‘Farandulizando’ la justicia

5 de junio del 2011

Muchos se conmovieron con la cara desencajada de Valerie Domínguez, señorita Colombia en 2005, actriz, empresaria y prima de Shakira, mientras rendía indagatoria en la Fiscalía por cuenta de los 306 millones de pesos que le adjudicaron y no recibió, al verse sorprendida por un escándalo que ya tiene en la cárcel a un Viceministro y a varios técnicos del Ministerio de Agricultura, condenas estas que han conmovido a pocos, muy pocos.

Con vocecita entrecortada, la exreina, exnovia, y hoy aparentemente exempresaria y exactriz, le contó a Félix en la W, que por momentos pareció un periodista recién graduado entrevistando a uno de sus ídolos de infancia, que su gran error había sido amar, y que ese delito no daba cárcel.

“Nunca conocí la finca, no me interesa el campo, soy actriz y modelo, no sé nada del agro” argumentó una y otra vez mientras los oyentes eran testigos de lo que aparentemente se constituía como una nueva cacería de brujas, para encubrir a los verdaderos culpables del escándalo AIS.

¡Ay Valerie!, cómo me gustaba verte en esta serie con título sorprendentemente profético,  Los caballeros las prefieren brutas.  Tu personaje, Cristina Oviedo era inteligente, leía los contratos que firmaba, no se dejaba manipular por novios que lo querían todo de ella, pocas veces se contradecía y nunca recurría a la lágrima fácil para obtener lo que necesitaba.

No soy nadie para emitir un juicio de valor sobre tu inocencia o culpabilidad, la justicia, espero, se encargará de ello. Pero te doy varios consejos. El primero: el amor sólo es buen consejero en la cama, no te dejes guiar por él en los negocios. En el amor, como en el manejo de tu chequera, la clave del éxito es el manejo de la información, porque eso es lo único que construye confianza. Confianza inversionista, parafraseando al capataz, pero también confianza de esa que le permite a tu corazón entregarlo todo, menos tu firma y las claves de tu correo electrónico, a la persona que amas. El segundo: Firma solo cosas que hayas leído, como te debió enseñar tu papá, como seguro hiciste al firmar todos los contratos laborales en los que estampaste tu rúbrica hasta ahora. Es que me cuesta imaginarte firmando el contrato con Sony o Ésika en medio de una grabación, mientras tu contraparte te decía: “Vale de mi corazón, no seas malita, no me dejes morir la serie”, “Mamita, firme rápido que sino no vendemos más cosméticos. Hágale y luego lo revisamos juntos”. Apuesto a que esos sí los leíste.  Tercero: una cosa es defender tu imagen ante el mundo rosa y otra en los tribunales. “Somos solo amigos” o “Apenas me tomé una cerveza” son argumentos que funcionan cuando se es acusado de algún comportamiento indebido en Sweet o cuando tu inquisidor es la ‘Negra’ Candela. Lo que está en juego acá no es el rating de un programa, sino el futuro de muchas familias campesinas que iban a dejar de recibir 306 millones de pesos que les correspondían. Y por último: duda, de ahora en adelante, de todos aquellos que te pidan autógrafos.

Valerie: yo podría creer, muy en el fondo, que no eres una ladrona, pero no porque seas una persona trabajadora con recursos suficientes para sostenerse con comodidades, como algunos han argumentado. Nada más peligroso que pensar que los ricos no roban porque no lo necesitan.  Los Nule, Fernando Botero  y Álvaro Araujo, parapolítico y actor, todo lo tenían resuelto antes de manchar sus conciencias con dineros mal habidos.

Intentar demostrar tu inocencia afirmando que no conocías la finca beneficiaria del subsidio es también un argumento que jurídicamente tiene muy poca contundencia y goza de poquísima credibilidad. Son pocos los acusados que reconocen haberse tomado la foto con el narcotraficante, haber visitado sus propiedades o conocerlo personalmente. Decir que no conocías el terreno no demuestra, por sí solo, que así fuera.

Decir, por su parte, que no sabías nada y  que todo ocurrió a tus espaldas, es quizá el argumento más convincente. Al fin y al cabo, si le funcionó a un expresidente, por qué no a ti, pero se invalida cuando al dar tus primeras declaraciones al salir de la Fiscalía, dices que cantarás y contarás todo lo que sabes. Te propongo este título para tu nueva serie, la que te sacará de este penoso episodio de tu vida: Las actrices nos creen imbéciles. Para mí es clarísimo: o mentiste al decir que no sabías nada para burlarte de la justicia, o mientes al decir que sabes algo que merece ser contado en los medios, para burlarte de todos nosotros y lucrarte a costa de tu posición de figura pública y de tu cara vendedora, que a propósito, prefiero sin maquillaje.

Los argumentos del desconocimiento, de la confianza ciega en tu exnovio  y el del supuesto engaño del que fuiste víctima te liberaría del dolo, pero no de la comisión de los delitos que se te imputan, y que ahora te emputan.  Saber si rechazaste el dinero porque te sentiste traicionada o porque te sentiste acorralada y descubierta, es función de la justicia. Y confío en que sea ella, en este caso como en todos los otros, la que decida cuál debe ser el castigo por el error que cometiste, que, vaya “Faena”, es considerado como delito según los códigos colombianos. Confío, y no sé por qué, que en este caso, a diferencia de otros muchos, las decisiones no se tomen desde los medios de comunicación, que están para contar y no para juzgar. ¿O ustedes se imaginan al presidente de la Corte Suprema de Justicia en minifalda presentando la sesión de farándula para el prime time de RCN? No me cuadra.

Imagenes tomadas de: http://www.elheraldo.co/sites/default/files/imagecache/detalle_articulo/mezuba/Imputar.jpg y http://www.radiosantafe.com/2011/06/03/fui-manipulada-por-mi-pareja-valerie-dominguez/

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO