Bienvenida a los oficios de la monotonía

6 de abril del 2011

Bogotá es una ciudad de cosas inadvertidas, diría Gay Talese en algún momento sobre Nueva York, yo lo digo ahora sobre Bogotá. Y es que estamos acostumbrados a historias sobre robos, corrupción y violencia a diario. Parece que esa fuera nuestra única realidad, parece que fuera de lo único sobre lo que se puede hablar o parece que fuera de lo único que nos gusta escuchar. Historias hay millones, cada uno tiene una, por eso este blog quiere contar esas historias. Contar la vida de gente normal, gente como yo o como usted lector, que se escapan a la mirada del periodismo pero no dejan de ser historias interesantes para contar.

Crónicas, reportajes como lo quieran llamar es lo que en este blog van a encontrar. Cada semana – espero que así sea – van a encontrar una historia diferente a las que nos acostumbramos a leer. Kien y Ke tiene por lema “el placer de saber más”, pues que conocer estas historias haga parte de ese placer. Historias de perdedores, de gente que es invisible, de gente que siempre está ahí y por eso mismo por convertirse en algo tan monótono nos llegamos a acostumbrar a ellas y olvidamos que su trabajo es fundamental para sostener eso que llamamos una vida normal.

Sin más preámbulos que no sea esta bienvenida la que hable sobre el blog, sino que sean las futuras entradas las que demuestren si sí vale la pena contar estas historias.

Gay Talese Talks of Men and Books

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO