Andanzas de un culebrero

18 de agosto del 2011

Ante todo, la plastilina: no tengo nada en contra de los paisas, menos de los culebreros, no soy uribista,tengo amigos que lo son y otros que no,no vote por el, me importa poco que pase o no con el, solo espero que la verdad triunfe. Lo que si me tiene fuera de tono es el […]

Ante todo, la plastilina: no tengo nada en contra de los paisas, menos de los culebreros, no soy uribista,tengo amigos que lo son y otros que no,no vote por el, me importa poco que pase o no con el, solo espero que la verdad triunfe.

Lo que si me tiene fuera de tono es el poder que ese señor sigue ejerciendo, el control politico que aun mantiene y lo mas triste el terror que aun engendra, no me importa si ha tenido o no nexos con paramilitares, con guerrilla o con el mismo vaticano, pero al ver hoy su version libre, me senti en los tiempos de sus consejos comunales, aquellos consejos a los cuales podian asistir cualquiera no importara raza,color,religion,partido politico, eso si despues de pasar 10 anillos de seguridad, en donde te requisaban mejor que en un examen de prostata, en donde podia entrar cualquiera siempre y cuando estuviese a favor del cacique, aquellos tiempos en donde podias intervenir despues que revisaban tu cuestionario de preguntas, esos tiempos de libertad, esa libertad de escoger entre esto y aquello,siempre y cuando al presidente le guste, esa libertad que me recuerda tanto la sabiduria de Erich Fromm, plasmada en un libro tan sencillo pero profundo,”El miedo a la libertad”.

Verlo moverse a sus anchas y declarar y enculebrar durante el tiempo que quiso, me recordo el tiempo en donde la gente le creyo, menos yo, me recordo los tiempos de la seguridad democratica, los tiempos en donde mis compañeros me decian que antes de el era imposible viajar de Barranquilla a Monteria despues de 6 de la tarde y yo les digo que claro, porque en el medio esta su finca, esa finca a que la divipola llama departamento de Cordoba, claro que tiene que ser segura la carretera.

Hoy el culebrero mayor inicia un discurso en el cual involucra a su familia, a sus ancestros, a el mismo, y pasa de victimario a victima, y le creen, a mi no se a ustedes me cuesta creer como una persona que tuvo el control total de las situaciones, que erigio un imperio a su alrededor, una persona que como lo contempla la constitucion politica y civica de Colombia en su articulo 189, es el Comandante y Jefe Supremo de las Fuerzas Armadas (Dios), pretenda hacerme creer que no sabia nada de lo que pasaba en el pais, que jamas dio una orden, que nunca intercepto un telefono (no quiero ni pensar si hubiese tenido una hija, la forma en que le hubiese realizado un seguimiento a un pretendiente), no , no puedo tolerar eso, me hace recordar a nosostros las personas del comun, cuando nunca hacemos un mea culpa en nada, expresamos a vox populi y gritos que el recibo de la electricidad llego muy caro y no recordamos cuantos bombillos dejamos encendidos sin necesidad, cuantas noches el televisor amanecio mirandonos el a nosotros, yo solo tengo una pregunta: y que esperabamos?; Acaso esperabamos que aceptara  su responsabilidad en tanta corrupcion, en las chuzadas, en los financiamientos de las campañas, en que su hijo prodigo utilizo AIS de la manera que lo hizo, acaso esperamos que acepte los falsos positivos, fueron ocho años querido lector, ocho años en que vivimos en esa cortina, en donde la oposicion era controlada entre la libertad que el permitia, ocho años en que el culebrero vendio su producto y vencio,no quiero ni pensar que hubiese pasado con cuatro años mas.

A todas estas, seguiré pendiente, no soy enemigo de Alvaro Uribe, como humano puedo respetarlo por su titulo de Derecho, por su carrera diplomática, y por sencillamente ser una persona, yo no comulgo es con el ex-presidente, el culebrero, ese que negara todo hasta el final, y al final vencerá, ojala pueda tener vida para que la verdad triunfe, pero perdonen mi pesimismo, vivimos en Macondo.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO