Colombia y la exagerada presencia y abuso de Naciones Unidas en su territorio.

24 de marzo del 2011

Con gran preocupación observo como los “varios” representantes de varias de las agencias, organismos especializados, oficinas y altos comisionados de Naciones Unidas actúan en nuestro país. En esencia las organizaciones internacionales no están facultadas para establecer representaciones en el territorio de sus Estados miembros, sin embargo, en casos excepcionales (y con varias talanqueras jurídicas) esto […]

Con gran preocupación observo como los “varios” representantes de varias de las agencias, organismos especializados, oficinas y altos comisionados de Naciones Unidas actúan en nuestro país.

En esencia las organizaciones internacionales no están facultadas para establecer representaciones en el territorio de sus Estados miembros, sin embargo, en casos excepcionales (y con varias talanqueras jurídicas) esto se permite para evitar crisis humanitarias, garantizar la vigencia de los derechos humanos o adelantar actuaciones y operaciones de mantenimiento paz y garantía de la seguridad internacional.

Hasta allí todo es normal, sin embargo, basta mirar que Estados tienen presencia de Naciones Unidas para dar cuenta de que son países en vía de desarrollo, Estados fallidos, republiquitas y/o Banana Republic.

De la anterior concepción Uribista de las relaciones internacionales basada en enemistarse con sus vecinos, mirar a un ingrato Estados Unidos y permitir la presencia, abusos y exageración de oficinas, funcionarios y representaciones de Naciones Unidas (valdría la pena averiguar cuanto le cuesta a Colombia esto!), se colige el hecho de que, a pesar de que no existiera “conflicto armado” en el discurso oficial, dábamos todas las pruebas al auspiciar y permitir el protagonismo de las organizaciones internacionales en esta materia.

Es recurrente mirar cualquier noticiero o leer algún periodo para ver las declaraciones (intromisiones diría yo) de los representantes de las oficinas de los altos comisionados de Naciones Unidas (en especial el de Derechos Humanos) y las opiniones sobre los temas de genero, la rama judicial, la protección, el clima, etc., etc., etc.

Para el desprevenido lector esto parecería ser beneficioso, estamos en la mira internacional dirán algunos, sin embargo, la realidad es otra: i) por especialidad las Naciones Unidas tiene UN solo coordinador residente que se encuentra facultado para hablar a nombre la organización, ii) la organización internacional (léase Naciones Unidas) no se puede pronunciar o tener injerencia sobre asuntos internos del Estado y, iii) sus opiniones, condenas y juicios (políticos por demás ) tienen efectos negativos en la política interna y la percepción internacional.

Espero de corazón que el “Gobierno de la Prosperidad Democrática” corrija el rumbo y ponga en su lugar a las Naciones Unida limitando (como es su derecho) sus actuaciones, condenas y pronunciamientos – importantes por demás – y que se ponga alguna orden a esto púes, a pesar de no ser Dinamarca tampoco somos Somalia, por lo que permitir esta exagerada y errada presencia de Naciones Unidas nos iguala a Estados fallidos y republiquitas que necesitan un “hermano mayor” que las vigile, regañe y reprenda, todo lo cual sería bienvenido si en lugar de salir a condenar de una manera desabrida y trasnochada el cruel y cobarde asesinato de la pobre jueza de Tame, por ejemplo nos aportaran recursos para la protección y movilización de este tipo de funcionarios en riesgo (eso si es cooperación!), tal vez alguno de los muchos carros diplomáticos que usan en Bogotá, libres de impuestos y sin pico y placa.

A veces “más” no es mejor, menos presencia y más relevancia de estas organizaciones!

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO