El “inocente” concierto

El “inocente” concierto

4 de marzo del 2019

Al “Venezuela Aid live” le faltó de todo para ser un concierto por la libertad y la solidaridad.

La intención fue buena, un evento que generó gran expectativa, sobre todo, por el revuelo que causó el de hace algunos años organizado por Juanes ,“Paz sin fronteras”. No podemos negar que la nómina de artistas estuvo muy apetecida, la logística de 400 toneladas de equipos, luces y sonido, bien, la asistencia fue masiva, y ni hablar de la llegada de la prensa internacional y local, más de 1.000 periodistas fueron acreditados para cubrir “el concierto del siglo”.

Desde muy temprano, centenares de Colombianos y venezolanos se acercaron al puente ‘tienditas’. Cantaron reguetón, escucharon música llanera, y bailaron electrónica. 32 músicos, se dieron cita en una ciudad que escasamente es nombrada por las dificultades que desde 2015 se vienen presentado en la frontera con Venezuela, sus cifras de informalidad y por supuesto el desempleo, pero pese a eso, Cúcuta estuvo a la altura.

En el concierto se dejó pasar la posibilidad de crearverdaderos lazos de hermandad, mensajes de unión, de fraternidad, nos quedamos con las ganas de ver el abrazo de las familias venezolanas con las colombianas. Nos faltó oír discursos que llevaran a la multitud a movilizarse por la libertad de Venezuela y por la de sus familias, las que dejaron en ese país cuando las condiciones empezaron a cambiar. Por el contrario precedió una intervención y un discurso poco conciliador, por parte de los artistas.

En medio de la emoción, a la prensa y a los asistentes se nos olvidó que el objetivo del concierto era divulgar la recaudación de los $100 millones de dólares, que serán invertidos en ayudas humanitarias, de acuerdo a lo que dijo Bruno Ocampo, emprendedor social- “ Al otro día o en quince días, no vamos a utilizar los recursos para la ayuda humanitaria, sino que se hará un análisis especifico con el comité de inversión social, antes de entrar nuestra ayuda humanitaria a las organizaciones que operan en Venezuela” – hasta ahora, 9 días después del concierto, se han recaudado $2,4 millones de dólares-.

Entretanto quedan preguntas al aire, por ejemplo: ¿fue acertada la sorpresiva llegada de Guaidó al final del concierto?, ¿Dónde estaban los demás líderes de la oposición Venezolana apoyando a su presidente interino? Brillaron por su ausencia en el concierto y dejaron en evidencia en la desunión que están los “líderes” en ese país. Y la “ñapa”, ¿Por qué llegaron tan pocos mandatarios? Muy amables los Presidentes de Chile y Paraguay, y el Secretario General de la OEA, pero la asistencia para el momento histórico dejó mucho que desear.

Fuimos bastante inocentes al pensar que un par de canciones y algo de presión política empaquetada en los 14 “camioncitos” de ayuda humanitaria iban a sacar del poder a Maduro.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.