Bolillo para todos

8 de agosto del 2011

Solo en un país en el que se denunciaron a Medicina Legal 417 mil casos de violencia de género entre 2000 y junio de 2009, solo en un país en el que el 67% de las mujeres con pareja estable reconocen, según informes del Ministerio de Protección Social, haber sido agredidas físicamente, solo en un […]

Solo en un país en el que se denunciaron a Medicina Legal 417 mil casos de violencia de género entre 2000 y junio de 2009, solo en un país en el que el 67% de las mujeres con pareja estable reconocen, según informes del Ministerio de Protección Social, haber sido agredidas físicamente, solo en un país en el que siempre preferimos ver la paja en el ojo ajeno, es que es entendible que la prensa y la opinión pública hayan salido hoy masivamente a juzgar a Hernan ‘El Bolillo’ Gómez por haberle pegado a una mujer en un establecimiento público de Bogotá el fin de semana que recién terminó.

Quiero que no se me malinterprete: que el ‘Bolillo’ o que usted sean autores o cómplices de cualquier comportamiento que genere violencia no es justificable bajo ninguna circunstancia. Pero que las redes sociales y los medios de comunicación más influyentes salgan a exigir la renuncia del técnico por ese hecho, es una prueba más de la hipocresía que tiene jodido a este país.

Si todos los que en algún momento han violentado a su pareja, hombres o mujeres, da lo mismo, renunciaran hoy mismo a sus cargos, el presidente Santos debería dar un muy buen discurso explicando las razones del aumento incontrolado de la tasa de desempleo en este país.

Que nadie compre boletas de lo que queda del Mundial hasta que el ‘Bolillo’ renuncie, piden en Twitter algunos. Que como es una figura pública no es aceptable esa conducta, como si el haberlo hecho en la privacidad de su apartamento no hubiera sido una conducta igual de reprochable, o como si el haberlo hecho tras la puerta cerrada de su casa, como lo hacen la mayoría de ustedes, hiciera que el dolor del golpe en la cara del o la agredida fuera menor. Que pida excusas públicas como lo hizo en el comunicado enviado a la W es importante, pero cuántos de quienes han cometido errores similares han pedido excusas, así sea en privado. Es más, cuántos de los que han actuado así, refugiados en la intimidad de su caverna, han modificado sus comportamientos a partir del reconocimiento de que algo así es igualmente brutal independiente de cómo y por qué se hace.

Si quieren una razón para que el seleccionador renuncie les doy una: Colombia en la Copa América marcó, en promedio, menos goles por partido que el último de la Liga española 2010-2011 y menos que el Pereira durante el año que pasó sin que ganara un partido.

Ahora resulta que este país sí es un país de ángeles. Pero yo seguiré creyendo que solo estaremos mejor si todos los que le han pegado a su pareja o la han maltratado verbalmente, dejan de hacerlo, en lugar de salir a dar sermones sobre la responsabilidad pública, sermones que suenan tan falsos como cuando los de sotana dicen que el matrimonio entre personas del mismo sexo es una patología de la degradación humana. ¿No era uno de ellos el que decía que “lance la primera piedra el que esté libre de pecado”?

Colombia es pasión, pero también es hipocresía pura. Siempre queremos tapar los problemas con pañitos de agua tibia, o en este caso, con renuncias protocolarias. Ojalá algún día todos asumamos con responsabilidad el compromiso que tenemos con nuestros hijos: entregarles un país en paz. Y eso es menos responsabilidad del técnico de la Selección, que de usted y mia.

@Santiagomezm

Foto tomada de: http://asudafrica2010.blogspot.com/2011/07/el-planteo-tactico-del-bolillo-gomez.html

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO