GaNÓ el NO, aplazando el gustico de la Paz

GaNÓ el NO, aplazando el gustico de la Paz

4 de Octubre del 2016

Hicieron mella diversas situaciones: Desde la falta de pedagogía sobre las 297 páginas y la mala percepción del plebisantos, pasando por la desinformación, la mentira y el miedo, llegando al abstencionismo colombiano. Entre los argumentos contra el malogrado Plebiscito retornaron lo gritados frente a las Cartillas del MEN que, de acuerdo al exprocurador Ordoñez Maldonado, querían meter de contrabando y cobraron como trofeo el cargo de la Ministra Parody.

Los argumentos morales, como los denominó el candidato presidencial en ciernes, lo acercaron a herejes cristianos y sectas evangélicas o a quienes se proclaman ortodoxos custodios de la doctrina católica: Vivian, Galat, Lucio, Partido Libres, Dr. Arango y al vernáculo Marco Fidel quien profetizó desde el Concejo “el advenimiento de la peligrosa dictadura homosexual” y del régimen “ateo-marxista y homosexual”. Por eso el apocalíptico pastor Arrázola gritó al final del 2 de octubre: “Ganamooooossss, de Dios nadie se burla (…) Aleluyaaaa”, y su nuevo contertulio, Ordoñez Maldonado, calificó el resultado de “auténtico milagro”.

Ya lo había señalado como Procurador cuando armó la gorda, no me refiero a la procuradora Castañeda Curvelo, contra la Ex Ministra Parody, aprovechando el alboroto de la diputada cristiana Ángela Hernández: “instrumentalizar el cumplimento de unos deberes y disolver la familia, corromper la niñez y quitarles la pureza”. Terrorismo ideológico que recordó, en ese momento de las marchas que inspiraron el proyecto constitucional de la senadora Morales, la frase de los Simpson, “alguien por favor quiere pensar en los niños”.

Argumentos que venía repitiendo desde su cargo, como padre, abuelo y servidor público. Los cuales, al lado de la pitatón, pegatón y firmatón, expuso en la campaña que montó desde la Procuraduría: “Eso es lo que vengo haciendo desde hace seis meses”, expresó a periodistas antes de viajar a Nueva York al destape nocturno cuando le indagaron si se dedicará a hacer campaña por el No.

Por eso no sorprendió su estriptís en la “Boom New York Night Club”. Lo que dijo, sus múltiples obsesiones, NO, NO y NO (aunque con disíMulo: “Yo sigo siendo el Procurador de Colombia y desde mi cargo no puedo promover ni el Si ni el No”). El ambiente, una discoteca en la cual se presentan espectáculos nudistas. Sonriendo, con sus tirantes al aire, en su acto público, dictó la conferencia, “La paz NO lo justifica todo”.

El acuerdo Santos-Timochenko se está utilizando como instrumento para imponer la ideología de género como norma constitucional y de esa manera dar un golpe mortal a la familia colombiana”, señaló a la Revista Semana como síntesis de su posición. Por eso, continuando con su campaña anticonceptiva contra el Si, en un foro organizado por la Fundación Marido y Mujer, con pastores cristianos, expresó su preocupación por que la sigla LGBTI apareciera más de 144 veces en el Acuerdo, ¡Ideología de Género!, vade retro a ese Sapo. “No podemos ser ciegos en esto”, exclamó. Y, jadeando, señaló:

Nos toca multiplicarnos en las redes, nos quedan pocas horas, multiplicarnos de las diversas formas que nos correspondan (…) multiplicarnos de verdad, es nuestra obligación sino Dios nos pedirá cuentas por ello.

De esa forma, siguiendo el mandamiento bíblico y la línea vaticana frente al matrimonio, con el gustico bendecido, terminando en amenaza divina para la paila, urgió a “multiplicarse” como aritmética electoral. Lo lograron, contra pronóstico de encuestadora colombiana, movilizando a católicos y evangélicos, en una cruzada moral que colocó contra las cuerdas un imperfecto pacto político para terminar el conflicto armado con las FARC y superar el acto más inmoral de todos: la guerra, negociados e impuestos (como el de la Guerra para la Seguridad Democrática), y así, darnos la posibilidad de no aplazar el gustico de la Paz, por Saecula Saeculorum.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.