Una liga con sabor a bandeja paisa

24 de abril del 2017

Desde hace mucho tiempo en el fútbol profesional colombiano, se ha podido hablar de la palabra hegemonía. Algo un poco extraño porque dicen que estamos en el segundo lugar como el mejor campeonato del mundo según la Federación Internacional de Historia y Estadística. El fútbol colombiano, lleno de tradición, espectáculo que brindan los jugadores en […]

Una liga con sabor a bandeja paisa

Desde hace mucho tiempo en el fútbol profesional colombiano, se ha podido hablar de la palabra hegemonía. Algo un poco extraño porque dicen que estamos en el segundo lugar como el mejor campeonato del mundo según la Federación Internacional de Historia y Estadística.

El fútbol colombiano, lleno de tradición, espectáculo que brindan los jugadores en las canchas del país, historia criolla que se ha construido a base de sacrificio, esfuerzo y muchas ganas.En las siguientes palabras se podría resumir lo que  ha sido la conformación y transformación del fútbol nacional en todo su esplendor.

Y para nadie es un secreto que los equipos principales de las capitales más importantes del país, como Bogotá, Cali, Medellín, Barranquilla, han sido los principales dominadores de lo que ha sido el balompié en toda su historia, y es por la sencilla razón que mostraré en el resumen de palmares, que cualquier hincha del fútbol conoce:

Atlético Nacional: 15 estrellas

Millonarios: 14 estrellas

América 13 estrellas

Cali: 9 estrellas

Santa Fe: 9 estrellas

Junior: 7 estrellas

Medellín: 6 estrellas

Esto quiere decir que, los equipos de fútbol más grandes del país están en los principales puntos de concentración de personas en todos los departamentos. No obstante, en la última década, pero más para acá desde el 2005, los conjuntos antioqueños (más por Atlético Nacional que por Independiente Medellín, aunque los poderosos de la montaña han ganado varios títulos) son los dominadores por completos del fútbol profesional colombiano hoy por hoy. Pero eso no es por obra de arte, ni por algún arreglo que una vez más la corrupción dio a los paisas, realmente, los procesos que han tenido en la parte administrativa como Gabriel Silva Meluk y Juan Carlos de la Cuesta junto a Víctor Marulanda, han sido los gestores de la grandeza de los paisas.

Por un lado, el Deportivo Independiente Medellín entendió la dinámica del negocio del fútbol: renovación junto a reinvención son las claves que te llevarán al éxito. Y no es mentira la fórmula planteada: el poderoso de la montaña ha hecho de las suyas pensando en la transformación, dejando de lado el pasado y convirtiéndose en un equipo ejemplo que es de admirar debido a sus capacidades como empresa. Pero para el éxito rotundo, los rojos de la montaña deben pensar en la inversión de jugadores de exportación que tengan el rótulo de calidad y conocimiento sobre su posición en el campo de juego (no estoy diciendo que Valentín Viola esté carente de ello o que un experimentado como Christian Marrugo quizá ha bajado por su edad porque es de gran recorrido), pero si faltan jugadores de peso como los tiene Nacional en cierta medida.

Mientras que Atlético Nacional, es el claro ejemplo de éxito en el fútbol desde todos los sentidos. Con una gestión fundamental, el equipo verdolaga no ha necesitado ayuda económica desde el año 2011 del grupo Ardila Lule y su éxito deportivo ha hablado por sí solo. Los 5 títulos en torneo local que han tenido en los últimos cinco años, la última Copa Libertadores de América que ganó en el 2016 y las dos finales de Copa Sudamericana. Un club que ha logrado resaltarse haciendo la diferencia mediante inteligencia, paciencia y actitud. Y al día, parece que desean tener con mucho entusiasmo la anhelada estrella 16 y han traído a jugadores de peso como Dayro Moreno, Edwin Valencia y Aldo Leao Ramírez.

Pero si miramos lo que está pasando en la actual liga, todo se ha visto como el resultado de un trabajo que no ocurrió de la noche a la maña. Ambos equipos siendo líderes respectivamente y una capacidad de reinvención que es acompañada junto a la ambición y la transformación, son las cualidades principales que hacen a los conjuntos de Antioquía hasta el día de hoy como uno de los conjuntos más grandes de Colombia, es por lo que dije que parece una hegemonía lo que está ocurriendo con el fútbol colombiano, porque los equipos antioqueños entendieron la dinámica del negocio y a punta de amor propio y sapiencia han convertido la liga colombiana y le han dado un sabor a bandeja paisa.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO