En el Real Madrid la creación se antoja escasa

2 de marzo del 2015

El Real Madrid pasa por un bajón en su juego y debe recuperar a jugadores claves

Real Madrid – Villarreal 01/03/2015

Finalizaba 2014 y el Real Madrid se coronaba como campeón mundial de clubes que lo confirmaba como el mejor equipo del mundo del 2014, y no era para menos, récord de victorias seguidas y un juego que maravillaba a los aficionados del fútbol y que colocaba a temblar a sus rivales en España y Europa e iniciaba el 2015 con la mayor ilusión para los aficionados blancos pero en este año no se ha visto la misma contundencia ni el mismo juego.

El juego del Madrid alcanzó su pináculo con la lesión Gareth Bale para finales de octubre y Carlo Ancellotti tuvo que modificar su esquema clásico (4-3-3) por un 4-4-2 con un mediocentro netamente creador con Isco, Modric, Kroos y James. De ahí se siguieron triunfos contra Liverpool en dos ocasiones y Barcelona, por nombrar algunos, pero el juego era impresionante. A estas alturas ya está más que contrastado que el Real Madrid juega mejor con esta línea de creación, que el equilibrio se mantiene con el gran sacrificio de James e Isco, los cuales cambiaron radicalmente su juego en pro de la fase defensiva del equipo siendo netamente jugadores ofensivos.

Cuando se lesionaron Modric y James con 3 y 2 meses de baja respectivamente y el juego creativo paso a ser tarea de  Isco que es el menos combinativo de los 3, Isco es el jugador explosivo y de regate de esta línea de 4 y Kroos es el bastión de la defensa, estas bajas hacen que el Madrid se apoye en Illara o Lucas Silva, pero aún así no se ve la misma cantidad de creación que se tenía con estos 4.

Por esta razón  el Madridismo anhela la vuelta de Modric, quien se convirtió (como Xabi Alonso en su momento) el eje fundamental de las transiciones entre defensa y ataque del conjunto blanco, es una verdadera lastima que en Real Madrid Khedira nunca haya podido explotar las cualidades que logra mostrar en la selección alemana, porque es un mediocentro mixto con bastante fuerza como se vio en Brasil el año pasado, y que Illarramendí no logre mostrar las cosas que lo convirtieron en el “gemelo” de Xabi Alonso.

Por otro lado se encuentra la terquedad de Ancellotti al uso de la BBC,  Benzemá es, para efectos prácticos, un centro delantero con mucha capacidad de toque, junto con Isco y James movían los hilos a su antojo desde 3/4 de cancha hacia adelante, pero con la imposición de jugar con Cristiano y Bale se pierde sustancialmente esto, porque James se ve obligado a jugar a la sombra de Ronaldo y la línea de 3 se ve insuficiente para contener los ataques y mantener el equilibrio del equipo.

Si a todos estos elementos le sumamos la poca rotación de jugadores claves como Ronaldo, Kroos o Benzemá tenemos como resultado un equipo con poca intensidad y sin la capacidad de ataque que permitió rozar el récord mundial de victorias consecutivas; Ancellotti debe entender que no solo debe dar descanso a sus jugadores principales, sino que los suplentes deben sentir su rol en el equipo para que al momento de entrar a jugar se sientan implicados con el proyecto y que son necesarios para algo más que para quemar tiempo en los últimos momentos del partido.

Es necesario que el entrenador blanco piense si explotar las bandas con Bale y Cristiano es necesario, o si es bueno, con Cristiano en sus 30, dosificar a la BBC. Lo cierto es que desde que se lesiono Bale por allá en octubre hasta su regreso el Madrid mostró su mejor juego y contra rivales de peso como el Liverpool y el Barcelona.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO