Excelsior

Excelsior

4 de diciembre del 2018

Hay momentos inolvidables que marcaron este 2018. Por mencionar algunos, están las desgastantes elecciones presidenciales en Colombia y el mundial de fútbol. Lo que tienen en común estos dos eventos, es  que su impacto tiene fecha de vencimiento. Sin embargo, gracias a que la tecnología nos permite expresar lo que sentimos, la vida y la muerte son temas que se debaten y se vuelven tendencia  en donde se  elevan a unos y se entierran a otros.

El hashtag #NuncaMásEscobar que publicó El Tiempo, es una demostración de rechazo que genera recordar esa cultura de mafia que gira en extravagancias por las  que son llevadas a series y películas. En cierto modo, esa tendencia lo que quiere decirle al mundo es que no se vuelva a personificar a Pablo Escobar.  Por otro lado, con 95 años el creador de Los 4 Fantásticos, El Hombre Araña, Iron Man, Hulk entre otros superhéroes, se fue este año dejando un legado que inspira y emociona a todo el mundo.

Stan Lee fue un hombre que le apostó a su pasión. Un oficio del cual mucha gente le preguntaba al principio, cómo iba a vivir haciendo comics. Es romper con esa barrera que le impide hacer lo que más le gusta y llegar a ser parte de un universo audiovisual que hasta la fecha sigue en producción. Una de las publicaciones más interesantes que hizo, fue la de sacar su vida en un comic titulado “El grandioso, fantástico e increíble, Stan Lee”. Una memoria gráfica donde narra su trabajo en la creación de superhéroes y todo lo que logró en Marvel Comics.

En Colombia, Maria Isabel Morillo fue una persona que al igual que Stan Lee, la ficción era su mayor recurso, pero aplicado en el arte escénico. La partida de Misi en el escenario, para muchos, fue la máxima expresión vivir por lo que se ama. Cada uno se apoyó de un  lenguaje distinto para expresar su magia. Este año, la partida de Stan Lee y de Misi siempre será una tendencia que va a trascender entre sus seguidores. Ahora sólo nos queda su legado, “hacia arriba y hacia adelante, por la mayor gloria” era el significado de la palabra con la que Stan Lee siempre remataba sus textos,  ¡Excelsior!

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.