Guardiola, vivito y coleando

12 de abril del 2019

Opinión de Dayron Quiroz

Reuters

Reuters

La opinión pública ha enaltecido el resultado del partido de ida de los cuartos de final de la UEFA Champions League, entre el Tottenham Hotspur y el Manchester City, como si los 90 minutos que quedan de partido no pudieran hacer una diferencia. El 1-0 en el nuevo estadio de los Spurs, que te llena los ojos de espectáculo con solo ver las graderías, mostró un equipo de Guardiola que tuvo opciones de gol, generó peligro y, como es costumbre en los equipos del español, mantuvo la posesión del balón. Sin embargo, el trabajo de Winks y Sissoko en el mediocampo impidieron la recepción cómoda de Sergio Agüero y los tiros a media distancia desde una posición peligrosa, obligando al City a jugar por fuera con un Sterling, que a pesar de haber sido el mejor de los de Pep se veía incomodo jugando por izquierda, y un Mahrez que le vio el número 3 a Danny Rose todo el partido.

Para el partido de vuelta la balanza está inclinada para los locales desde antes que empiece el encuentro. En principio los dirigidos por Mauricio Pochettino no contarán con Harry Kane, una pieza clave no solo por ser el máximo goleador del equipo, con 24 goles en todas las competiciones esta temporada, 5 de ellos en Liga de Campeones, sino también porque cuando el inglés está en cancha se vuelve el objetivo de los defensores, dándole más libertad de juego a Son, Eriksen y Dele. El goleador del año 2017 también es el jugador encargado de hacer que el conjunto londinense gane los llamados “segundos balones”, un recurso al que el Tottenham tuvo que echar mucha mano debido a los largos pelotazos que su defensa se vio obligada a lanzar por la alta presión de los citizens.

Para la vuelta en el Etihad Stadium, Guardiola les deberá reponer los minutos que estuvieron en el banco a Leroy Sane y Kevin De Bruyne, en especial al alemán que es el jugador con mayor cantidad de asistencias en este torneo (5) y representa atrevimiento y desequilibrio por la banda izquierda. Cualidades similares a las que ofrece Raheem Sterling por el extremo contrario, que los convierten en un equipo menos predecible por la posibilidad de hacer daño por ambos costados. El City también conserva la esperanza de recuperar a Bernardo Silva que disfrutó de un dulce marzo, siendo el mejor jugador de los dirigidos por Pep con 3 goles y 3 asistencias en los 5 partidos que disputó. Los Citizens están vivos y muy lejos de ahogarse con un resultado corto, remontable e injusto con lo que ofreció el Manchester City en el partido.O

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO