¿Hambre? Gourmet al parque

20 de marzo del 2011

Ni la energía de las rondas alegres de juego de los capoeiristas, ni los sonidos de tambor de la comparsa de teatreros, ni los pasos de los bailarines de bambuco y ni siquiera el olor emanado por las 104 carpa-cocinas de comidas del mundo lograron despejar el cielo bogotano. Tampoco el cuento de amor recitado por Juan sin miedo en una de las tarimas culturales sobre un hipopótamo rosado que se quería convertirse en abeja sirvió de plegaría. Aún en medio de una lluvia atroz típica del cielo roto de esta ciudad, familias enteras con sus perros asistieron este domingo al 137 Festival Gourmet, un nuevo festival gastronómico que se está realizando este puente en el Parque Nueva Autopista —el mismo que queda en Alcalá entre calles 135ª y 137, y carreras 19 y 23—.

Además de estar bien organizado y de tener una buena causa —pues con este festival la Fundación Corazón Verde, que lidera programas sociales, de educación y vivienda para huérfanos, viudas y familiares de policías desaparecidos, busca aumentar el recaudo de fondos—, la oferta de comidas y postres es muy grande, tanto así que da pesar no tener un estomago suficientemente grande para comer eternamente, una y otra vez.

Entre mamona llanera, bife argentino, paella, kebabs, raclette suiza, salchichas alemanas, sushi, cazuela de mariscos peruana, comida del pacífico colombiano, lechona —que jamás puede faltar—, y más platos deliciosos de 120 restaurantes típicos e internacionales, a uno solo le queda respirar profundamente, caminar con calma entre las carpas blancas, la gente, las estatuas humanas, los mimos, los payasos, los bufones y la lluvia, antojarse mucho, dejar que la boca se haga agua y escoger rápido sin arrepentirse ni dudar dos veces.

Tal vez por el clima el parque no estaba tan lleno, pero aún así la taquilla no dejó de moverse —porque primero toca comprar vales, para así ir después a la carpa escogida—, y hubo filas para reclamar los platos, que no se demoraron mucho realmente. Es es una buena opción para almorzar y cenar sin tener que salir a buscar trancones en pueblos aledaños. Está disponible todo un parque para ubicarse, ya sea en una de las cientos de mesas o en el piso, en espacios adecuados con carpas, calentadores, canastas y plásticos que simulan un picnic. Solo queda un día, por si se antoja de parque, gourmet, música e historias.

Día y hora: lunes 21 de marzo de 12 a 8 PM.

Lugar: Parque Contador o Nueva Autopista. Si van en Transmilenio se baja en la estación de Alcalá.

Promedio: Entre $15.000 y $30.000 pesos.

Actitud: Buen apetito, estar dispuesto al clima que sea y tener la mente abierta para las actividades culturales.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO