Fin de Clausulas de Permanencia, Adiós Smartphones

11 de julio del 2014

Con el Fin de las Clausulas de Permanencia, los equipos celulares suben, el usuario perjudicado y restringido

El 1 de Julio de 2014 entró en vigor el fin de las cláusulas de permanencia en los planes de telefonía móvil en Colombia, mediante la resolución 4444 de 2014 impulsada por la Comisión de Regulación de Comunicaciones (CRC) y por el Senador Liberal Eugenio Prieto. El objetivo de esta ley según medios de comunicación, gobierno y promotores era liberar a los colombianos de los contratos de sus operadores de telefonía móvil, pero la verdad es muy diferente. Los contratos firmados antes del 1 de julio de 2014 siguen vigentes hasta que se cumplan, por lo que los clientes inconformes con sus operadores sean Comcel/Claro, Movistar o Tigo tendrán que aguantarse inevitablemente que su contrato se acabe a feliz término. Básicamente señores y señoras lo que se hizo en Colombia es prohibir que cada colombiano libremente pueda adquirir un contrato por un tiempo definido con una empresa de telefonía móvil restringiendo aún más nuestras libertades económicas. Uno de los “avances” que los promotores de la dichosa reforma decían con orgullo patrio era que los equipos móviles iban a bajar considerablemente de precio por la libre competencia, ¿Cómo así?, según lo planteado como ya el negocio de la venta de equipos celulares no estaría exclusivamente en manos de operadores celulares y pasaría a manos de las grandes superficies (entiéndase como supermercados) el libre mercado y la competencia salvaje haría que se los celulares se abaratarían. La verdad es que hoy por hoy los equipos celulares independiente del plan de voz o datos que  tenga la persona se venderán a precio completo, precio de prepago. Los promotores defienden esta nueva dinámica con la excusa que el usuario será libre de financiar su equipo, en otras palabras se dinamizó el negocio. No sólo tendremos que pagar nuestra factura con la operadora celular, ahora también con la entidad bancaria de su preferencia a intereses que el bolsillo colombiano promedio no aguantará. A 30 de junio de 2014 en Tigo Colombia en su portal web ofrecían un Samsung Galaxy S4 Mini en 320.000 COP a un plan a 24 meses de 69.900 mensuales; a 5 de julio de 2014 el mismo celular se está vendiendo en 850.000 COP con un plan de 69.900, sin cláusula de permanencia.  Soy usuario Ola/Tigo desde 2006 la empresa es excelente, servicio admirable, tengo un plan postpago que se me vence en 2015 y ahora por efectos de la nueva ley tengo que pagar una diferencia de 530.000 COP  más si deseo cambiar de celular. Pensaría usted en primera instancia que seguro en Estados Unidos deben ser más baratos los celulares, y miré en la página de AT&T una empresa de telefonía móvil que opera en USA, y el S4 Mini está a USD 369.99 que al cambio de 1.848 COP estaría en 683.741 COP sin contrato anual; una diferencia de 166.000 COP que en entendible asumiendo gastos de impuestos, aduanas, etc. Dudaría que en Colombia ofrezcan equipos celulares más baratos o a igual precio que en USA. La CRC en vez de aunar esfuerzos para que la calidad del servicio fuera mejor en relación a las cláusulas de permanencia, que el control de los servicios ofrecidos y las condiciones para el usuario fueran más atractivas, decidió según mi opinión irse por el camino más fácil y desbaratar, quitar todo el sistema, que bien o mal le permitía al colombiano de clase media actualizar su equipo celular gamma media/alta. Por otro lado, si antes el robo de celulares era un problema gigante en las calles de las ciudades colombianas ahora lo más probable es que se aumente exponencialmente con el costo aún mayor de los equipos celulares. Estos senadores no hacen nada con su tiempo y cuando se ponen de creativos llegan a empeorar las cosas de manera insospechable. Mientras en otros países aún mantienen la libertad que el usuario decida por cuenta propia, legal, libre y soberana, acordar y firmar un contrato con una empresa de telefonía celular a un tiempo determinado, y ésta le ofrece equipos más económicos como enganche/compensación; acá nos devolveremos a las tarjetas de minutos prepago de 5.000 y a estar sorprendidos por celulares de linternita porque los Smartphone quedaron por las nubes. @_SoySebastian

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO