El día que conocí la muerte

24 de noviembre del 2018

Por Gloria Echeverry.

El día que conocí la muerte

Habían tres tumores en el cerebro de mi mamá, ella estaba en coma acostada en una de las camas de urgencias de una clínica en Bogotá, cuando estaba consciente ella advirtió que no quería que la reanimaran, porque sabía que hubiese podido quedar como un vegetal.

Estando a su lado comencé a sentir uno de los dolores de cabeza más fuertes que he tenido en la vida, Justo en ese momento vi la cara de mi madre transformarse de blanco a rojo, su cerebro estaba implosionando.

Mientras ocurrían estas dos cosas en simultánea, apareció una enfermera rubia de una belleza impactante y angelical, un maquillaje sobrio y su cabello suelto le llegaba a la cintura, me hablo con dulzura y me dijo: “Te veo mal, déjame tomarte signos vitales” yo asentí y con el resultado aseguró que yo debería acostarme para que me pusieran líquidos, le dije que no, que más bien me regalara una pastilla para el dolor porque no quería irme del lado de mi mamá, ella la miro con dulzura, me sonrió, le puso su mano en la frente y salió del cubículo despidiéndose con una mirada, yo seguí con mi madre allí, sabiendo que ya su cerebro había dejado de funcionar.

Después de que pasaron a mi mamá a una habitación, fui a preguntar por la enfermera, pero nadie dio razón de ella, según su descripción, no había en ese turno enfermeras rubias y jamás usan el pelo suelto, allí me di cuenta que era un ángel, más específicamente el ángel de la muerte que iba por mi madre y en su camino se topó conmigo.

Por eso les digo que no teman a que llegue la hora, la muerte no es como la pintan, de negro, sin rostro y llevando una hoz , la muerte es calidez, alegría, transición, transmutación, la muerte es amable y nos hace fácil el cruce hacia la eternidad, si la ven no se escondan solo sonrían y entréguense en sus brazos que lo que espera al otro lado sólo es fuente de amor, vi la muerte y la muerte me vio, llevándose a quién toda la vida me asustó perder.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO