¿Acepto al patriarcado por querer ir al gimnasio?

28 de enero del 2015

La realidad aplasta a la teoría. Ahora que Paulina Vega es “Miss Universo” veo reflexiones que debimos decirnos hace años. Que las mujeres somos más que un pedazo de carne. Que la moda te ofrece otras formas de verte porque tú construyes tu belleza y no los hombres. Citan a Susan Sontang, uno no tiene […]

La realidad aplasta a la teoría. Ahora que Paulina Vega es “Miss Universo” veo reflexiones que debimos decirnos hace años. Que las mujeres somos más que un pedazo de carne. Que la moda te ofrece otras formas de verte porque tú construyes tu belleza y no los hombres.

Citan a Susan Sontang, uno no tiene la obligación de ser bella, por eso estás en tu derecho a tener curvas y teñirte las axilas de colores. Y todo suena tan genial en una época donde el derecho a ser diferente se proclama como “el nuevo negro”y  se usa para vender revistas y hacer campañas que hagan decir : “Genial”. Y ya.

Porque en la vida real todo eso es sumamente contradictorio. Las mujeres pagan por tratamientos y la industria cosmética se enriquece. Prendas como el jean levantacola o la lencería  siguen vendiéndose como pan caliente en todo el mundo. Y si bien las revistas nos dicen “sé tu misma” nos dan consejos sobre cómo tener el perfecto cuerpo de playa. Y así venden.

La explicación más obvia sería que el sistema patriarcal hace que las mujeres sigan queriendo complacer a los hombres. Pero, ¿tienen todas el cerebro de la Stacy Malibú que habla? ¿Deben ser sus elecciones estilísticas la única cualidad por las que se las etiquete? ¿Somos esclavas del patriarcado por ir al gimnasio?

No vivo aún en 1950. Estoy de acuerdo en que las mujeres tienen todo el derecho a verse como quieran y a exigir respeto e igualdad. Pero no estoy de acuerdo en que otras mujeres que “luchan por nosotras” piensen que mi única meta en la vida es complacer a un tipo porque adoro pintarme, o porque adoro querer ser más delgada. Como si estuviese mal adorar nuestra vanidad porque queremos o querer cocinar para nuestra pareja, como lo hizo la pobre actriz de “The Big Bang Theory”.¿ Eso nos hace más “brutas” y “sometidas”?

No entiendo por qué está bien aplaudir solamente a una mujer que no se quiere depilar por un año y afirmar que una mujer que se pone un levantacola, taconazos, extensiones y crop top es una “grilla de mierda que lo único que quiere es un tipo y no tiene una neurona en la cabeza”. ¿Qué tal que tenga una carrera profesional y esté tan indignada como usted por lo que pasa en Colombia? No entiendo por qué alguien como Lady Gaga debe ser genial y alguien como Paulina Vega no puede serlo. ¿Es menos la barranquillera por haber elegido y querido ser reina?

Sí, las mujeres deben aprender que hay algo más que su belleza para lograr ser quien quieran ser. Que si pueden acceder a la educación verán otras posibilidades. Que pueden verse como quieran sin presiones de ningún tipo. Pero también, que si llegan a querer arreglarse e ir al gimnasio, entender que no es un pecado. Que al fin de cuentas, es su problema y no el de nadie más.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO