¡BOGOTÁ INHUMANA YA !

28 de enero del 2015

¡BOGOTÁ INHUMANA YA! El Programa de Gobierno de la actual administración lleva el pomposo titulo de la Bogotá Humana, miles de millones de pesos se han gastado en publicidad hasta en canales internacionales para posicionar un lema, que en la letra es muy bonito pero en la realidad es una vergüenza.  A sus 38 años […]

¡BOGOTÁ INHUMANA YA!

El Programa de Gobierno de la actual administración lleva el pomposo titulo de la Bogotá Humana, miles de millones de pesos se han gastado en publicidad hasta en canales internacionales para posicionar un lema, que en la letra es muy bonito pero en la realidad es una vergüenza.  A sus 38 años de edad Albeiro Echeverry Alzate, vive el peor drama de su vida. El 24 de noviembre de 2012 ingreso al consorcio SUMA como conductor de un bus del SITP, En ese momento la oportunidad laboral de su vida para brindarle bienestar a su familia, hoy la peor pesadilla porque por cuenta de lo que le sucedió hasta sin familia se quedó.

El 18 de febrero de 2013 iniciando su ruta diaria en Ciudad Bolívar se quedó sin frenos, un muro de un colegio acabó con la carrera desenfrenada del vehículo sin control e impidió una tragedia. El único lesionado Albeiro el conductor.

Como no hubo pasajeros o peatones heridos, el operador SUMA, no reportó el incidente ni a las autoridades de transito ni a Transmilenio, que supervisa el SITP y lo mas grave, cuando llevaron el conductor a la EPS, reportaron que se resbaló bajándose del bus, Ahí empezó el drama para este humilde conductor.

Los meses pasaron y todo el mundo se olvido del accidente, menos Albeiro al que el choque le generó problemas en su columna, que con el paso del tiempo mermaron su movilidad y lo tienen caminando con bastón.

Casí dos años después Albeiro, se encuentra en situación de discapacidad, no puede sentarse, no puede alzar más de cinco kilos, no puede trabajar y escasamente alcanza a caminar. Desde el Concejo denunciamos el tema, el gerente de Transmilenio se comprometió públicamente un debate de control político  ha atender el caso, pero la Bogotá Humana hizo todo lo contrario.

El viernes pasado le enviaron una carta donde “cínicamente” le desean que logre superar sus problemas de salud y le dicen que vaya al Ministerio de Trabajo para que atiendan su caso.

No hay derecho a tanto descaro por parte de la administración de Gustavo Petro,  si en el momento del accidente hubiese existido un control efectivo del distrito a los operadores del SITP, el operador SUMA, no hubiera podido ocultar el accidente y hoy el conductor no estaría viviendo el drama de que en la EPS y en la ARL no le respondan, porque a toda costa están tratando de disfrazar la discapacidad producto del accidente como una enfermedad común.

Echarse el discurso veintijuliero de la inclusión, la equidad y el respeto de los derechos humanos es muy fácil, a diario lo hace este alcalde, pero gracias a la actuación de varias entidades distritales, en la ciudad hay miles de “albeiros” sufriendo el drama de sus derechos vulnerados y sin quien los resuelva, porque en la Bogotá Humana de Gustavo Petro hay de todo menos humanidad y respeto por los demás.

@javiermpalacio

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO