Corazón y cerebro

9 de agosto del 2019

Opinión de Antonio Pinilla.

Corazón y cerebro

Imagen: theawkwardyeti.com

Después de trabajar nueve años en una compañía como diseñador gráfico, Nick Seluk decidió seguir su sueño de ser caricaturista. Desde el 2012 The Awkward Yeti se ha convertido en su obra más destacada. Un libro de comics que narra con humor los diálogos internos que tenemos los seres humanos, donde los protagonistas son un cerebro calculador y un corazón extrovertido.

Lo que hace entretenido a este comic, es que lo bueno o lo malo que decida el personaje es gracioso, en este caso es Lars, un Yeti que afronta diferentes dilemas bajo el control de su mente o de sus emociones. Si el corazón y el cerebro tuvieran personalidad, ambos serían seres opuestos en todo. De hecho en la portada del libro aparece una bifurcación en donde el cerebro camina hacia las responsabilidades de adulto y el corazón, detrás de una mariposa, hacia un sinsentido absoluto.

El cerebro mide las consecuencias de lo que va hacer, es controlador y quiere tenerlo todo en orden. Por otro lado, el corazón es completamente indiferente a las consecuencias de sus actos, es arriesgado, amigable y tiene la capacidad de ser feliz al ver la belleza de las cosas. Ambos deben trabajar unidos para sacar a Lars de sus problemas. Las decisiones de uno repercuten en el estado de ánimo del otro hasta encontrar el momento en que ambos están satisfechos.

Mi viñeta favorita muestra al cerebro preguntándole al corazón, si pudieras estar en la mente de alguien, ¿a quién elegirías?, el corazón sin apuro le responde que en el de una ardilla que ve sobre un árbol, el cerebro le dice que podría elegir la mente de un genio como Einstein, Shakespeare o da Vinci; pero el corazón le repite que el de la ardilla porque se ve feliz.

En la vida hay que actuar con ambos sentidos. Sentir lo que se quiere y pensar cómo hacerlo posible. Al ser los únicos seres que se estresan con una idea, es necesario saber trabajar nuestros pensamientos y nuestras emociones para conseguir lo que deseamos. Una armonía en acción que supere las barreras que aparecen y al mismo tiempo nos sensibilice de lo que nos rodea.

Antonio Pinilla

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO