La Audiencia de Álvaro Uribe Vélez

18 de agosto del 2011

El acusado expone una historia personal en la que exalta las virtudes de sus padres y cuenta su infancia y juventud. Reseña a unos cuantos amigos de universidad y luego expone los motivos por los que ha violado la ley. Acusa a las víctimas de sus acciones. Se refiere a la madre de uno de […]

El acusado expone una historia personal en la que exalta las virtudes de sus padres y cuenta su infancia y juventud. Reseña a unos cuantos amigos de universidad y luego expone los motivos por los que ha violado la ley.

Acusa a las víctimas de sus acciones. Se refiere a la madre de uno de los investigadores por su nombre de pila y llega al punto de exigirle respeto al ente acusador. Un respeto que se cifra en que no haya ninguna acusación ni insinuación de su culpabilidad.

Recalca el carácter de probidad de los que son señalados como sus cómplices y que, efectivamente, están privados de la libertad o huyendo de la justicia colombiana. Insulta a la prensa y a la memoria del país asumiéndose como el garante de la libertad y la justicia de una nueva patria debida a él.

Evade las preguntas directas que le hace uno de los investigadores, el cual lo llama Presidente sin ninguna verguenza. El acusado dirije la audiencia. Dice qué es válido preguntar y qué no. El acusado pone como escudo a su familia y se muestra como un ser falto de poder cuando al mismo tiempo intimida con sus declaraciones a quienes lo investigan.

Termina la audiencia a su acomodo. Las víctimas exigen respeto y poder interrogar al acusado quien se ríe en sus caras, con la complicidad de las carcajadas de algunos asistentes, mientras estrecha la mano de los investigadores y es despedido por la comisión investigadora y acusadora como un héroe, un ser inmaculado y honesto.

Cinco horas de lo que realmente es la justicia en Colombia. Quien tiene poder es considerado el dueño de la justicia; el dueño de la verdad, aún si las evidencias señalan otra cosa.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO