Haz de cada acción ordinaria un momento extraordinario, y por siempre agregarás valor a tu vida

Haz de cada acción ordinaria un momento extraordinario, y por siempre agregarás valor a tu vida

12 de marzo del 2019

El secreto para vivir más es darle más a la vida. Existe una canción muy popular que asegura que el amor se acaba con el hábito y la costumbre, con lo cual estamos de acuerdo, a menos que encontremos la fórmula de la renovación, para que cada día podamos nuevamente llenarnos de pasión. Esto se logra cuando hacemos de las acciones cotidianas y repetitivas una experiencia extraordinaria. Acciones comunes con valor agregado nos dan como resultado acontecimientos extraordinarios.

Para ser triunfadores y destacar en todo lo que hagamos, debemos crear el hábito de dar valor adicional a cada acción que realicemos; es el camino al ascenso en el trabajo, es la fórmula para conquistar a la pareja, tener amigos de por vida, para enamorar la familia. La persona que evitamos por sus constantes abusos con la amistad, el empleado que tenemos que despedir porque no se esfuerza en hacer las cosas bien, en lugar de agregarle valor, degradan todo lo que hacen; en vez de enriquecer sus actos, los empobrecen sistemáticamente; es lo opuesto a agregar valor.

Si deseas generar riqueza, aprende la lección que nos dan las empresas que se distinguen por su excelencia: hacen sentir al cliente que el producto que han adquirido es barato, en relación con la gran satisfacción que produce. Por ejemplo, el parque de diversiones Disney es el más costoso del planeta; el estadounidense promedio requiere ahorrar dos años para visitarlo, y lo más curioso es que lo hará varias veces en su vida. El secreto es que la empresa lo hace sentir ganador y confirma el axioma según el cual la calidad perdura y el precio se olvida. En esencia, los productos que más sirven, los que tienen la virtud de ser productivos, son los que más se venden y son generadores de riquezas; por tanto servir y servir bien, es la fórmula para generar permanentemente beneficios.

En el campo humano, los seres que son fáciles de recordar e imposibles de olvidar son aquellos que han servido auténticamente en su tiempo; es más, vencen al tiempo mismo. Quedan para siempre en la memoria de los demás; jamás mueren, dejan su aroma y su esencia, porque sirvieron tanto a su familia como a su empresa; este es el caso de los héroes, que se atrevieron a servir a su nación; servir es una de las manifestaciones más bellas del amor, esa forma de servir con pasión al otro y de conquistar a los seres que amamos. El líder con mayor trascendencia histórica, Jesucristo, dijo: “Vine a servir”.

Sirve tú a los demás, agrega algo adicional a todo lo que hagas, y siempre serás un triunfador.

Mario Valdivieso C.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.