Canal Co-Chino

18 de mayo del 2013

no solo estaría en juego la soberanía colombiana, sino la supervivencia ambiental y sostenible de la zona

Fuente Imagen: Escuela de Buceo Oceánica (sitio web)

Es bien sabido que hubo muchos intereses tanto en el pleito como en el fallo emitido por la Corte Internacional de la Haya (19/11/12) en relación a los reclamos de Nicaragua sobre el Archipiélago de San Andrés. Aunque la tierra quedó en manos colombianas, se perdieron 75000 kilómetros cuadrados de áreas marinas y submarinas; de ahí a que el régimen de Ortega quiera más y parece que se está preparando; la respuesta del gobierno colombiano fue cambiar el equipo de abogados en este caso y la firma electa (Volterra) pronto dará luces sobre lo que pasó realmente con el supuesto trabajo que hasta entonces hizo el equipo anterior, cuyos resultados no fueron los mejores (así los expresidentes Pastrana y Uribe peguen el grito en el cielo, pero deben asumir la mayor responsabilidad política frente a la problemática). A todo lo anterior, se debe sumar que hay intereses chinos de construir un canal interoceánico que comunicaría el Mar Caribe con el Océano Pacífico a través de territorio nica, y ellos creen que San Andrés sería un punto importante, de ahí que sea polémico un papel de cierta juez de nacionalidad china en el trabajo del ente judicial internacional.

¿Cómo se puede explicar lo anterior? Un análisis hecho por Noemí Sanín y Miguel Ceballos Arévalo para la revista Semana (en cabeza de Juán Carlos Sierra) manifiesta que la superficie marina perdida no es suficiente para que China y Nicaragua desarrollen su canal (que trataría en cierta forma de competir con el Canal de Panamá, el cual trajo como consecuencia en 1903 la pérdida de ese departamento de Colombia, gracias a las excentricidades de Theodore Rooselvelt). En dicho trabajo se destaca el hecho de que se desconocieron jurisprudencias y tratados vigentes entre los dos países, así como mandaron al cuarto de San Alejo las características históricas; mejor dicho, el gran afectado con dicho fallo fue el enraizamiento de los habitantes de las islas. Eso sí, el gran protagonista de semejante jugada fue el Magistrado Nicaragüense Carlos Argüello (quien resultó más vivo y más fregado que Jaime Lombana, Jaime Granados, Abelardo de la Espriella e Iván Cancino juntos y alimentados a base de taurina); y como en Colombia Julio Londoño y Guillermo Fernandez de Soto se quedaron dormidos en los laureles, cuales empleados públicos en ciertas situaciones, entonces así no se puede. Ah, hay que tener en cuenta que en las cosas secretas de CM& recodaron la pregunta incómoda de la Juez China a la delegación colombiana: ¿saben de lo que se está tratando aquí? Esta juez se llama Xue Hanqin, quien por ética debió declararse impedida para el caso, porque quedó como una CVY (como voy yo).

El Gobierno de Colombia, en cabeza del Presidente y la Canciller, afirman que se encuentran preparando junto con Volterra el material para contrarrestar nuevos problemas y nuevos dolores de cabeza en esta materia; porque eso sí, se dejaron echar cuentos chinos de los Dueños de la Seguridad Democrática en esta materia. Es importante recordar que en julio de 2008 el gobierno de ese entonces pensó en negociar con Ortega el sector de la Luna Verde, así como explorar a la topa y tolondra petróleo en la zona (algo que tres años después el actual gobierno se comprometió a impedirlo), y sumándole la declaratoria que la Unesco hizo de este sector como Zona de Protección (algo que parece que Nicaragua y China, países que no se caracterizan por ser amigos del Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible). A continuación se relacionan las palabras emitidas por Daniel Ortega frente a la financiación de dicho canal (El Pueblo Presidente – 07/09/12): “Yo quiero comunicarle al pueblo nicaragüense, a las familias nicaragüenses que esta tarde se firmó un memorando de entendimiento donde el Estado Nicaragüense a través del representante, de nuestro presidente de la Autoridad del Canal, le autoriza a la empresa HK-Nicaragua a estructurar, a gestionar el financiamiento del proyecto del gran canal interoceánico de Nicaragua”. Luego es fácil relacionar esto con las primeras palabras que dicho señor dijo luego de conocerse el fallo, invitando al Presidente Santos a charlar directamente (¿proponiendo un carrusel o una locomotora de ingeniería con consecuencias antiambientales de dimensiones incalculables?).

 

El 3 de julio del año anterior, la Asamblea de Nicaragua aprobó la Ley del Gran Canal Interoceánico, con unos parámetros supuestos de protección ambiental, tales como:

–    La construcción y operación de El Gran Canal de Nicaragua, deberá desarrollarse bajo un estricto proceso de identificación, valoración, análisis, prevención, minimización y corrección a los riesgos que puedan surgir a consecuencia de amenazas de origen natural y la susceptibilidad a recibir daños.

–    Los impactos ambientales que por su naturaleza no puedan ser evitados, deberán ser compensados o mitigados mediante programas permanentes de conservación y desarrollo de ecosistemas de las áreas aledañas a El Gran Canal de Nicaragua, asegurando así mismo, la restauración de los ecosistemas que resultaren  afectados.

Como quien dice, esto sería un canto a la bandera, y no solo estaría en juego la soberanía colombiana, sino la supervivencia ambiental y sostenible de la zona.

PD: ¿Porqué en los colegios sacan la excusa de que ocurrió fuera del plantel, frente a los casos de matoneo?

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO