Cuando el periodismo pierde su verdadera esencia

15 de julio del 2014

Crítica a los titulares del periódico samario ‘Hoy Diario del Magdalena’ durante el Mundial Brasil 2014

Cuando el periodismo pierde su verdadera esencia

La academia enseña que el periodismo es clave en la sociedad para saber que está pasando en ella, y jamás debe ser utilizado para la destrucción y la infamia. Quizás este juicio de valor, que todo buen periodista debe tener claro, fue olvidado u omitido por uno de los principales periódicos de la ciudad de Santa Marta, el polémico ‘Hoy Diario del Magdalena’.

Mientras muchos medios nacionales e internacionales mostraban con mensura y profesionalismo el reprobable arbitraje del español Carlos Velasco Carballo durante el partido Brasil – Colombia, el periódico samario apuntó a lo que el maestro Ryszard Kapuściński denomina “periodismo amarillista”. Sí, ese mismo que con su tono inculto alimenta el pensamiento violento de la audiencia.

El periódico magdalenense, el sábado cinco de julio, en primera página publicó: el antetítulo que decía: La Fifa metió a Brasil. Seguidamente, el título en letras mayúsculas era: Árbitro español: ¡Hijo de la gran puta que te parió! Además, en una de sus páginas interiores, el rotativo titula la crónica del juego mundialista con un contundente: Árbitro Hijueputa.

El titular llegó hasta la prensa internacional, en la redes sociales se convirtió en tema y tendencia, generando una polémica entorno al hecho de carencia de ética profesional. Pero lo más indignante es la justificación que da el periódico en cabeza de su editor general, José Gregorio Esquea. 

El periodista, en dialogó con Blu Radio, afirmó: “A pesar de que hemos recibido todo tipo de reacciones en redes sociales por el titular, la decisión de llevarlo a un titular fue por plasmar un sentimiento general por eso no hemos pensado rectificar”.

Otra falta en contra del buen periodismo llegó el día nueve de julio cuando este mismo periódico decidió resumir la humillante derrota de Brasil ante Alemania con el titular ¡Sin vaselina! Acompañado con la fotografía de David Luiz tendido en el suelo, con las manos en la cabeza y la cadera en alto.

Titular 2

La pregunta que se debería hacer el periódico y todos aquellos que de alguna manera aprueban este tipo de titular y periodismo sería: ¿Es deber del periodismo alimentar y reproducir un pensamiento violento?

La respuesta la da de manera contundente el admirable Kapuściński en una de sus entrevistas, “El verdadero periodismo es intencional (…) Se fija un objetivo e intenta provocar algún tipo de cambio. El deber de un periodista es informar, informar de manera que ayude a la humanidad y no fomentando el odio o la arrogancia. La noticia debe servir para aumentar el conocimiento del otro, el respeto del otro. Las guerras siempre empiezan mucho antes de que se oiga el primer disparo, comienza con un cambio del vocabulario en los medios (…)”. 

A esa reflexión a la que llega Kapuściński es la que se debe alcanzar con este suceso. Y debe siempre primar aquella frase de nuestro maestro de periodismo, Daniel Samper Pizano, “el periodismo no se improvisa. El periodismo necesita vocación”.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO