El Festival de las Murallas

26 de enero del 2012

Hace varios días se celebró el Festival internacional de Música  de Cartagena, en el que como dicen los medios, sonó la música de las Américas. Sin duda a tan magno evento asistieron músicos de todo el continente y las más reconocidas  personalidades del país. Pero podemos estar seguro que ninguno de los honorables visitantes a […]

Hace varios días se celebró el Festival internacional de Música  de Cartagena, en el que como dicen los medios, sonó la música de las Américas. Sin duda a tan magno evento asistieron músicos de todo el continente y las más reconocidas  personalidades del país. Pero podemos estar seguro que ninguno de los honorables visitantes a la gran feria de la música escuchó terapia, ni champeta  ni mucho menos conoció a Bazurto ni las faldas de la popa que adornan a la Cartagena desconocida, la que no es heroica ni amurallada, la Cartagena que muy pocos conocen y que para muchos no es digna de conocer, aquella que les da vergüenza a sus dirigentes mostrar, sí esa, la misma, la humilde, la real.

Hoy comienza la séptima versión del “Hay Festival” y recuerdo que hace varios años, quizá tres, leí en una pared de la ciudad la frase más real que pude leer, decía “No Hay Festival”, para esa entonces se celebraba una de las versiones de dicho evento. Cuando me refiero a “la frase más real” es porque al leerla me hice una serie de preguntas a las que después les fui encontrando respuestas. Me preguntaba si además de las tertulias que realizan los invitados del evento en el Barrio San Diego en la ciudad amurallada, también hacían eventos en los barrios el Pozón o en Nelson Mandela, o si la negra que vende dulces en el portal de la Plaza de la Paz puede asistir al evento en la prestigiosa Casa Mapfre, o si la vendedora de frutas puede estar sentada en las primeras filas del concierto inaugural. En fin creo que lo único que hacen por esos días es tomarse una foto con su venta de frutas y dulces con un par de extranjeros “monos ojiazules”.

Varias personas han tratado de mostrar las dos caras de la moneda de eventos como “Hay Festival”, entre ellos el cronista Alberto Salcedo Ramos, quien en un documental da a conocer qué sucede del otro lado de Cartagena mientras pasan los días de literatura y tertulia de personalidades en la ciudad amurallada. En el trabajo el cronista entrevista a un historiador cartagenero quien expresa que en todas las versiones que se han celebrado del Hay Festival nunca le han dado pases de cortesías ni una escarapela para entrar a un evento, pues es simplemente un historiador cartagenero sin renombre nacional y mucho menos internacional, y para ellos la ley es “el que no paga, no entra”. Sin embargo, él se conforma con las tertulias con sus amigos en la histórica Plaza de Bolívar, mientras el corralito se viste de guayaberas, vestidos de reconocidos diseñadores y el caminar de importantes personalidades.

El invitado especial de esta séptima versión es el actor mexicano Diego Luna, quien ha expresado en los medios que no conoce a Cartagena, pero que muchas personas le han comentado que la Heroica los ha dejado enamorados, porque claro, solo conocen al interior de las murallas. Esperemos que Luna no quede enamorado y conozca  la realidad de la ciudad.

El próximo mes se celebrará también el Festival Internacional de Cine de Cartagena, evento que al igual que los dos anteriores también se celebra en las pocas calles del corralito de piedra.

Sin duda en Cartagena hay festivales, pero de murallas pa’ adentro.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO