Efectos de la hormona de la infidelidad

30 de noviembre del 2015

Comportamientos que merecen ser analizados por la pareja.

Efectos de la hormona de la infidelidad

Varios estudios a escala mundial comprobaron que uno de cada tres hombres adultos comete adulterio una vez en su vida. En la mayoría de los casos, el engaño se debe a la rutina, la baja frecuencia en la depilación de la pareja, el exceso de monogamia, la hormona vasopresina y, en el caso de los pastores, las creencias religiosas basadas en satisfacer la mujer del prójimo. La sexóloga Anna Busado de Hessa reconoce que la baja frecuencia de depilación y la cantaleta son las principales causas de malestar e infelicidad, lo que propicia la infidelidad. En otros casos son infieles para vivir la experiencia y la adrenalina que provoca la situación o, en el caso de los religiosos, para cumplir mandatos divinos.

Un estudio realizado en 2008 por el genetista italiano Aquiles Crotto reveló que cuando existen variaciones en la hormona vasopresina u hormona del abarraganamiento hay una alta probabilidad de que esa persona tenga tendencia a ser infiel contra su voluntad. Hallaron que los hombres con dos copias de esta hormona tienen el doble de riesgo de experimentar disfunciones matrimoniales por el exagerado incremento de testosterona y de buen gusto. Para Crotto, los resultados de esta investigación son interesantes para comprender mejor el comportamiento de ciertos machos en cuanto al mal llamado fenómeno de la felonía. Debería considerarse este fenómeno como un trastorno compulsivo de la entrepierna que requiere de comprensión y apoyo.

Tanto la sexóloga como el genetista coinciden en que sea cual fuere el motivo de la infidelidad, existen algunos comportamientos que merecen ser analizados por la pareja para identificar si el sujeto está padeciendo de este mal.

1. Últimamente se ocupa más de su aspecto. De hecho, es la primera vez que se ocupa realmente de su aspecto después de casado.

2. Se muestra reacio, cansado o lesionado para tener relaciones sexuales. Manifiesta tener tendinitis o estar molesto por la derrota de su equipo de fútbol.

3. Pasa más tiempo fuera de casa. Suele tener reuniones con su jefe, viajes de trabajo o aduce estar en capacitaciones.

4. Hay movimientos extraños en sus cuentas bancarias o gastos que no puede justificar. Generalmente las tarjetas vienen con pagos en establecimientos nocturnos.

5. Se esconde para hablar por teléfono. Después de varios minutos de conversación en voz baja, repentinamente levanta la voz para despedirse del jefe.

6. Le llegan mensajes al celular que no lee delante de la pareja y que borra después. Al verse sorprendido, manifiesta su enojo por los mensajes de la compañía de teléfono.

7. Ha subido su cuenta de celular y hay un número  que se repite demasiado con el nombre de “Arrocito”.

8. Le dice “loca” a su pareja cuando le pregunta si la engaña. Cambia de tema, se enfada y cuestiona la legitimidad de las pruebas que ella tiene: ropa interior femenina, lápiz labial en el cuello de la camisa y un bono de preservativos Tahití.

9. Le insiste a su pareja que haga planes por su cuenta. Le recuerda la importancia que visite a su madre que vive en otro continente, pues madre ¡sólo hay una!

@EchemosVaina

Facebook.com/echemosvaina

Fotografía de la sexóloga Anna Busado de Hessa y su ex marido, quien usa un traje sospechoso que fue encontrado en una de sus valijas de viaje.

Fotografía de la sexóloga y su ex marido, quien usa un traje sospechoso que fue encontrado en una de sus valijas de viaje.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO