Delirio de Súper Woman

13 de enero del 2016

yooo

Muy de moda el delirio de  súper woman:

Mujeres que para ganar aplausos y pretendientes van por ahí,vendiendo la imagen de mujeres perfectas, condenando a las que no nos da la gana ser idóneas – acusándonos de “mantenidas” por trabajar en el hogar – de “huevonas” por no querer la doble y tercera jornada  para encima cargar la obligación de ser amables con el mundo y sonreír siempre.

Sin importar cuan agotadas estemos y, lucir frescas y lindas las 24 horas del día.

Sin derecho a quebrantarnos  y expresar sentimientos o de lo contrario seremos  denominadas neuróticas e histéricas,  emocionales y exageradas —

Nos tildan de interesadas por no querer compartir la vida con hombres imperfectos que exigen mujeres perfectas para poder arriesgarse a amar.

Son las mismas dispuestas a exhibirse a diario y de ninguna manera estoy señalando que está mal o bien exhibirse.

– El punto son  las razones por las que lo hacen los cuales no deberían ser relevantes porque, también es su asunto y no opinaría si no viera como en nombre de toda su perfección con delirios de grandeza y superioridad  se lavan las manos y limpian el piso con las mujeres que creemos que la vida es más que producir y verse bella.

–  Ellas tan imperfectas como nosotras se exhiben por soledad, porque nadie aún les ha comprado la idea de que son la compañía perfecta, aun cuando  salta a la vista que lo son.

Mujeres  sumamente admirables que, no necesitarían hacerse tanto “auto bombo” porque cuando llegan a su paso todo se ilumina y las puertas se abren solas debido a todo el poder que han ganado sumado a su impecable presentación personal. Pero lo necesitan porque así sean extraordinarias, siguen siendo humanas, unas simples mortales más que necesitan del calor humano y que se sienten atrapadas en su propio éxito el cual muchas veces las aleja de las cosas simples pero profundas de la vida, como por ejemplo es el amor.

No condeno ni su exhibicionismo, ni sus razones pero si su odiosidad con nosotras “las huevonas, mantenidas e interesadas”.

Si alguna de estas exitosas y perfectas mujeres me  leen, les invito a que miren hacia a dentro,  a ver si no tienen mucho de “huevonas” – de dependientes  y de interesadas –  véanse. Van como culebreras vendiendo todas sus virtudes a ver cuándo le compran la idea de su ser  “superior “.

¿A caso esto no es muestra de la dependencia que tienen de la aprobación masculina y de la sociedad – de la necesidad de ser admiradas y aplaudidas? ¿No es clara la huevonada? y si hablamos de interesadas ¿No es claro que tienen el interés puesto en un hombre que les diga que son las súper woman y les rinda pleitesía por todo lo que logran  y, si no es de un  hombre sí es de una sociedad que las aplauda por dejar de vivir para producir y ser “modelo a seguir” – en otras palabras una mártir que sacrifica todo en su vida hasta el amor y el placer para ser una mujer exitosa que “valga la pena” conocer porque, claro, valemos por los logros, por el dinero, por el poder y no por lo que sentimos, amamos, defendemos y pensamos.

Pueden seguir  hablando de sus maravillosas cualidades como mujeres:

– Es su derecho. Lo es,  así lo hagan solo para mendigar un poquito de atención masculina  – Pero por favor no jodan comparándose con otras – bien pueden vender su imagen de mujeres ideales capaces con TODO, sin joder la vida de las otras  que vemos la vida diferente. Paren ya de promover sobre nosotras rótulos tóxicos. !!Por favor¡¡

Si se tratara de promover “la guerra” entre nosotras se me ocurren decenas de rótulos tóxicos para ustedes las “IDONEAS”, pero tengo claro que  no se trata de caer en un “dime que digo” infinito que no resuelve el problema de fondo.

¿Cuál es el problema de fondo?

– Que todas estamos atrapadas en la cárcel de un “deber  ser” y que, no sabemos qué hacer para lograr la felicidad porque si lo cumplimos aun así, no nos logramos sentir en plena autoconfianza y si no, tampoco nos sentimos realizadas, y todo eso es consecuencia del sistema que nos educó para hacer antes que ser.

Puedo comprender:

Que odian la idea de  que nosotras “las fracasadas”  en teoría, sin ningún esfuerzo contamos como una vida afectiva estable –   ignoran que TODAS estamos atrapadas en el circulo vicioso de pagar un precio por el derecho a ser.

Ustedes pagan el precio por encajar y ser las “Modelo a seguir” y aunque no lo crean nosotras pagamos el precio por no querer ser tal cosa.-

Ignoran que nosotras  “las estancadas”  rotuladas así  solo por considerar que nuestro éxito es mucho más que logros sociales también somos mujeres con luchas internas. Otras luchas pero no por eso menos validad. –

– Que nuestro éxito es vivir antes que hacer y lograr.  el precio de defender nuestra existencia  es la austeridad lo que nunca nos permitirá vernos radiantes todo el día  y a  toda hora lo cual, es casi un delito en una mujer de vanguardia, pagamos el precio recibiendo  señalamientos diarios de quienes no pueden comprender que nosotras vemos el sentido de la vida muy diferente.

– Ustedes pagan su éxito con el tiempo para sentir y vivir –  Nosotras  el tiempo que usamos en vivir y disfrutar las cosas que más valoramos lo cual también llamamos éxito aunque ustedes no lo comprendan  lo pagamos   con estreches económica y reclamos sociales.

– Que cada una pague su precio por lo que decide ser  sin juzgar la decisión de alguna.

¿Qué tal si cada mujer vive de y como le da la gana? ¿Qué tal si cada mujer aprende a respetar la vida de las otras?

El patriarcado y el neo machismo que no es otra cosa que  el machismo de siempre, se burla de nosotras cada vez que nos atacamos en busca de elogios y aprobaciones por el reconocimiento a “mejores mujeres”.

Que cada mujer haga de su vida lo que considere, ese debe ser el único objetivo del feminismo -que tengamos opciones de vida y, no imposiciones de vida.

No todas nacimos para ser  súper woman  otras, tenemos  otros intereses de vida, diferentes a ser reconocidas y aplaudidas por  “comprobar”

Me preocupa que a hora la idea del éxito de las mujeres para muchas  sea “comprobar”  que “ellas todo lo pueden” a un a precio de su derecho a tener tiempo para vivir.

– Eso es inhumano e injusto ellos nunca han podido con todo.

Por mi parte exijo respeto por todas y cada una de las elecciones de vida de las mujeres y  hago un llamado a no compararnos.

Hombres y mujeres de natura buscamos reconocimiento en mayor o menor grado. Es característica humana querer que reconozcan nuestras virtudes, es ego y, el ego es humano. Tan humano como  la capacidad de amar u odiar.

El asunto es que no tenemos por qué sobresalir  ninguneando a otras mujeres –  No dejemos que el ego nos traicione y el patriarcado use esa debilidad para seguir dividiéndonos a las mujeres en “buenas”  y “malas”, en  “santas y putas”.

TODAS somos mujeres que tenemos derecho a decidir cómo pensar  y vivir sin ser cuestionadas por ellos. No necesitamos apagar la luz de las demás mujeres para que la nuestra brille.

– Todas de algún modo nos vendemos al mundo – porque todas buscamos ser vistas.

– Yo soy feliz mostrándome “al mundo” como putamente libre y llamando a todas a buscar  y defender su libertad. Su preciado derecho a decidir  sobre todos los aspectos de su vida.

Mar Candela – Ideóloga Feminismo Artesanal

Meme mujeres

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.