Entrevista a Mario Mendoza Parte II: Made in USA & Colombia

5 de agosto del 2012

Diálogos sobre un mundo enfermo. En esta segunda entrega, Catherine y yo, continuamos dialogando con el escritor Mario Mendoza, quien nos ofrece su visión totalitaria sobre un mundo, que está a punto de `estallar`. Invitándonos a una reflexión profunda y una confrontación  directa, pues para el: mentirse a sí mismo es inmoral. No cree en […]

Diálogos sobre un mundo enfermo.

En esta segunda entrega, Catherine y yo, continuamos dialogando con el escritor Mario Mendoza, quien nos ofrece su visión totalitaria sobre un mundo, que está a punto de `estallar`. Invitándonos a una reflexión profunda y una confrontación  directa, pues para el: mentirse a sí mismo es inmoral. No cree en la publicidad engañosa, y mucho menos se `come` los cuentos, con que el establishment pretende dirigir nuestras vidas. En esta entrevista el autor de  `Apocalipsis` y `La importancia de morir a tiempo`, expresa una dinámica de pensamientos, nunca antes revelada a los lectores.

Quisiera retomar el tema de la entrevista anterior, respecto a que nos amplié su concepto sobre la influencia del establishment en EE.UU.

Le repito Armando, hay dinero para los grandes grupos económicos, los banqueros, y las mega compañías industriales, pero día a día se extinguen los recursos para los emigrantes, las madre cabeza de familia, las personas de la tercera edad, y son absorbidos por el capitalismo depredador y sus políticos, que como en Colombia, en sus campañas electorales prometen mucho, y siempre terminan haciendo muy poco, casi nada.

¿Se está extinguiendo la clase media económica en Estados Unidos, cómo está pasando también en Colombia?

Claro que sí. Si usted busca en Internet: `ciudades carpa` o `villas carpa`, va encontrar algo increíble, y son personas de clase media ilustrada, a las cuales los bancos embargaron sus bienes, quedándose con todo los recursos, y llevan dos o tres años viviendo en parques públicos, con otra gente en una carpa, como hippies, igual que la contra cultura de los años 60 y 70. Son ´ciudades carpas´ en EE.UU, en el corazón mismo del capitalismo mundial.

¿Cuál es su análisis sobre la crisis económica del 2008 en EE.UU, y las consecuencias de la caída de las bolsas de valores en otros países del mundo?

Podemos notar que la presión del sistema es muy grande y terrible, pues aplastaron a Grecia, hasta masacrarla ¿recuerda el ciudadano griego que se suicido junto con su madre?

Si Mario, era un músico de 60 años: Antonios Perris, que se lanzó de la mano con su madre de 90 años, de una azotea, en un edificio en el barrio Metaxourgeio, ante la crisis económica y la física hambre que estaban padeciendo. Inclusive dejó una impresionante nota en una página web de artistas y poetas, donde denunciaba su estado crítico y poco esperanzador, en el que vivían. (http://www.elmundo.es/elmundo/2012/05/24/internacional/1337878850.html)

Este es un panorama aterrador y abominable. Grecia la cuna de la civilización, llegó a estos extremos en pleno siglo XXI, y que decir de Europa extendiéndose la crisis por Irlanda, Italia que está contra las cuerdas, España no quiere reconocer que necesita un rescate económico, y se acerca Francia. Estamos a portas de un colapso mundial, muy fuerte de gran envergadura.

La crisis del 2008, generó 42 millones más de indigentes en América Latina, gente que lo perdió todo, desde sus hogares hasta el trabajo, quedándose sin salida y escapatoria. El capitalismo no puede constreñir y perjudicar, a los ciudadanos de esta manera.

No es justo, y mucho menos acorralando a los jóvenes, que en mi opinión son los más `reventados`, y afectados a nivel psicológico y emocional ¿cómo pretender ante está presión, que ellos no se descompongan, que no estallen sus cabezas, y que no haya violencia, ni delirios, o enfermedades mentales?

Por eso pienso, que este caos va en aumento, hace 10 años lo vengo diciendo en mis obras, esta es una sociedad enferma, por eso las clínicas psiquiátricas están cada vez más llenas, y los psicoanalistas no dan abasto.

Hablando del aumento de las consulta de los psicoterapeutas especialmente en los Estados Unidos ¿usted cree que a partir del atentando del 11 de Septiembre del 2001, con el derrumbamiento de las Torres Gemelas, paralelamente se desplomó la imagen del `padre protector`, que tenían millones de americanos, sintiéndose `huérfanos`?

Sin duda alguna, los americanos quedaron sin padre, toda la seguridad del ejército, del servicio secreto, fueron fragmentadas por este atentado, y las gentes se sintieron desamparadas e inseguras, por esta razón recurrieron a la ayuda profesional psicológica. Este país, fue golpeado moralmente y no se ha recuperado.

En vez de aprender una lección de humildad, continuaron apegándose a un mundo de una enorme crueldad, porque promete todo y no da nada. Donde el reforzamiento de la publicidad es tan superficial, que incita a las personas a  hospedarse en hoteles de lujo, darle la vuelta la mundo, comprar ropa de marca entrando a un mundo Fashion, junto con una estética del soft, de lo ligero y Light, imperando la buena comida, los excelentes restaurantes, se es merecedor de todo, como un superhéroe, pero al final viene la gran decepción, en sus consecuentes adicciones y poliadicciones.

Tal vez el mensaje de fondo de su planteamiento Mario, es que ¿´usted se merece todo el placer del mundo, pero pasando por encima de los demás y devorándose a los otros´?

Sí, es indudablemente algo canibalesco, pero hay gente que ni siquiera tiene acceso a eso. Por ejemplo en Bogotá, si usted vive en Ciudad Bolívar y es estudiante de una Universidad Pública de la capital, ni siquiera va tener la opción de pasar por encima de nadie, ser corrupto, o pertenecer a un cartel de la contratación. Este mismo fenómeno ocurre si vive en barrios como: Monte Blanco, la Aurora, Danubio Azul, donde tampoco tienen esa posibilidad.

El sistema, lo único que hace es presionar, presionar y presionar, acorralando e instalando en la mente de estas personas, un concepto muy brutal que es el de: `loser` (perdedor). La L de loser, es una cosa tenebrosa, pues a los 25 años los jóvenes se sienten viejos, contrario a usted y yo Armando, que a los 25 años nos gozábamos la vida llenos de ilusiones.

Estos parámetros han cambiado radicalmente, usted va entrando a los 30 y su balance de vida es terrible, si no conoce medio mundo, si no tiene la novia bilingüe de padres ricos y medidas perfectas, no es nadie. Si no ha obtenido un Master o un Ph.D nadie lo va emplear, y allí empieza la frustración.

Las líneas centrípetas, las que van hacia el corazón del establecimiento, me parecen brutales, salvajes, y arrolladoras, y el sistema no puede pretender, que no pase nada. Va a pasar y está pasando algo muy contundente en el mundo.

Es decir ¿un fenómeno social caótico por el la ley de causa y efecto?

Así es, toda mi obra literaria es una defensa de líneas centrifugas, que van fuera del centro. Uno no puede creerse, ninguno de los discursos, que el sistema propone. La única manera de construir lucidez, tranquilidad y paz, con una cierta jovialidad vitalista positiva, es estar por fuera de las líneas del establecimiento.

Si sea crean líneas de borde o marginales, teniendo otra manera de ser, pensar y sentir, el individuo como recompensa, va a ganar su salud mental, protegiéndose contra todas estas presiones sociales.

Esto es difícil, casi utópico. Hoy en día, un muchacho de 11 años ya está metido en las redes sociales como: Twitter o Facebook, y siendo casi un infante empieza a ser pasado por el tamiz de la publicidad engañosa, luego escapar de esta trampa, de ser lo que otros quieren, y no ser en realidad lo que quiero ser, es muy jodido.

Mario ¿Cómo ve usted nuestro país dentro de los próximos 10 años?

Nuestro país está bien parado para la crisis, en comparación a Europa o Estados Unidos. América Latina está mucho mejor que ellos, viendo incluso una ola de inmigración a los países, de todos aquellos que salieron en busca del `sueño americano` o el ´paraíso de la comunidad económica europea´, y llegan `molidos` y hastiados de estos lugares.

Si usted me pregunta por la totalidad de la humanidad, yo no tengo esperanza alguna, eso no significa que no sea vitalista o que viva positivamente, pero no me miento y soy realista.

Las estadísticas demuestran que hemos dañado el clima, somos más de 7 mil millones de personas, y seguimos reproduciéndonos sin conciencia, en el siglo XVIII éramos 650 millones de personas, nos hemos multiplicado por 10 en todos estos años, y eso es falta de ética. La FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) dio una cifra este año, donde se alcanzó un valor de más de mil millones de personas con hambre, son más de tres mil millones que se están muriendo de inanición por debajo de las calorías diarias, es decir la mitad de la humanidad esta `reventada`. África, Asia y gran parte de América Latina no tienen agua potable, ni acceso a los servicios públicos.

Hemos acabado con cientos de especies animales, el agujero de la capa de ozono crece, la destrucción del amazonas es inminente, y las cumbres ambientales como Rio +20, solo sirven para gastar y justificar dineros de los Estados, sin llegar a políticas concretas, una payasada más del sistema.

Qué triste esta humanidad, que ha llegado a unos niveles de descomposición, y no es capaz de revisarse a sí misma, ni parar su autodestrucción, y ni si quiera hacerse un examen de conciencia. Yo no puedo augurar nada bueno, y con dolor se lo expreso a los lectores.

 ¿No está de acuerdo con la frase `la esperanza es lo último que se pierde´? ¿Nos revela que es preferible el dolor de ´ver´ al sufrimiento de no querer hacerlo?

Yo procuro no mentirme a mí mismo, mentirse es inmoral. Nosotros tenemos una inclinación y tendencia hacia la esperanza, pero eso puede ser muy peligroso, porque por andar en un mundo ilusorio y no confrontar la realidad, no hacemos nada de valor, y las nuevas generaciones tampoco están siendo confrontadas debidamente.

Si lográramos ver la cara brutal de la realidad, ese mismo terror nos impulsaría a ser preventivos, y a sembrar en la sociedad, posibilidades de cambio auténticas y seguras, pero siempre hacemos lo contrario, vamos en busca de distractores como el dinero, las adicciones, los placeres, la fama, y el poder, eso jamás nos mejorará, por el contrario va empeorar la situación de este mundo tan enfermo.

Finalmente Mario, solo aprendiendo de nuestros errores podremos ser libres, y el ser humano es un experto en superar las adversidades, esa es mi esperanza.

Si pero antes, el ser humano debe conocerse a si mismo, abriendo una ventana a su interior, responsabilizándose de sus decisiones y actos, buscando desde allí lo espiritual. En mi libro `Buda Blues`, planteó ese tema muy de fondo.

Fin de la segunda parte  

Última entrega: Génesis de la violencia en Colombia: guerrilla, paramilitarismo y corrupción política.

El Zen como camino.

Los temores más profundos y personales del escritor Mario Mendoza, y el análisis de su último libro: `La importancia de morir a tiempo`, que saldrá al mercado a mediados del mes de Agosto.

armandomarti@yahoo.com

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO