#BogotaComoDebeSer

2 de marzo del 2015

Ayer el partido de la U por unanimidad le dio el aval a Rafael Pardo, como candidato a la alcaldía de Bogotá. Pero mas que un aval partidista lo que recibió Pardo fue un mandato para recuperar a la ciudad, para retomar el rumbo de una #BogotaComoDebeSer. No se puede repetir el error de las […]

Ayer el partido de la U por unanimidad le dio el aval a Rafael Pardo, como candidato a la alcaldía de Bogotá. Pero mas que un aval partidista lo que recibió Pardo fue un mandato para recuperar a la ciudad, para retomar el rumbo de una #BogotaComoDebeSer.

No se puede repetir el error de las pasadas elecciones a la alcaldía, donde por intereses individuales se sacrificó el interés colectivo y con el 30 por ciento del potencial electoral se eligió un huésped nefasto para el Palacio de Liévano.

Estos últimos cuatros años sumados a ocho mas, donde los destinos de Bogotá han estado regidos por la izquierda solo han dejado decrecimiento de la economía, estancamiento del desarrollo y perdida del rumbo, eso sin hablar de los temas que mas afectan a los ciudadanos de a pie, como son; la inseguridad, inmovilidad, desempleo y el flojo crecimiento de los indicadores de los programas sociales y educativos, mas allá del discurso que solo busca titulares de prensa.

Llegó la hora de ponernos serios y pensar más en la ciudad, que en los intereses políticos individuales porque no podemos volvernos a dividir y permitir que nuevamente un candidato con poco votos llegue a la alcaldía mayor

Los programas de gobierno de “Lucho”, Samuel o Petro naufragaron. La Bogotá sin hambre hoy es una utopía, la Bogotá Positiva se quedo en el papel y ni hablar de la Bogotá Humana que suena muy linda en el discurso pero que en el día a día es un fiasco. No es sino preguntarle a los conductores del SITP, a los ciudadanos y lo que viven en las calles o a los desplazados sin techos pero si con muchas promesas de futuros bienestares.

#BogotaComoDebeSer es el rumbo a seguir y a la cabeza de ese proyecto de ciudad estará Rafael Pardo, que en solo unos pocos días como alcalde encargado, demostró que a esta ciudad solo le falta un gerente que trace el rumbo y lo conduzca con políticas públicas claras, fruto de la planeación y la organización y no de la terquedad y la improvisación.

El partido de la U y el liberal ya están embarcados en esta empresa, a la que se deberían sumar en  próximos días el partido conservador y  cambio radical, como el reflejo de una Unidad Nacional que llevó a la presidencia por segunda vez a Juan Manuel Santos y que hoy tiene el compromiso de devolverle a la ciudad parte de lo que esta le ha brindado.

Adiós a las mezquindades, a los cálculos políticos, a la suma de curules, o a la pelea por las dignidades. Lo que la capital hoy necesita es una coalición fuerte que lleve a Rafael Pardo a ocupar el Palacio de Liévano, porque esta ciudad no aguanta una improvisación mas. Bogotá no es una lotería para que un oportunista se la gane sino una realidad  que necesita de un estadista que la gobierne

@javiermpalacio

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO