Aerocafé, un proyecto necesario

16 de febrero del 2015

Los caldenses tienen el sueño de ver despegar el primer avión internacional desde sus tierras, la esperanza sigue viva de que ya no dependamos de una terminal aérea de vuelos nacionales y con limitados operadores. Sueñan con ver despegar los productos regionales directamente al exterior, de enviar a los hijos o verlos llegar del extranjero. […]

Los caldenses tienen el sueño de ver despegar el primer avión internacional desde sus tierras, la esperanza sigue viva de que ya no dependamos de una terminal aérea de vuelos nacionales y con limitados operadores. Sueñan con ver despegar los productos regionales directamente al exterior, de enviar a los hijos o verlos llegar del extranjero. Todas estas esperanzas eran alimentadas con la construcción de Aerocafé, un proyecto de importancia para el desarrollo regional.

Quizás la falta de planeación, el apetito burocrático y la poca atención a este proyecto, hoy ponen a tambalear las esperanzas de miles de caldenses. También contribuyen a esta situación de zozobra las posturas populistas del presidente, que mientras estaba en campaña prometía a los caldenses que la terminal aérea sería una realidad, hoy después de haber conseguido que 130.000 caldense lo apoyaran en las elecciones presidenciales, argumenta que Aerocafé no está dentro de las prioridades del gobierno; quizás muchos de esos votantes lo hicieron convencidos de que este proyecto tendría el impulso gubernamental necesario para ser terminado. Para el presidente Santos lo importante es quedar bien y conseguir simpatizantes, sin importar que sus palabras vayan en contravía con sus deseos y hechos.

Si para el Aerocafé no es una prioridad después de haber ilusionados a incautos votantes, yo hoy le digo que es uno de los proyectos más importantes para el desarrollo nacional y de las regiones aledañas: Antioquia, Valle, Risaralda y Quindio; y las razones para sustentar esta afirmación las enumera muy bien el Ingeniero Civil Gonzalo Duque Escobar en su blog, donde cita cinco razones por las que debemos defender la realización del nuevo Aerocafé, además de considerar nuevas proyecciones técnicas, cita una nota publicada por él en  La República  y textualmente dice así:

“Valor estratégico: Aerocafé cuenta con una posición de privilegio como centro de la conurbación Cali-Medellín y epicentro del Triángulo de Oro de Colombia, un territorio de 200 km de radio, donde habitan 23 millones de habitantes y se genera el 64% del PIB de Colombia. Según la Asociación Colombiana de Aviadores Civiles, un Jumbo que levanta 75 mil libras del aeropuerto de Rionegro y 83 mil libras de El Dorado, podría levantar 112 mil libras desde Palestina, Caldas.”

 Como vemos, esta obra es necesaria para transportar los productos de esta zona donde se genera la mayor parte del PIB, además sería el aeropuerto nacional donde los aviones podrían despegar con su carga completa, tanto de productos como de pasajeros, hacia destinos internacionales. Otra razón es que sería inviable el paisaje cultura cafetero y más razones que pueden consultar en su blog.

Así que si el presidente Santos cree que con esta decisión está castigando a Caldas por su masivo apoyo a sus contradictores políticos, está muy equivocado, pues como lo argumentamos en la cita anterior es un proyecto de relevancia para el desarrollo nacional, con esta mala decisión está afectando el progreso nacional y su mandato constitucional de gobernar buscando el progreso nacional sin importar el color político de algunas regiones.

@SZuluagaZ

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO