alto rango en la administración pública por personas promovidas o impulsadas por instituciones educativas o líderes empresariales destacados ante la sociedad, los cargos están abiertos a cualquier ciudadanos que cumpla con los requisitos y sea escogido por méritos por un organismo colegiado.
Ubicándonos en América Latina, el caso más alarmante es el de Venezuela como el más corrupto de América Latina según la percepción global del 2016, se ve el régimen chavista como símbolo de “desigualdad, populismo y corrupción”. El caso de México incumple con el “plan nacional de corrupción, las administraciones son corruptas, y hay poca efectividad de la justicia para castigarlas”.

Chile es uno de los mejores calificados del continente, cuenta con una buena calificación en 2016 gracias a una “policía limpia, justicia profesional, acceso a la información”, como características básicas.

En conclusión, nadie tiene la solución exitosa, o la fórmula mágica para acabar con la corrupción, lo importante es intentar medidas que realmente sean disuasivas y combatan así sea con medidas radicales cualquier comportamiento corrupto o que atenta contra el erario público. Si logramos transparencia en todos los procesos políticos e institucionales, que el Estado financie las campañas políticas en su totalidad, con organizaciones públicas sólidas, donde la sociedad civil y los medios de comunicación sean independientes, quienes ejerzan el poder rindan cuentas reales y permanentes, será posible cumplir con los fines públicos y ejercer la función pública de manera honesta y loable.

No quiere decir que no nos sorprendamos, sino todo lo contrario buscar soluciones contundentes y evitar respuestas como las de nuestro primer mandatario el presidente Santos “me acabo de enterar” o “que acto tan bochornoso” frases que no solucionan nada y si en cambio demuestran el mínimo valor que se le da a tan graves actos de corrupción conocidos en los últimos días. Pretender un país donde la responsabilidad política exista y se aplique, donde el Presidente asuma sus responsabilidades y de ejemplo a la nación colombiana.

No podemos permitir que nuestros hijos y las futuras generaciones crezcan con la idea de una sociedad corrupta por naturaleza. Es necesario luchar contra nuestra propia idiosincrasia que es lo más difícil porque cambiar las leyes es simple, cambiar la sociedad es un reto.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.