Gossaín y el chanchullo de CerroMatoso

23 de mayo del 2013

no se refleja en beneficios para Comunidades Presentes, Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible

Cerromatoso, el centro del níquel en Colombia, se ha convertido en una de las mayores polémicas del presente milenio, porque si bien, su producción avanza, no se refleja en los beneficios para las Comunidades Presentes, el Medio Ambiente y el Desarrollo Sostenible. Se le ha responsabilizado de las enfermedades y mortandad en las poblaciones indígenas que residen a su alrededor, de ser parte del saqueo por parte de grupos politiqueros en el Departamento de Córdoba, de apoyar el todo vale por parte de la Locomotora Minera, sin asumir las consecuencias que dicho fenómeno ha generado. ¿Qué está pasando aquí? Parece ser lo mismo que con Campo Rubiales, Cerrejón, Caño Limón, Cusiana, etc.; mucho recurso energético extrayéndose pero se desaparece por arte de magia, así que las regalías se van como espumas en la corriente de los ríos.

Por todo lo anterior, vale la pena mencionar el esfuerzo que ha venido realizando el Veterano Periodista Juán Gossaín por indagar sobre causas y efectos de lo positivo (si lo hay) y lo negativo que emana el trabajo en la mina de Montelíbano, sobre todo en lo relacionado en lidiar las “razones” para defender su proyecto. Para empezar, se pueden extraer ciertos párrafos de la carta que Ricardo Escobar le envió al Comunicador Social en días Pasados: “A lo largo de la historia, CMSA ha operado con los más altos estándares a nivel mundial en manejo ambiental, salud ocupacional y seguridad industrial.”….”Un claro ejemplo del compromiso de Cerromatoso con las comunidades vecinas, y su convencimiento de no afectación durante sus 30 años de operación, es que acordamos dentro de la renegociación del contrato 051, la realización de un nuevo estudio para hacer un diagnóstico de salud y ambiente entre las comunidades vecinas de operación.” Como decían los antepasados, suena muy bonito en el papel, pero ponerlo en práctica parece espantar a muchos; para la muestra la contaminación presente en cuerpos acuosos debido a las partículas de níquel, así como la presencia de enfermedades respiratorias generadas porque las mismas se encuentran en el aire.

Cerromatoso

Continuando con la carta, se puede leer las siguientes observaciones que se hicieron por parte de CMSA: “El Níquel es el quinto elemento más común del planeta. Así mismo, el hombre genera emisiones de níquel a la atmósfera al quemar basuras, al utilizar combustibles o al fumar.” Se descubrió el agua tibia, pero no se propone soluciones, lo cual deja en cuerda floja la idoneidad de BHP Billiton, dueña de la Concesión de Cerromatoso por una buena cantidad de tiempo, gracias a las “genialidades” de Federico Renjifo, Ministro de Minas. “Ninguna de las enfermedades referenciadas en su artículo, puede asociarse con la producción industrial del tipo de ferroníquel que produce Cerromatoso.” Entonces que ha producido a lo largo de estos años y que seguirá produciendo, ¿aleluyas? Algo complicado. “Es decir, Cerromatoso cuenta con una Licencia Ambiental vigente, actualizada en el cumplimiento de la normatividad ambiental aplicable y reconocida por la autoridad competente.” Es iluso pensar que las autoridades ambientales cumplen sus funciones a cabalidad, tan solo bailan al son que le toquen.

¿Pero qué dice Gossaín? Lo primero que toca aclarar es que en el trabajo periodístico también tuvo que ver el Líder Regional Israel Aguilar. Se puede leer lo siguiente en la labor realizada: “Un polvo rojo cae sobre la comida y la gente. También cubre el plumaje de las gallinas y las espigas del arroz. Los árboles del entorno están en carne viva porque no les volvió a nacer la corteza. Los canarios tampoco regresaron”…. “Entonces llegó la compañía minera seguida de su aluvión humano: advenedizos, aventureros, cazadores de fortuna. Ahora, treinta años después, Montelíbano tiene 87.000 habitantes”…. “Lo malo es que con el níquel también llegaron las plagas bíblicas: rasquiñas, dermatitis, ojos irritados, abortos, el cáncer, asma, artritis, la invalidez física, los infartos del corazón, niños que nacen con los dedos torcidos. La peste no distingue entre raizales y forasteros”…. La posición de la Contraloría es todavía más categórica en lo que se refiere a la prolongación del contrato a partir de octubre: “Hay cláusulas que pueden entenderse como una claudicación del Estado a favor de un particular. Las implicaciones ambientales también fueron claudicadas”. Mejor dicho, las preocupaciones sobre los efectos por los trabajos que la multinacional también ha tocado los entres de control en el país; así quienes deberían estar en mayor lucha como Minamiente, ANLA y la Corporación Ambiental correspondiente, estén en brazos de Morfeo; mientras que las directivas de la empresa (en cabeza de Ricardo Escobar) se hacen los locos.

Reflexión final: en una columna llamada Cerromañoso (23/08/12) se afirmaba que la t del nombre de la mina se cambiaba por la ñ, por todas las triquiñuelas desagradables que han ocurrido durante los últimos años de trabajo de dicha concesión (palabras más, palabras menos), sin que se haya producido un beneficio notable para Montelíbano (Córdoba) y alrededores. Lamentablemente, se está cumpliendo.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO